Semifinales de Champions: castigo al miedo

Real Madrid y Bayern Munich traicionaron su historia y renegaron de su potencial y quedaron comprometidos camino de la final en Berlín. Barcelona prácticamente selló la serie; Juventus necesitará confirmarse.

ColombiaMundial(3)Así como el reglamento castiga la acción de pegar, o la intención de pegar, el juego a veces premia el jugar, o la intención de jugar. Esa es la lección que queda al cabo de los partidos de ida de las semifinales de la Liga de Campeones de Europa, que dejaron bien parados a Barcelona, vencedor del Bayern Munich por un contundente 3-0, y Juventus, verdugo del campeón defensor Real Madrid por 2-1. Los que llegaron a casa ajena a especular, los que salieron a buscar el error del contrario para pescar en río revuelto, los que fueron presas de sus miedos cargaron con la derrota.

Nada está resuelto, y menos cuando los involucrados son clubes de esta categoría, capacitados para revertir cualquier marcador y obligados por la historia a ofrecer la mejor de sus versiones. Pero no será tarea fácil para Real Madrid y Bayern Munich, más allá de lo que indiquen las matemáticas o la ley de probabilidades, que por supuesto no juegan. A los españoles les basta con un triunfo por la mínima diferencia para instalarse en la final del próximo 6 de junio en Berlín (Alemania), pero tendrán que cuidarse del poderío ofensivo de los transalpinos. Los germanos, mientras, deberán hacer de tripas corazón para suplir las notables ausencias y, especialmente, para controlar al formidable tridente ofensivo de los catalanes, una pesadilla en virtud de su actual estado de forma.


A todo pulmón gritó Carlos Tévez su gol, el segundo, el que le dio la victoria a Juventus sobre un desteñido Real Madrid en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones. Los italianos tomaron una ventaja importante.
A todo pulmón gritó Carlos Tévez su gol, el segundo, el que le dio la victoria a Juventus sobre un desteñido Real Madrid en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones. Los italianos tomaron una ventaja importante.

Juventus – Real Madrid
Los peores presagios se hicieron realidad para los campeones defensores: Real Madrid fue el mismo elenco calculador, especulativo y timorato que se ve en la Liga española cada vez que enfrenta a un grande, a uno de los de la parte alta de la tabla. Su bien ganada fama de sarampión (solo les pega a los chicos) quedó rubricada en el Juventus Stadium, y dejó una pálida imagen. Tanto, que hasta los medios madrileños, vergonzosamente arrodillados a su favor, fueron incapaces de negar lo que todo el planeta fútbol observó y lo criticaron con dureza. La verdad es que no solo la victoria de Juventus fue justa y merecida, sino que el marcador fue demasiado generoso con el visitante.

“Los galácticos, por una noche, fueron los de blanco y negro”, dijo Corriere dello Sport, mientras que La Gazzetta se ilusionó con que “la final no es un sueño”. Y enfiló baterías contra los españoles, especialmente el técnico Carlo Ancelotti y Sergio Ramos: “Perdió muchos balones, incluido el del primer gol. Pesaron las ausencias de Luka Modric y Karim Benzema, sobre todo si las alternativas eran un impresentable Ramos de mediocentro y Bale fuera de sitio”. El sevillano lució como un colador en la mitad del campo, no como un filtro, mientras que el galés fue un completo fantasma que deambuló, errático y desconcertado, a lo largo del juego por todo el campo.

El DT Carlo Ancelotti transmitió sus temores con una alineación que estuvo lejos de controlar el potencial ofensivo de Juventus. Después, el rendimiento de los jugadores tampoco ayudó.
El DT Carlo Ancelotti transmitió sus temores con una alineación que estuvo lejos de controlar el potencial ofensivo de Juventus. Después, el rendimiento de los jugadores tampoco ayudó.

“No sabemos cuál será la factura de la cena al final, pero esta Juventus tiene en la cartera más que los 10 euros que decía Antonio Conte. Todavía no hay una final en Berlín. Los blancos nunca dieron la impresión de ser de una categoría superior. Jugaron a la par y en algún tramo la Juventus pareció superior, haciendo daño a un Madrid muy poco galáctico. Calidad le sobra a un solo partido, pero no es insuperable”, recalcó la Gazzetta dello Sport, dándole alas a un sueño que, 90 minutos antes, para muchos era imposible. Y Corriere complementó: “Una Juventus de locura, al límite de la perfección. Pero el 2-1 todavía no parece suficiente viendo la dedicación y las ganas de ganar del equipo de Allegri. En el Bernabéu no hay que perder el toque; tarea difícil, porque esta noche la Juventus enfadó al Madrid, que hizo una actuación tan negra como su camiseta.

En Francia, L’Equipe hizo eco: “El principio del partido fue la ventaja de los italianos, que dominaron gracias a la agresividad, manteniendo una enorme presión. Con esa estrategia abrieron la lata, lógicamente, en el minuto 8. Canterano del Madrid, Morata siguió un disparo de Carlos Tévez repelido por Iker Casillas. Ambos jugadores pusieron en problemas a la defensa del Madrid con sus entradas en profundidad y su protección de balón. Ancelotti reemplazó a Modric con Ramos, no fue muy provechoso. Perdió muchos balones, incluido el del gol inicial; el entrenador tendrá que encontrar otra salida. Los delanteros, se sabía, tenían la clave del juego, pero el visitante no encontró la fórmula adecuada para neutralizarlos. Por el contrario, les otorgó claras ventajas que bien hubieran podido decidir la serie.

Como es habitual contra los grandes, Cristiano Ronaldo se escondió la mayor parte del partido y solo apareció, como palomero, para marcar el empate parcial. Es un estorbo para sus compañeros.
Como es habitual contra los grandes, Cristiano Ronaldo se escondió la mayor parte del partido y solo apareció, como palomero, para marcar el empate parcial. Es un estorbo para sus compañeros.

Tradicionalmente en orillas opuestas, esta vez ingleses y argentinos coincidieron. De ese lado del Atlántico, The Guardian afirmó “Tévez, de penalti, da a la Juventus una estrecha ventaja. Cuando la Juventus necesitaba a un delantero de sangre fría, Tévez contestó a la llamada. El árbitro inglés, Martin Atkinson, acertó en su decisión”. Desde estas latitudes, Olé señaló: “Tévez corazón. Por algo es el corazón del campeón de Italia, por algo era la bandera de la prensa y los tifosi turineses. Un derechazo del Apache fue rechazado por Casillas y Morata facturó ese tomá y hacelo. Cuando el Madrid estaba en su mejor versión, Carlitos agarró la pelota, corrió 50 metros hasta que Carvajal le hizo un penalti”. Estaba claro que el elenco italiano representaba el mismo esquema incómodo de presión y marca del Atlético de Madrid, pero enriquecido por una delantera eficaz.

Andrea Pirlo marcó un punto alto en Juventus, mientras Sergio Ramos fracasó como volante central y fue objeto de burlas y duras críticas. El campeón defensor quedó en deuda futbolística.
Andrea Pirlo marcó un punto alto en Juventus, mientras Sergio Ramos fracasó como volante central y fue objeto de burlas y duras críticas. El campeón defensor quedó en deuda futbolística.

Solo el alemán Toni Kroos y el colombiano James Rodríguez consiguieron salvarse del rotundo fracaso español. Mostraron personalidad y se salieron del molde timorato que se estableció desde que el DT Ancelotti dio la alineación. A pesar del buen nivel del mexicano Javier ‘Chicharito’ Hernández, el duelo de los cuartos de final, el italiano prefirió un esquema que dejó traslucir sus temores y que, por supuesto, condicionó el desarrollo del juego. Ahora, si bien Real Madrid tiene la ventaja de cerrar en casa y la opción de clasificar a la final con apenas un 1-0, el panorama no luce tan tranquilo. La casa blanca dejó ver notorias fisuras, Cristiano Ronaldo volvió a mostrarse como un palomero y un verdadero estorbo para sus compañeros y, lo peor, el conjunto no ofreció reacción alguna. Para colmo, la posibilidad de terminar la temporada en blanco, configurando un grueso fracaso, está más latente que nunca: fue eliminado de la Copa del Rey, la Liga prácticamente la perdió y en Champions League está más que comprometido.


