Gracias a Dios existe un Carlos Tévez

Ese es el jugador que uno siempre quiere en su equipo: el que tiene las pelotas no solo para ir a pelear cada balón con el alma, sino especialmente el que las tiene bien puestas para poner la cara y decir la verdad. Un crac como pocos.

Colombia Mundial en Contravía rumbo a la Copa América CentenarioA muchos futbolistas les va mejor si se quedan callados. Cuando abren la boca, como mínimo hacen el ridículo. Un mal que, increíblemente, se repite día a día y que se propaga a la incontenible velocidad de las redes sociales, de la inmediatez que nos brinda la tecnología, provocando que aquel que abrió la boca en mal momento, o no pensó bien lo que iba a decir, sea el hazmerreír del día, en el payasito de turno de los memes. Y, por supuesto, nos permite descubrir de qué material está hecho cada uno, especialmente aquellos que son ídolos, referentes ante los hinchas. Sigue leyendo Gracias a Dios existe un Carlos Tévez