Inglaterra, el teatro de los sueños futbolísticos

Las islas británicas son el reino de las emociones, de las alternativas, del fútbol en su más pura esencia: un juego en el que cualquiera puede ganar. No podía ser de otra manera, pues al fin y al cabo ellos mismos lo inventaron… La mejor liga del planeta fútbol…

ColombiaMundial(2)¿Por el espectáculo? ¿Por la calidad de los jugadores? ¿Por la intensidad del juego? ¿Por la entrega de los jugadores en el campo? ¿Por el estilo ofensivo de los equipos? ¿Por las tribunas llenas de aficionados? ¿Por la cantidad de dólares que se derivan de las transmisiones televisivas? ¿Por los ríos de millones de euros invertidos para reforzarse? Por todas las anteriores razones, y algunas más que cada hincha podrá agregar, la Premier League inglesa es, de lejos, la mejor liga del fútbol mundial.

Es una discusión que puede tornarse bizantina, porque cada uno puede creerse dueño de la verdad. Los españoles, con sus medios de comunicación fletados al servicio de la bipolaridad Real Madrid-Barcelona, suben el tono y exigen que se les otorgue la distinción. Los alemanes, orgullosos campeones mundiales, también levantan la mano y, con su habitual seriedad, dicen que están equivocados quienes no ven las virtudes de la Bundesliga. Desde Italia, otrora reino orbital, no faltan aquellos que reclaman la posesión del trono. Y así se puede continuar sin cesar, indefinidamente, porque entre gustos no hay disgustos.

Recientemente, la Federación International de Historia y Estadísticas de Fútbol (IFFHS, por sus siglas en inglés) le otorgó a la liga española el rótulo de ‘mejor del mundo’. Por quinto año consecutivo, la autodenominada liga de las estrellas ocupó el primer lugar, esta vez por delante de la Premier League, de la Bundesliga, de la Seria A italiana y de la liga brasileña, primera no europea del listado. En la última década, ese reconocido organismo premió a los españoles cinco veces; a los ingleses, cuatro y a los italianos, la restante. Esa clasificación, sin embargo, tiene un lado flaco: surge de las actuaciones de los equipos de cada país en las distintas competencias internacionales oficiales.

cm150Y no sobra olvidar que la final de la Champions League la disputaron dos equipos españoles y que Barcelona también fue protagonista. Tampoco, que Sevilla fue campeón de la Europa League, por lo que según esos criterios las acciones del fútbol español estaban valorizadas. Y desde otra perspectiva, la del corazón del hincha, el mejor es el que gana y España, hasta el comienzo del Mundial de Brasil-2014 era el campeón defensor. Pero no todo lo que brilla es oro: España fue despachada de la Copa Mundo sin gloria y con mucha vergüenza, en primera fase, a pesar de que su base la conformaban jugadores de Real Madrid, Atlético Madrid y Barcelona; Cristiano Ronaldo, el as del Real Madrid, fue el gran fiasco del Mundial con Portugal, mientras que Inglaterra e Italia, segundo y cuarto del listado, respectivamente, fueron eliminadas por Costa Rica.

Lo primero que hay que convenir, entonces, es que los resultados de la Selección Nacional casi nunca (por no decir jamás) son reflejo de la calidad de la liga local. ¿O habrá algún insensato capaz de sostener que el fútbol colombiano es el quinto mejor del mundo? Segundo, no se puede ser tan arbitrario de armar una clasificación basada en la actuación de dos o tres equipos, cuando la competencia doméstica la disputan 20 elencos. Y la indigestión sería insoportable en caso de comerse el cuento que Getafe, Elche, Rayo Vallecano, Levante y Almería son futbolísticamente parecidos a los tres grandes de la península ibérica, o que la liga española es la mejor del mundo por cuenta de ellos.

cm138Los criterios, entonces, deben ser otros. Y deben limitarse a los equipos involucrados, a sus actuaciones en el ámbito local. Y hay que tener en cuenta aspectos como el espectáculo, la calidad de los jugadores (de todos los equipos, no solo de los mejores), la intensidad del juego, la entrega de los jugadores en el campo, el estilo de los equipos, la cantidad de aficionados apostados en las tribunas, la repartición de las ganancias derivadas de las transmisiones televisivas, porque el fútbol, más que un juego, es un negocio. Y un buen negocio es aquel en el que los diferentes componentes, esenciales y no esenciales, van de la mano, coordinados.