La cara de Pep Guardiola lo dice todo: desconsuelo total tras la caída 0-3 de Bayern Munich contra Barcelona. Como se temía, Lio Messi fue la pesadilla de los alemanes.
La cara de Pep Guardiola lo dice todo: desconsuelo total tras la caída 0-3 de Bayern Munich contra Barcelona. Como se temía, Lio Messi fue la pesadilla de los alemanes.

Barcelona – Bayern Munich
Los peores temores de Pep Guardiola se hicieron realidad: “Disfruté mucho a Lio Messi; espero no su sufrirlo demasiado”, dijo el DT del campeón alemán en la antesala del encuentro. Y, la verdad, lo sufrió. El mejor jugador del mundo, más allá de lo que digan la FIFA y los medios fletados por el Real Madrid, dio un nuevo e incuestionable recital. Durante 75 minutos, el argentino pasó inadvertido, pero apenas apareció hizo trizas la maltrecha zaga germana. Una combinación con Dani Alves, que todos los rivales conocen, pero ninguno puede controlar, y una cabalgata solitaria con definición fantástica dieron al traste con las ilusiones del campeón alemán.

“Estamos acostumbrados a que haga de todo. Vosotros lo veis solo los fines de semana; nosotros, todos los días. Es un jugador de otra dimensión. Fijaos cómo ha corrido Messi en defensa. Si no hubiéramos sido un equipo, no hubiera habido nada que hacer. Hemos sido muy efectivos pero creo que hemos generado más ocasiones de gol que el rival”, afirmó un exultante Luis Enrique, DT de Barcelona. “No esperábamos otro partido diferente. Nos hemos intentado molestar cuando teníamos el balón. Hemos generado más ocasiones de gol y en 15 minutos apasionantes nos hemos llevado este partido, pero no la eliminatoria. El partido de Múnich será muy difícil seguro”, complementó. Sobre el cuarto de hora decisivo dijo: “Cuando hay un partido de esta magnitud y rivales de este nivel, los pequeños detalles hacen que se decante la balanza. Hemos estado 15 minutos muy bien al final, cuando ellos tomaban más riesgos. Y hemos estado acertados en los minutos finales”.

El arquero Manuel Neuer iba para ser la figura, pero en apenas un cuarto de hora se convirtió en el gran sacrificado. No tuvo una respuesta adecuada frente a Messi y Neymar, sus verdugos.
El arquero Manuel Neuer iba para ser la figura, pero en apenas un cuarto de hora se convirtió en el gran sacrificado. No tuvo una respuesta adecuada frente a Messi y Neymar, sus verdugos.

Menos elocuencia, y mucha tristeza, había en el camerino rival. “Lo hemos hecho bien hasta llegar aquí. El vestuario está triste. No quisimos quedarnos atrás, buscamos las posesiones largas y controlamos el partido. En la primera parte apenas nos crearon ocasiones. Si acaso, una de Luis Suárez. Lo llevábamos bien, pero el talento marcó la diferencia”, explicó Guardiola. El 3-0 es duro, no sé si refleja lo que pasó. No nos metimos atrás porque si lo haces acabas perdiendo porque ellos son tan buenos que acaban encontrándote los espacios. Había que alejarles del área. A mí me enseñaron que se defiende teniendo el balón”. El catalán, en todo caso, no tira la toalla: “Queríamos controlar la pelota, hacer nuestro juego porque contra el Barça se puede defender atrás o jugar para controlar. En la primera parte funcionó bien. El Barça no tuvo mucho el balón, pero nos desanimamos con el 1-0. Con 2-0 tienes una opción…, y con el 3-0 es más difícil. La semana que viene jugaremos en Múnich”.

Incontrolable: así estuvo el astro argentinio Lionel Messi en la recta final del juego disputado en el Campo Nou de Barcelona. Con su velocidad, picardía y capacidad goleadora hizo trizas las esperanzas de los germanos. Figurón.
Incontrolable: así estuvo el astro argentinio Lionel Messi en la recta final del juego disputado en el Campo Nou de Barcelona. Con su velocidad, picardía y capacidad goleadora hizo trizas las esperanzas de los germanos. Figurón.

La prensa alemana, sin embargo, vio otro partido. Y apuntó el dedo acusador contra Guardiola. El popular Bild ya habló de milagro para la remotada: “Guardiola, derrotado por Barcelona. Las emociones, a un lado”, tituló, al tiempo que destacó el triste regreso del hijo pródigo a su antigua casa. Y añadió que el 3-0 ingresó a la lista de las peores derrotas del Bayern (04/12/2014 Bayern 0-3 B. Dortmund, 04/29/2014 Bayern 0-4 Real Madrid y 30/01/2015 Bayern 1-4 Wolfsburg. Y preguntó: ¿Se recuperará de este fracaso?, a la vez que reconoció que “el partido dejó casi sentenciado el pase a la final, salvo un milagro en la vuelta”.

Para Die Zeit, “Bayern y Guardiola reciben en Barcelona unas clases de repaso con la pelota. Y Messi sí que es mejor que (Mario) Götze”, en clara referencia a lo ocurrido en la final del Mundial-2014. A través de los micrófonos de ZDF, Oliver Kahn, excapitán de los bávaros, golpeó duro: “La forma de enfrentar al Barça en defensa fue extremadamente aventurera. Guardiola no se esperaba que Barça jugara tantos balones largos”, criticó. Y el influyente Der-Spiegel machacó: “El Barcelona humilló al campeón alemán. Los jugadores del Bayern estaban frustrados y enfadados. La superestrella Messi marcó la diferencia”. Para el deportivo Kicker, fue Más que una derrota. Barcelona con un 3-0 dejó al Bayern de Guardiola en un estado de shock. Este 3-0 duele. Durante largo tiempo, Bayern tuvo todas las posibilidades abiertas en Barcelona, después se derrumbó todo. Para Pep Guardiola es más que una derrota. Solo un gran milagro ayudará ahora al Bayern”, sentenció.

Desconsuelo total en las filas del recientemente coronado campeón alemán tras la caída contra Barcelona. Bayern Munich, ahora, sueña con una remontada épica, como la que logró en cuartos de final contra el Porto portugués. ¿Podrá?
Desconsuelo total en las filas del recientemente coronado campeón alemán tras la caída contra Barcelona. Bayern Munich, ahora, sueña con una remontada épica, como la que logró en cuartos de final contra el Porto portugués. ¿Podrá?

El arquero Manuel Neuer fue la gran figura durante una hora y cuarto, convirtiéndose en un muro infranqueable para la artillería catalana. Sin embargo, terminó como el gran sacrificado, impotente en ese frenético último cuarto de hora de juego. Dolido, el meta aseguró que “En la jugada del primer gol les regalamos la pelota cuando hubiéramos tenido una gran oportunidad de contragolpe si la jugamos bien. Los jugadores del Barcelona tenía en la cabeza todavía la jugada anterior y estaban reclamando un penalti”, dijo. Sobre el juego de vuelta, recordó lo ocurrido en la más reciente eliminatoria, en la que Bayern Munich remontó el 1-3 de Oporto en la ida y lo aplastó en su casa con un contundente 6-1. Pero Barcelona, con Messi incluido, no es Oporto, y la diferencia no es poca. Porque además está Neymar, que se apuntó con el puntillazo, y también aparece Luis Suárez, que encarnó peligro constante.

Pep Guardiola se estrelló contra una versión diferente y corregida de su genial creación, menos lírica, más contundente. Messi acabó con las especulaciones, desnudó los temores y las limitaciones defensivas de un Bayern Munich que llegó tocado por las bajas y lo dejó al borde del nocaut. Bien difícil la tiene el campeón alemán en su patio, especialmente porque aquellos jugadores que sustituyeron a los ausentes por lesión no dieron la talla. Está claro que los alemanes casi siempre son capaces, nunca se les puede dar por derrotados, pero la impresión que quedó al final de este primer capítulo es que Messi y compañía resultaron demasiado, inclusive para Pep, inclusive para Bayern Munich…

Por segunda semana consecutiva, la atención de los aficionados al fútbol en el planeta estará concentrada en el certamen de clubes más importante de Europa, con la vuelta de las semifinales.
Por segunda semana consecutiva, la atención de los aficionados al fútbol en el planeta estará concentrada en el certamen de clubes más importante de Europa, con la vuelta de las semifinales.

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *