La mentira de España, y olé

Que haya clubes fuertes no implica que haya una Selección fuerte, o viceversa. En el fútbol la premisa causa-efecto está en permanente fuera de lugar, no tiene validez. Lecciones de un ocaso.

El fútbol como debe ser en Colombia Mundial En ConttravíaEn poco más de un mes, del 21 de mayo al 27 de junio, ‘el mejor fútbol del mundo’ subió al cielo y luego cayó al infierno. O como se dice por estas tierras, subió como palma y cayó como coco. Aquellas falacias que los medios ibéricos regaron como pólvora gracias entre otros aspectos a las cajitas de resonancia que poseen por estos lados del Atlántico, quedaron al descubierto y se certificó el final de una era que le brindó al fútbol español las más grandes alegrías de la historia. Lo cierto, en todo caso, es que hoy en día la Furia Roja está mansita otra vez, y olé. Sigue leyendo La mentira de España, y olé