Y entre las cinco principales ligas europeas, la única que reúne todos los requisitos es la inglesa. No se necesita ver un Manchester United-Arsenal para divertirse, porque West Bronwich Albion-Southampton está en capacidad de hacernos vibrar al máximo. O un Tottenham Hotspur-Everton, o un Aston Villa-Stoke City. En cambio, un Málaga-Deportivo La Coruña, un Getafe-Levante o un Valencia-Villarreal pueden sacar de quicio a un monje tibetano. Y ni hablar de un Chievo-Sampdoria, de un Atalanta-Génova, o de un Colonia-Augsburgo, de un Friburgo-Eintracht Frankfurt. Son de esos juegos que le hacen pensar a uno que Uniautónoma-Fortaleza, Equidad-Patriotas y Alianza Petrolera-Águilas Doradas son clásicos emocionantes.

cm140En la Premier League, casi cualquier partido es promesa de buen espectáculo. Algunos con más talento e inventiva que otros, pero siempre con buen espectáculo. Casi no se especula, dentro de sus propias limitaciones cada equipo busca la victoria sin cesar. Y nada de tirarse al piso a fingir faltas (ni siquiera los suramericanos lo hacen), nada de dedicarse a protestar las decisiones del árbitro, nada de quemar tiempo. En Inglaterra, cualquiera le gana a cualquiera, como el recién ascendido Leicester hizo con el encopetado Manchester United o el débil Crystal Palace con el Everton este fin de semana. Las diferencias entre uno y otro son astronómicas en lo económico, pero en el campo de juego son solo once contra once. Así fue que se inventó el juego, así fue como los ingleses inventaron el fútbol. Y lo siguen practicando de la misma manera, bajo la misma premisa, por eso su campeonato es tan competitivo, tan entretenido, tan apasionante.

La Liga Premier, a diferencia de lo que ocurre en Francia, Italia, Alemania o España, no es un monólogo (de PSG, de Juventus) o una lucha bipolar (Bayern Munich-Borussia Dortmund o Real Madrid-Barcelona). De hecho, en las dos últimas temporadas, la liga española resultó sorprendentemente entretenida porque hubo un tercero en discordia (Atlético Madrid). En Inglaterra, en cambio, es una pelea entre varios: Manchester City, Chelsea, Liverpool, Arsenal, Manchester United, Tottenham y Everton son legítimos aspirantes a la corona. Y Southampton se les acerca, y Swansea no está demasiado lejos, en fin. Por eso, a nadie debe extrañar que haya sido Inglaterra el país que más invirtió en el reciente mercado de pases: 1052 millones de euros. La competencia es tan feroz, tan equilibrada, que solo renovándose, reforzándose, es posible sacar pequeñas diferencias.

cm146En España, por ejemplo, Real Madrid, Atlético Madrid y Barcelona sumaron el 55 por ciento de los gastos, mientras que cinco equipos (La Coruña, Elche, Almería, Córdoba y Eibar) no invirtieron un solo euro. Eso significa que no existe la menor posibilidad de que alguno de ellos pelee los puestos de privilegio contra las superpotencias. Y en Francia no se vislumbra un equipo capaz de hacerle contrapeso al Paris Saint-Germain, como tampoco uno en Italia capaz de frenar el impulso de la renovada Juventud. Y en Alemania el Bayern Munich solo perderá si Borussia Dortmund da un salto de calidad y recorta las distancias, que son considerables. En Inglaterra, en cambio, es distinto.

En la temporada pasada, no sobra recordarlo, mientras Juventus, Paris Saint-Germain y Bayern Munich ya habían dado la vuelta olímpica con varias semanas de antelación, en Inglaterra el título se definió en la última fecha. Y tres equipos tenían opción: Manchester City, Liverpool y Chelsea. Hasta la lucha por evitar el descenso fue apasionante. Como se dijo, de la mano del Atlético Madrid del Cholo Simeone, la liga española encontró un oasis, un refresco a la monotonía. Pero se necesitó que Barcelona y Real Madrid vivieran horas aciagas para que un tercero en discordia tuviera oportunidad. En Inglaterra, cuando el campeón se definió por anticipado, las emociones corrieron por cuenta de los cupos a torneos continentales, pero vale resaltar que en tres de los últimos cinco torneos el nombre del campeón se conoció apenas en la jornada final (la número 38).

cm147Por el espectáculo, por la calidad de los jugadores, por la intensidad del juego, por la entrega de los jugadores en el campo, por el estilo ofensivo de los equipos, por las tribunas llenas de aficionados, por la cantidad de dólares que se derivan de las transmisiones televisivas y por los ríos de millones de euros invertidos para reforzarse, la Premier League es la número uno del mundo. En Suramérica, por afinidad cultural y por el idioma, somos sometidos al bombardeo mediático de los españoles, en una especie de nueva colonización. Pero no todo lo que brilla en el fútbol español es oro; allí reinan la monotonía, el aburrimiento, mientras que las islas británicas son el reino de las emociones, de las alternativas, del fútbol en su más pura esencia: un juego en el que cualquiera puede ganar. No podía ser de otra manera, pues al fin y al cabo ellos mismos lo inventaron…

El siguiente cuadro comparativo ilustra los resultados de las cinco ligas más importantes del mundo en las tres últimas temporadas. Las diferencias son notorias:

LIGA PREMIER – INGLATERRA
P/Año 2011-12 Pts 2012-13 Pts 2013-14 Pts
1 Manchester City 89 Manchester United 89 Manchester City 86
2 Manchester United 89 Manchester City 79 Liverpool 84
3 Arsenal 70 Chelsea 75 Chelsea 82
4 Tottenham 69 Arsenal 73 Arsenal 79
5 Newcastle 65 Tottenham 72 Everton 72
LIGA BBVA – ESPAÑA
P/Año 2011-12 Pts 2012-13 Pts 2013-14 Pts
1 Real Madrid 100 Barcelona 100 Atlético Madrid 90
2 Barcelona 91 Real Madrid 85 Barcelona 87
3 Valencia 61 Atlético Madrid 76 Real Madrid 87
4 Málaga 58 Real Sociedad 66 Athletic Bilbao 70
5 Atlético Madrid 56 Valencia 65 Sevilla 63
BUNDESLIGA – ALEMANIA
P/Año 2011-12 Pts 2012-13 Pts 2013-14 Pts
1 Borussia Dortmund 81 Bayern Munich 91 Bayern Munich 90
2 Bayern Munich 73 Borussia Dortmund 66 Borussia Dortmund 71
3 Schalke 04 64 Bayer Leverkusen 65 Schalke 04 64
4 B. Moenchenglad. 60 Schalke 04 55 Bayer Leverkusen 60
5 Bayer Leverkusen 54 Friburgo 51 B. Moenchenglad. 55
SERIE A – ITALIA
P/Año 2011-12 Pts 2012-13 Pts 2013-14 Pts
1 Juventus 84 Juventus 87 Juventus 102
2 Milán 80 Nápoles 78 Roma 85
3 Udinese 64 Milán 72 Nápoles 78
4 Lazio 62 Fiorentina 70 Fiorentina 65
5 Nápoles 61 Udinese 66 Internazionale 60
LIGUE 1 – FRANCIA
P/Año 2011-12 Pts 2012-13 Pts 2013-14 Pts
1 Montpellier 82 Paris Saint-Germain 83 Paris Saint-Germain 89
2 Paris Saint-Germain 79 Olympique Marsella 71 Mónaco 80
3 Lille 74 Lyon 67 Lille 71
4 Lyon 64 Niza 64 Saint-Etienne 69
5 Girondis Burdeos 60 Saint-Etienne 63 Lyong 61

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *