La ruta a Rusia-2018 pasa por casa

Contra Chile, Colombia juega los primeros 3 de 12 puntos que podrían instalarlo en la próxima Copa Mundo. No hay espacio para especular, ni para más pruebas: ganar es la premisa.

a-bcm0309A estas alturas del partido, más que nunca antes, la clasificación al Mundial de Rusia-2018 para Colombia está en casa. Chile, este martes 10 de noviembre; Bolivia, Brasil y Paraguay, en 2017, serán los rivales que la Tricolor enfrentará ante sus hinchas en procura de asegurar un cupo a la fiesta ecuménica. Con esos 12 puntos, alcanzaría el nivel de los 29, una cifra con la que, en el peor de los casos, se está en repesca.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018La más reciente presentación dejó un sabor agridulce, pues para muchos el empate (2-2) con Uruguay, por aquel entonces líder de la eliminatoria suramericana, tuvo sabor a derrota. Algunos conciben que se deben ganar toooodddooos los puntos en casa, pero en la práctica, se sabe, eso casi nunca se da. Pero llega un momento, y este es el momento para Colombia, en el que dejar escapar más puntos como local es prácticamente harakiri.

La eliminatoria entró en una etapa en la que ya no solo se juegan los puntos propios, sino que también hay que hacer cuentas con los que suman (o restan) los demás. Más en el caso de Colombia, que está en la zona límite de la clasificación, casi pisando la invisible línea que conduce a la repesca contra el mejor de Oceanía. Es como dormir con un ojo cerrado y el otro mirando a cada lado, pendiente de lo que pueda ocurrir alrededor.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
El técnico José Pekerman en el banco y James Rodríguez en el campo, estandartes de la ilusión colombiana (FIFA.com).

Contra Chile, la obligación es imperiosa, además, porque se trata de un rival directo en pos de la clasificación. No son 3 los puntos que se disputan en el estadio Metropolitano de Barranquilla, sino que en realidad pueden ser 6 en caso de victoria: los 3 que se ganan, los 3 que se le impide sumar al contendor. Eso, así como el valor sicológico de distanciarse de un equipo poderoso que viene con el pecho inflado como bicampeón continental.

Y no sobra recordar que en los últimos días el elenco de Juan Antonio Pizzi recibió un tanque de oxígeno adicional, cortesía de la mafiosa FIFA. En una decisión controvertida que todavía no es definitiva, le entregó los puntos que había perdido al igualar sin goles contra Bolivia en Santiago, producto de la irreglamentaria alineación de un jugador, según la rectora orbital. Por eso, la Roja pasó al quinto puesto, por delante de Argentina.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
El regreso de Radamel Falcao García a la convocatoria despertó un nuevo fervor en la hinchada (FIFA.com).

Como está la tabla en este momento, y sin saber qué decisión se adoptará al final (porque es probable que la medida se eche para atrás), Chile suma 16 unidades, es decir, solo una menos que Colombia. Esa es la importancia de la victoria en esta undécima fecha de la eliminatoria: volver a distanciar a un rival que es incómodo para todos, uno con un poderío que lo hace respetable y a veces temible, a pesar de su bipolaridad futbolística.

Más allá de lo que dice la tabla de posiciones, en todo caso, la realidad de los dos conjuntos es distinta y ambos sufren por lo mismo: la irregularidad. A ratos (porque ni siquiera es un partido completo) juegan bien, en otros momentos lo hacen solemnemente mal. A ratos, las individualidades les salvan la papeleta, en otros momentos esos líderes pagan escondederos a peso y brillan más bien por su ‘ausencia futbolística’.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
El entusiasmo de los hinchas está en su punto más alto en la antesala de un juego clave para el futuro (FIFA.com).

Colombia, se ha dicho repetidas veces (y hay que seguir repitiéndolo hasta que se entienda) es un conjunto en reconstrucción (todavía no un equipo otra vez). Tras las deserciones que se dieron al final de la Copa Mundo-2014, el técnico José Pekerman está en la tarea de recomponer la estructura, de armar una nueva columna vertebral, de encontrar nuevos líderes que guíen una nueva ilusión, esta vez camino de Rusia-2018.

Este es un proceso lento y complicado porque no se hace de la noche a la mañana y, especialmente, porque solo hay una forma de hacerlo: prueba y error. Y Pekerman ha probado jugadores con, honestamente, muy pocos resultados positivos. La lección, que casi nadie quiere aceptar, es que en Colombia son escasos, contados con los dedos de la mano de un mocho, los jugadores verdaderamente superlativos, los clase A.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
La afición espera que la Selección recupere la memoria de sus mejores momentos ofensivos. Esa es una deuda pendiente (FIFA.com ).

Que un futbolista juegue en el Inter de Milán, o en el Chelsea inglés, o en el Atlético de Madrid español, o en el Benfica portugués, o en el Bayern Munich alemán no lo convierte en uno de los mejores del mundo. Esos clubes, como cualquiera otro del planeta fútbol, también contratan jugadores normalitos, de los del montón, de esos que tienen más empresario que condiciones. Y casos hay cientos de miles para mencionar.

Pero la campaña emprendida desde los medios de distorsión y cada vez menos comunicación, aunada a esa ignorancia del hincha común, que en su miopía futbolística solo ve lo que quiere ver, y además lo ve borroso. Y, por eso, a cualquier futbolista que juega en el exterior, a cualquiera que anota un gol en una liga extranjera, a cualquiera que aparece en un titular de prensa en otro idioma, se lo considera un crac.

Y la realidad es bien distinta. Qué bueno que haya futbolistas colombianos que puedan emigrar, cumplir sus sueños de jugar en el exterior, vestir las camisetas de los equipos más conocidos del mundo y forjar un futuro seguro para sus familia. Qué bueno. Eso, sin embargo, no los convierte automáticamente en estrellas inamovibles de la Selección Colombia, como muchos han pretendido, como muchos quieren establecer.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
Los hinchas chilenos esperan que su equipo recupere la memoria de sus mejores momentos recientes y suba en la tabla (FIFA.com).

De ahí la irregularidad del juego, de ahí ese nivel que no termina de convencer a nadie, de ahí que se enredan puntos que se consideraban dentro del botín, de ahí que inesperadamente se sumen puntos que no estaban en las cuentas. Colombia es un conjunto bipolar (todavía no un conjunto consolidado como el de Brasil-2014) y, entonces, no solo debe luchar contra sus rivales, sino contra sí mismo en procura de su mejor versión.

Y la mejor versión será la que necesite para superar a Chile que, pese a sentir los mismos síntomas, está varios escalones arriba en el proceso. No en vano ganó dos veces seguidas la Copa América, más allá de que las expresiones futbolísticas no colmaron las expectativas de algunas retinas exigentes. Es, lo ha comprobado, un equipo armado, con recorrido, que cuando se sintoniza es capaz de provocar un desastre.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
Chile, por el momento, está en puesto de repesca, pendiente de que la FIFA confirme los puntos contra Bolivia. Necesita ganar (FIFA.com).

Por esos imponderables del fútbol que son imposible de explicar, a Chile de repente se le borra el casete y se muestra como un elenco del montón, lleno de dudas y contradicciones. De pronto, sin embargo, alguien cambiar el interruptor y vuelve a ser ese equipo de temible poder ofensivo capaz de pasar por encima de cualquiera con la intensidad de su juego, con sus incontenibles y decididos avances verticales.

De cualquier forma, es un rival que merece respeto, mucho respeto. A Colombia, como visitante, varias veces le amargó la tarde y ahora llega con la necesidad de sumar de a 3, so pena de comenzar a despedirse de la ilusión del Mundial. Que no tenga a algunas de sus figuras por lesiones o suspensiones no brinda ventaja alguna, porque ya se sabe que esta generación dorada del fútbol chileno es tan buena en calidad como en cantidad.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
Arturo Vidal volverá a ser el estandarte de Chile en el partido contra Colombia en Barranquilla. Un jugador de cuidado y mucha experiencia (FIFA.com).

El tiempo para especular se acabó hace rato; este tampoco es tiempo para nuevas pruebas, así que lo único que pueden hacer Colombia y Chile es saltar al gramado de juego y tratar de ofrecer su mejor versión. El empate es mal negocio para los dos, así que debería esperarse un partido con clara intención ofensiva desde la misma conformación de las nóminas. Los partidos, se saben, se ganan desde el pizarrón.

A estas alturas de la eliminatoria, más que nunca antes, la clasificación al Mundial de Rusia-2018 para Colombia está en casa. Chile es el primer paso de ese periplo que el hincha tricolor espera le brinde otras tardes de felicidad, de celebración. La consigna es ganar, ojalá jugando mejor que en recientes presentaciones, para que esa recta final del camino a la próxima Copa Mundo no se ponga cuesta arriba…

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *