Rueda el balón rumbo a Rusia-2018

Aunque algunos siguen patinando en la película de Brasil-2014, el planeta fútbol no se detiene y con ocasión de la primera fecha FIFA después de la Copa Mundo se renuevan las emociones. Colombia, a continuar por la senda de las alegrías.

ColombiaMundial(2)A 1378 días de que el 8 de junio de 2018 se dé el primer pitazo y se ponga en marcha la vigesimoprimera Copa Mundo, el balón comenzó a rodar. Apenas hace 50 días estábamos celebrando el tetracampeonato orbital de Alemania y al flamante campeón ya le abollaron la corona. Irónicamente, su verdugo fue, justamente, la víctima de aquella final del Maracaná, el pasado 13 de julio: Argentina. Fue con ocasión de la primera fecha FIFA después de Brasil-2014, el punto de partida de las próximas emociones que nos ofrecerá el planeta fútbol.

Aún están frescos en la memoria los recuerdos de Brasil-2014, no solo del partido que definió el título, y la pelota de las emociones da un nuevo bote y nos brinda escenarios diferentes. Caprichosamente, como tantos hechos que ocurren en el fútbol, el partido más atractivo de esta jornada (que se extiende durante cinco cuatro días, de miércoles a sábado) tuvo como protagonistas a Alemania y Argentina. Los campeones, sin su capitán Philipp Lahm, ni su goleador Miroslav Klose, que cerraron la etapa con el trofeo en sus manos. Los vicecampeones, con la misma nómina, pero con un DT distinto sentado en el banquillo: Gerardo ‘Tata’ Martino sustituyó a Alejandro Sabella.

No era revancha, como mal dijeron muchos medios de comunicación, porque no había título alguno en juego, ni era una final, pero sí era un nuevo capítulo de una de las rivalidades más apasionantes de las últimas décadas en el fútbol mundial, no solo en la Copa Mundo. Y vaya ironías de la vida, y del juego, por supuesto, el gran protagonista del día fue, justamente, el gran ausente de aquella final de Río de Janeiro: Ángel Di María. El jugador que fue desechado por el Real Madrid y recaló en el Manchester United al lado de Radamel Falcao García se tragó la cancha, hizo olvidar a Lionel Messi (no jugó por lesión) y puso a funcionar la mente de los hinchas: anotó un gol y sirvió los otros tres, para una categórica victoria 4-2.

Ángel Di María fue el gran protagonista de la reedición del duelo entre Alemania y Argentina: marcó un gol y sirvió tres en la victoria 4-2 de los dirigidos por Gerardo Martino (FIFA.com).
Ángel Di María fue el gran protagonista de la reedición del duelo entre Alemania y Argentina: marcó un gol y sirvió tres en la victoria 4-2 de los dirigidos por Gerardo Martino (FIFA.com).

¿Cuál habría sido el destino de la final de Brasil-2014 si Di María, que no pudo jugar por una lesión, hubiera estado en el campo? Pregunta necia, sin duda, apta solo para los adivinadores, para los tarotistas del fútbol, aquellos expertos en leer el pasado a través de sus borrosas bolas de cristal. El Mundial ya pasó y, como dice el refrán popular, el pasado, pisado. Así lo entendió Argentina, que en todo caso aprovechó para sacudirse un poco el dolor que supuso haber estado tan cerca de levantar la copa y quedarse con las manos vacías. Y, claro, para enviarles un mensaje alentador a sus hinchas, que saben que el proceso continúa con buen viento y buena mar, a pesar del cambio de timonel, y que la sequía de títulos, que se extiende desde los Juegos Olímpicos de 2008, puede terminar pronto.

Más allá de los resultados, del morbo que algunos les quieran dar a los enfrentamientos amistosos, esta fecha FIFA significa el punto de partida de las nuevas ilusiones. Si bien la línea de meta de Rusia-2018 aún se ve lejana, hay otras competencias, con gran prestigio y tradición, que están al alcance de la mano. Los equipos europeos, por ejemplo, arrancan este domingo 7 de septiembre la ruta de clasificación a la Eurocopa-2016, que se disputará en Francia. España, el campeón de Suráfrica-2010, que se fue de Brasil-2014 por la puerta de atrás después de encajar una goleada en el debut y despedirse en primera ronda, intentará revalidar su corona continental.

Esta vez, el técnico Joachim Loew no tuvo motivos para celebrar y Alemania estrenó su corona orbital con una inesperada derrota frente a Argentina (2-4). A falta de Lio Messi, muy bueno fue Di María... (FIFA.com).
Esta vez, el técnico Joachim Loew no tuvo motivos para celebrar y Alemania estrenó su corona orbital con una inesperada derrota frente a Argentina (2-4). A falta de Lio Messi, muy bueno fue Di María… (FIFA.com).

La Roja, de hecho, es uno de los tantos equipos que, aunque continúa al mando del simpático Vicente del Bosque, intentará una reingeniería que le permita regresar a la senda de los triunfos. Porque justamente después de ganar la Eurocopa-2012, cuya organización compartieron Polonia y Ucrania, se vino a pique: fue goleada por Brasil en la final de la Copa Confederaciones y, como se dijo, pasó penurias en la Copa Mundo. Con buena parte de la base que brindó los éxitos recientes, más el concurso de jóvenes figuras que estaban a la espera de su oportunidad, España buscará regresar a la senda de los triunfos y las celebraciones.

Italia, Inglaterra (los otros ex campeones mundiales que fueron apeados en primera fase), Portugal y Rusia son otros llamados a recuperar la memoria futbolística para no verse relegados de los primeros planos. Con Antonio Conte como DT, la Azzurra, experta en el arte de reinventarse, espera reeditar los éxitos. Antes, eso sí, deberá redescubrir su estilo de juego, porque los tropiezos recientes fueron fruto, más que de la calidad de sus jugadores, de su falta de identidad. Ingleses, portugueses y rusos mantuvieron sus técnicos, pero necesitan cambiar sí o sí su nivel de juego para volver a ser protagonistas. Italia e Inglaterra no soportan un fracaso más, así que el reto para ellos, en este camino que comienza, es grande de cara al Mundial-2018.

Vicente del Bosque, con un equipo renovado, intentará llevar a España de nuevo a la senda de los éxitos. El excampeón orbital salió de Brasil-2014 por la puerta de atrás, en primera fase (FIFA.com).
Vicente del Bosque, con un equipo renovado, intentará llevar a España de nuevo a la senda de los éxitos. El excampeón orbital salió de Brasil-2014 por la puerta de atrás, en primera fase (FIFA.com).

Enorme expectativa, así mismo, encierra el arranque de la segunda etapa de Dunga como técnico de Brasil. El excampeón de Corea del Sur y Japón-2002, que dirigió al pentacampeón orbital en Suráfrica-2010, sustituyó al polémico Luiz Felipe Scolari, que se dio el lujo de conformar la peor Selección Brasil de la historia de los Mundiales. La incógnita radica en saber si la superpotencia del fútbol desaprovechó la oportunidad de regresar a sus raíces (léase jogo bonito) o el simple cambio de voz de mando será suficiente para que los hinchas del país de la samba vuelvan a sonreír. Irónicamente, el rival será Colombia, el último equipo al que derrotó antes de sufrir dos de las más vergonzosas caídas de su historia.

Como se recuerda, brasileños y colombianos se midieron en Fortaleza, por los cuartos de final, en un duelo marcado por el nefasto arbitraje del español Carlos Velasco Carballo. Los dueños de casa se impusieron 2-1, con tantos de Thiago Silva y David Luiz, mientras que el descuento de James Rodríguez, vía penalti, resultó insuficiente y Colombia, sinónimo del espectáculo en el Mundial, se regresó a casa hecha un mar de lágrimas. Luego, Brasil sucumbió 1-7 con Alemania en semifinales, el peor partido de todos los tiempos para la Canarinha, y perdió también por goleada (0-3) contra Holanda en procura del tercer lugar. Dunga parece ser más de lo mismo, de acuerdo con los antecedentes, aunque algunos retoques que le dio a la nómina apuntan a un elenco que juegue menos mal, que sea menos ‘picapiedrero’.

La continuidad del proceso Pékerman, la era más exitosa del fútbol colombiano, es el motivo por el cual los corazones de los aficionados de la Tricolor vuelven a latir acelerados. El primer rival será Brasil (Fedefútbol.com).
La continuidad del proceso Pékerman, la era más exitosa del fútbol colombiano, es el motivo por el cual los corazones de los aficionados de la Tricolor vuelven a latir acelerados. El primer rival será Brasil (Fedefútbol.com).

Para Colombia, mientras, el partido que se cumplirá en Miami, en una fecha que tiene connotaciones especiales para nuestro fútbol (5 de septiembre), ofrece un atractivo muy especial: la continuidad del proceso encabezado por José Néstor Pékerman. Después de cada eliminatoria reciente, para la Tricolor era borrón y cuenta nueva, volver a comenzar de cero, apostarle a armar un verdadero equipo; y nunca se pudo. Ahora, que ni siquiera la torpeza de la dirigencia pudo evitar que el DT argentino siguiera al frente de la consentida de la afición, el palpitar de los corazones vuelve a acelerarse. Este duelo, así mismo, representa el retorno de Falcao García al equipo, después de marginarse del Mundial por culpa de una lesión.

Colombia perderá, ganará y empatará partidos, eso se sabe, porque así es el fútbol, pero esta vez la ilusión tiene un buen sustento: ese fantástico quinto lugar en Brasil-2014 y, sobre todo, una generación signada por la calidad y la convicción. Lo importante es que hay una base conformada (algo que no se dio en los últimos 15 años) y que la Selección tiene el pleno respaldo de la afición (otro aspecto novedoso). La historia no cambiará, los colombianos seguiremos discutiendo si aquella jugada de Mario Yepes fue gol y ya James Rodríguez encontró consuelo a su tristeza; este es otro camino, uno nuevo, que miramos con optimismo, a sabiendas de que las alegrías que se nos negaron en el Mundial bien pueden estar por llegar. Brasil-2014 es pasado, ¡que viva el camino a Rusia-2018!

Rusia, anfitrión del Mundial-2018, empezó su preparación con una goleada 4-0 sobre la débil Azerbaiyán. El elenco de Fabio Capello fue eliminado en primera ronda en Brasil-2014 y necesita cambiar su cara (FIFA.com).
Rusia, anfitrión del Mundial-2018, empezó su preparación con una goleada 4-0 sobre la débil Azerbaiyán. El elenco de Fabio Capello fue eliminado en primera ronda en Brasil-2014 y necesita cambiar su cara (FIFA.com).

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *