Leonel Messi: los sueños se hacen realidad

Hoy, el mundo del fútbol no es el mismo de hace una década. Y no lo es, fundamentalmente, por la irrupción de Leonel Messi, un jugador de otro planeta que, más allá de sus marcas estratosféricas, nos ha devuelto la alegría de ver el fútbol. Y, lo más importante, es feliz y nos hace felices.

ColombiaMundial(2)Quizás no sea el mejor jugador de todos los tiempos, pero no importa. Quizás haya varios récords que se le resistan, pero no importa. Quizás el día que termine su carrera deportiva haya varias asignaturas pendientes, pero no importa. Quizás haya otros más populares en las redes sociales o con mayor eco en los medios de comunicación del resorte de sus clubes, pero no importa. Lo que verdaderamente importa es que Leonel Messi nos brinda una invaluable lección de vida, que todos quisiéramos seguir: forjó un sueño, trabajó por él, lo alcanzó y, esto sí muy importante, es feliz.

Como felices somos todos aquellos que lo hemos disfrutado a lo largo de esta década que completó su carrera deportiva en el FC Barcelona, desde el ya lejano 16 de octubre de 2004 cuando debutó en el estadio de Montjuic de la ciudad condal, contra Espanyol, el rival de patio. Cuando se habla de Messi, es fácil caer en los extremos y más si uno se deja involucrar en esa dañina manía del periodismo moderno de comparar todo, de inventar rivalidades para generar clics o vender periódicos. Porque nos quieren hacer creer que Messi está obsesionado con las marcas, con dejar atrás los récords, con ser mejor que uno u otro, y nada más alejado de la realidad, nada más alejado de lo que, en verdad, es Leonel Messi.

Como las generaciones que vieron a Di Stéfano y Kubala, a Pelé y Eusebio, a Cruyff y a Maradona, hoy somos privilegiados de poder observar en su plenitud a un fuera de serie: Leonel Messi (FIFA.com).
Como las generaciones que vieron a Di Stéfano y Kubala, a Pelé y Eusebio, a Cruyff y a Maradona, hoy somos privilegiados de poder observar en su plenitud a un fuera de serie: Leonel Messi (FIFA.com).

“Estos diez minutos los recordaré toda mi vida”, dijo con la autenticidad y la ingenuidad que lo caracterizan, cuando terminó aquel derbi catalán. “Todavía tengo mucho que aprender. Soy aún muy chico y aunque le di a mi madre el mejor regalo, quiero seguir divirtiéndome. Me gusta marcar goles y dar asistencias. Hago lo mejor para el equipo y, si veo a un compañero mejor colocado para marcar, le doy el balón”, complementó. Unas palabras que uno sabe se pronunciaron hace una década, pero que bien podrían haberse emitido esta semana, o la pasada. Porque, y esa es una de las razones por las cuales Messi es único, para él todo sigue igual. “Quiero seguir divirtiéndome”, esa es la consigna.

No ganar títulos, no coleccionar réplicas del Balón de Oro, no autoproclamarse el mejor del mundo, no hacer pataletas porque no es el futbolista mejor pagado del planeta, no hacer pucheros y esconderse en la derrota y posarles a las cámaras y reclamar réditos a la hora de la victoria. Algo menos pretencioso, sin duda, pero también más difícil de conseguir que todo lo anterior: divertirse y ser feliz. Y, por añadidura, divertirnos y hacernos felices a los que aún vemos el fútbol como un juego, como una pasión, como el escenario para aprovechar los dones que nos regaló la vida, como el camino para lograr que los sueños se hagan realidad.

La melena quedó en el pasado, pero el grito sagrado del gol se renueva con una frecuencia increíble. Messi no se cansa de superar récords, aunque eso no es lo más importante de su carrera, ni su prioridad.
La melena quedó en el pasado, pero el grito sagrado del gol se renueva con una frecuencia increíble. Messi no se cansa de superar récords, aunque eso no es lo más importante de su carrera, ni su prioridad.

Messi tenía 17 años, 3 meses y 22 días aquel sábado 16 de octubre de 2004, cuando por primera vez fue incluido en la convocatoria para enfrentar el duelo catalán, correspondiente a la séptima fecha de la liga. Los hinchas del Barcelona ya tenían referencias suyas, pero había una gran expectativa por verlo actuar en primera, al lado de los ases que dirigía el holandés Frank Rijkaard (Puyol, Rafa Márquez, Edmílson, Xavi, Ronaldinho, Deco, Albertini, Iniesta, Larsson, Giuly, Eto’o, Maxi López). Para ese encuentro, el DT tulipán solo contaba con 14 jugadores de su habitual plantilla y, por eso, recurrió a la cantera para completar la lista. Estandarte de la Masía, Messi ya estaba listo para dar el gran salto y solo esperaba la oportunidad, aunque no todos sabían de él. De hecho, al día siguiente hubo algunos medios españoles hablaron de un tal ‘Leonardo Messi’.

Además del argentino, se sentaron con Rijkaard en el banquillo de suplentes el delantero Cristian Hidalgo (hoy en el Cherno More Varna, de Bulgaria), los defensas Damia (en el Middlebrough inglés) Carlos Peña (en Valladolid) y el portero Rubén Martínez (Almería). Está claro que de aquella camada el único que sobresalió fue Messi, aunque esa noche ni él mismo, cuando sustituyó al portugués Deco a los 82 minutos del partido, podía imaginar lo que iba a ocurrir. Cuando saltó al campo, sin haber tocado el balón ya había batido un primer récord: era el debutante más joven de la historia del FC Barcelona en la era profesional, superado únicamente por el mítico goleador filipino Paulino Alcántara, que en 1912, cuando en España todavía se jugaba un fútbol amateur, se estrenó a los 15 años, 4 meses y 18 días. Sin caer en cuenta del entorno que lo rodeaba, sin siquiera imaginar qué clase de historia acababa de comenzar, su atención estaba centrada en algo personal: “Esta camiseta es para mi mamá, que está en Argentina”, dijo. Tenía el número 30.

Buena parte de la leyenda de Leonel Messi a lo largo de esta década se cimentó en su capacidad para anotarle goles al Real Madrid, el eterno rival. Íker Casillas lo ha padecido incontables ocasiones; es un verdadero dolor de cabeza.
Buena parte de la leyenda de Leonel Messi a lo largo de esta década se cimentó en su capacidad para anotarle goles al Real Madrid, el eterno rival. Íker Casillas lo ha padecido incontables ocasiones; es un verdadero dolor de cabeza.

“Messi ha jugado porque tiene calidad, no porque le quisiera dar un premio. Tiene una gambeta muy buena hacia adentro y puede chutar con su pierna izquierda”, justificó Rijkaard ante la prensa. “Tapa al lateral y con el balón en los pies, juega”, fue la orden que el DT le dio a Messi. Una orden normal para alguien que, lo sabemos hoy, está lejos de ser normal. Desde entonces, hemos disfrutado 525 partidos (434 con la camiseta azulgrana) y 409 goles (362 con el Barcelona). Hasta ese día, Barcelona tenía en sus vitrinas una Copa de Europa y hoy atesora cuatro. De la mano del argentino, el club catalán cosechó, a lo largo de esta fantástica década, 14 títulos nacionales en España (entre ellos, 6 de Liga) y 9 títulos internacionales (tres de la Champions League y dos del Mundial de Clubes).

“Quiero agradecer a toda mi familia, amigos, compañeros y a todo el staff del club por su apoyo en estos 10 maravillosos años. Siempre disfruté en la cancha, vistiendo estos colores y viviendo momentos muy lindos”, publicó Messi en su cuenta de Twitter al cumplir una década como jugador profesional. Y luego, como en uno más de sus regates, puso su sello: “Pero también siempre con ganas de mejorar y conseguir más títulos para el equipo”. Nunca está conforme. Quizás no sea el mejor jugador de todos los tiempos, quizás haya varios récords que se le resistan, quizás el día que termine su carrera deportiva haya varias asignaturas pendientes, quizás haya otros más populares en las redes sociales o con mayor eco en los medios de comunicación del resorte de sus clubes, pero no importa. Pero es feliz, y nos hace felices a los demás.

– * – * – * – * – * – * – * – * –

Coleccionar premios no es algo que lo trasnoche, pero han llegado como consecuencia de su inagotable talento y de sus formidables actuaciones. Es el único futbolista con cuatro copias del Balón de Oro.
Coleccionar premios no es algo que lo trasnoche, pero han llegado como consecuencia de su inagotable talento y de sus formidables actuaciones. Es el único futbolista con cuatro copias del Balón de Oro.

Ríos de podrían correr para escribir todo lo realizado por Messi a lo largo de esta década. De hecho, son cientos de miles las notas publicadas en todos los formatos y plataformas. Sin embargo, la mejor forma de comprender lo que el argentino logró a lo largo de estos diez años es escuchar los testimonios de aquellos que han tenido el privilegio de acompañarlo en sus gestas y, especialmente, de tantos que lo han sufrido. La siguiente es una selección:

“Por personalidad, ambición y deseo de perfección, Cristiano no te permite ninguna relajación. Si uno no juega, ese lugar vacío lo ocupa el segundo en la escala. Y ese jugador es, sin dudas, Cristiano. El mejor es Messi”Jorge Valdano

“Está bien que haya tantos canteranos en el banquillo y la verdad es que no sé si estaban nerviosos. Al principio, suele haber unos pocos nervios, cuando sales al campo ya es distinto… A Messi lo vi bien, con 17 años y su calidad… tiene mucho futuro”Andrés Iniesta (el día del debut)

“Da igual lo que prepares para el encuentro y cómo le afrontes, él siempre hace cosas distintas. Tiene magia y no puedes estar precavido. Lo intentas, pero estás a sus expensas”Carlos Kameny (portero del Espanyol, 2004)

“Para mí es un niño, siempre será un niño, como el hermano pequeño… Es que lo vi crecer. A mí, que sea el más grande futbolista del mundo solo me provoca orgullo”Ronaldinho.

“Messi es un animal competitivo, alguna vez podré decir que yo entrené a Leo. Va a romper todas las estadísticas”Pep Guardiola

Muchos se empeñan en compañarlos, pero Leonel Messi y Diego Armando Maradona rehúyen la polémica. Dios los hizo genios y el fútbol los unió en la Selección Argentina, durante el Mundial de Suráfrica-2010. Potrero puro...
Muchos se empeñan en compañarlos, pero Leonel Messi y Diego Armando Maradona rehúyen la polémica. Dios los hizo genios y el fútbol los unió en la Selección Argentina, durante el Mundial de Suráfrica-2010. Potrero puro…

“Es el número uno; un jugador que sale cada 30 años. Hay que cuidarlo porque el futuro del club depende mucho de lo que haga”Xavi Hernández

“No hay palabras para describir a Messi, está en una categoría única. Sin él, el Barcelona ya es el mejor equipo del mundo, pero con Messi es de otra galaxia”Robin Dutt (DT del Bayer Leverkusen, 2012)

“Es el Mozart del fútbol”Radomir Antic

“Si hay un dios en el fútbol, ese es Messi” – Samuel Eto’o

“Es de broma, el mejor de todos los tiempos”Wayne Rooney

“Para Leo, habrá que inventar un adjetivo nuevo”Alejandro Sabella

“Messi es de PlayStation, de verdad”Zlatan Ibrahimovic

“Estoy empezando a creer que Messi está emparentado con Clark Kent”Bar Rafaelli (supermodelo israelí)

“Messi es un jugador de Play Station. Las cosas que son imposibles, él las hace posibles” Arsene Wenger

“Cristiano Ronaldo es un atleta. Messi es Dios. Me quedo con Messi”Jorge Resurrección Medorio Koke (jugador del Atlético de Madrid)

Nunca antes, los hinchas del Barcelona habían sido tan felices como en la última década. Gracias a las ejecutorias de Leonel Messi, cabeza de una generación inolvidable, el club catalán alcanzó la cima.
Nunca antes, los hinchas del Barcelona habían sido tan felices como en la última década. Gracias a las ejecutorias de Leonel Messi, cabeza de una generación inolvidable, el club catalán alcanzó la cima.

“En el mismo nivel que Maradona y Pelé está Messi, en la galería de los mejores de todos los tiempos”Sir Alex Ferguson

“Messi es el mejor jugador que he visto. Es un bien del deporte y, aunque seas rival, disfrutas viéndole”Rafael Nadal (tenista español, hincha del Real Madrid)

“Leo Messi es un extraterrestre. Cristiano es el más bueno entre los que somos humanos”Gerard Piqué

“Me da igual que Ronaldo haga 6000 abdominales, nunca será tan bueno como Messi”Steve Nash (canadiense, jugador de Los Ángeles Lakers, de la NBA).

“Nos queda por ver lo mejor de Messi. Quizás en el Mundial-2018, como Pelé en 1970, con 30 años”Jorge Valdano

“A algunos les gustará más uno o el otro (por él y Messi). Pero lo que vale es que somos dos argentinos que pudimos ganarle al fútbol europeo, cuando muchos ni cruzaron el Río de La Plata. Por respeto a Lio, no digo si él es mejor o yo fui mejor. Hay que dejarlo tranquilo. Lo quiero mucho a Lio y lo disfruto cuando lo veo en la cancha. Je, somos dos argentinos… ¡Cómo debe estar el morocho! (por Pelé)”Diego Armando Maradona

“Messi y yo estamos al mismo nivel” Barack Obama (presidente de los Estados Unidos)

“A mí, Leo no me genera ningún tipo de duda, nunca. Para mí es el mejor jugador del mundo” Andrés Iniesta

“Verlo jugar es como tener un orgasmo”Luis Figo

A finales del pasado mes de septiembre, Leonel Messi superó la barrera de los 400 goles como profesional. No tiene techo...
A finales del pasado mes de septiembre, Leonel Messi superó la barrera de los 400 goles como profesional. Acumula tres Botas de Oro, que lo acreditan como un goleador insaciable. No tiene techo…

“Para mí ya es el mejor jugador de la historia. Es el más desequilibrante y el mejor. Para mí no hay comparación, el número uno del mundo y con diferencia” Xavi Hernández

“Messi es un asesino, nunca se cansa”Michel Platini (presidente de la UEFA)

“Messi es incomparable, desde donde uno lo observe; produce asombro todo lo que hace. No admite comparaciones ni extenderse demasiado, porque no se puede decir nada que no se haya dicho sobre él y todo lo que se diga lo merece”Marcelo Bielsa

“Tiene lo mejor de la calle argentina y lo mejor de la academia del Barcelona”Jorge Valdano

“Hay gente que dice que ha visto jugar a Pelé o a Maradona; yo podré decir que he visto jugar a Messi”Thiago Alcantara

El diario Mundo Deportivo, de Barcelona, hizo el siguiente compendio de los récords conquistados por Messi a lo largo de esta década:

4 Balones de Oro
Messi es el único jugador de la historia galardonado con cuatro Balones de Oro (2009, 2010, 2011, 2012); el más joven en conseguir el primer premio y también el primero con tres en su haber. Además, en 2009 el porcentaje de votos de su primera elección fue aplastante: un 98,54 por ciento, el más alto registrado jamás.

3 Botas de Oro
Messi es mucho más que números. Aun así, es imposible no tenerlos en cuenta por la gran cantidad de goles que marca cada año. Por eso, ha sido premiado con la Bota de Oro en tres ocasiones (2010, 2012 y 2013), las mismas que Cristiano Ronaldo.

Máximo goleador de la historia del Barça
El pasado mes de marzo, Messi hizo historia en el Barça al convertirse en el máximo artillero de todos los tiempos. Superó el récord que poseía Paulino Alcántara desde los años 20 al superar sus 371 goles.

La rivalidad deportiva del Barcelona con Real Madrid y la propia con Cristiano Ronaldo han provocado que los aficionados veamos lo mejor de Leonel Messi.
La rivalidad deportiva del Barcelona con Real Madrid y la propia con Cristiano Ronaldo han provocado que los aficionados veamos lo mejor de Leonel Messi.

Máximo goleador en una misma temporada
Messi no se cansó de perforar redes con el Barça la temporada 2011-12. En total, fueron 50 los goles que consiguió en Liga, lo que le convirtió en el máximo goleador histórico del torneo en una temporada. Además, anotó 73 goles si se suman todas las competiciones, lo que le otorgó ser el jugador de club con más tantos en su haber ese curso.

Máximo goleador en un año natural
La racha continuó en los primeros meses de la temporada siguiente, lo que le permitió conseguir la friolera de 91 goles en un año natural, récord absoluto hasta el momento. De esta forma, el argentino entró en el libro Guinness de los Récords.

Rey de goles en los Clásicos
Messi también tiene el récord de ser el jugador que más veces ha marcado al eterno rival: 21 en 28 partidos. Con su tripleta en el Bernabéu el pasado 23 de marzo, superó a Di Stéfano, que ostentaba la marca.

Goleador en seis competiciones en una misma temporada
Es un récord que comparte con Pedro. Mientras que el canario marcó en todas las competiciones el año de las seis copas, Messi lo logró la temporada 2011-12 con sus goles en Liga, Copa, Champions, Supercopas y Mundial de Clubes.

21 partidos seguidos marcando en Liga
La mejor racha, jamás conseguida por algún otro jugador. Lo hizo en 21 partidos seguidos de la temporada 2012-13, con un total de 33 goles.

Único jugador con un repóquer en Champions
También en la temporada 2011-12, el 10 se convirtió en el único jugador de la historia que marcó cinco goles en un partido de la Liga de Campeones. La víctima fue el Bayer Leverkusen (7-1).

4 veces pichichi de la Champions
Messi comparte con el Torpedo Mueller el honor de haber sido goleador en cuatro ediciones de las Champions (2009, 2010, 2011 y 2012). El alemán lo consiguió con el antiguo formato de la Copa de Europa.

Más finales como goleador
Los mejores jugadores aparecen en las finales. Messi no es una excepción, puesto que su presencia ha sido determinante en once finales en las que anotó gol. Ningún otro jugador lo ha logrado.

Extranjero con más partidos en el Barça
Fue en 2011 cuando superó al holandés Philipp Cocu como jugador extranjero con más partidos vistiendo la camiseta del Barça. Con solo 27 años, ya lleva 435 partidos. Messi es leyenda viva azulgrana.

Auténtico y sencillo, Messi es un ícono del deporte y un modelo para las nuevas generaciones. Sus comienzos fueron difíciles, pero luchó, perseveró y triunfó como muy pocos lo han hecho. Una leyenda viviente...
Auténtico y sencillo, Messi es un ícono del deporte y un modelo para las nuevas generaciones. Sus comienzos fueron difíciles, pero luchó, perseveró y triunfó como muy pocos lo han hecho. Una leyenda viviente…

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *