Euzkadi vs. Cataluña, el partido de la política

Las selecciones de las dos comunidades que abiertamente piden su independencia de España se enfrentaron en Bilbao, un siglo después del primer duelo. El balón saltó de los campos deportivos y se metió en los terrenos de la política.

ColombiaMundial(2)¡Vaya ironías de la vida! El 3 de enero de 1915, en la vieja Catedral de San Mamés, por primera vez se enfrentaron las selecciones vasca y catalana. ¿El motivo del partido? Promover la creación de la selección española, que hasta entonces no existía y que se conformó un lustro más tarde para competir en los Juegos Olímpicos de 1920, en Amberes (Bélgica). Este 28 de diciembre de 2014, casi un siglo más tarde, sobre el césped de San Mamés, el nuevo escenario, se vieron las caras las selecciones de Euzkadi y Cataluña, en un juego marcado por un tufo político claramente distinto: el espíritu secesionista de las comunidades autonómicas, que desean convertirse en repúblicas (y selecciones) independientes.

En el final de un año convulsionado, en el que el País Vasco y Cataluña hicieron sentir su voz y hablaron fuerte y duro en relación con la ansiada independencia, como hace un siglo los dos equipos se vieron las caras. Esta vez, a diferencia de la primera, no hubo vencedores ni vencidos: el juego terminó 1-1, con tantos de Aritz Aduriz, para los dueños de casa, y de Sergio García, para los visitantes. Previamente, también se midieron los equipos femeninos (1-1), los de fútbol sala (6-3 para Cataluña) y los de rugby (38-33 para los vascos). Para que no quedaran dudas del trasfondo político, en el palco principal estuvieron el lehendakari (presidente del Gobierno vasco) Íñigo Urkullu y el presidente de la Generalitat (autoridad catalana) Artur Mas.

El País Vasco y Cataluña están hermanados por su espíritu independentista. El fútbol, parte vital de la identidad regional, se ha convertido en vocero de sus aspiraciones (mundodeportivo.com).
El País Vasco y Cataluña están hermanados por su espíritu independentista. El fútbol, parte vital de la identidad regional, se ha convertido en vocero de sus aspiraciones (mundodeportivo.com).

Antes del encuentro, cientos de aficionados y ciudadanos vascos y catalanes reivindicaron, en un desfile por el centro de Bilbao, el carácter oficial de ambas selecciones. En las tribunas, así mismo, sobresalió un par de pancartas en las se podía leer ‘One country, One Team‘ (Un país, una selección), exhibida por los jugadores de Euzkadi, y ‘Una nació, una selecció‘ (Una nación, una selección), que portaban los futbolistas catalanes. Unos 40.000 espectadores, entre ellos unos 4.000 seguidores catalanes, más o menos tres cuartas partes del aforo del escenario, se apostaron en las tribunas retando el frío. Este fue el tercer empate consecutivo en el singular enfrentamiento, después del 2-2 del 8 de octubre de 2006 en el Camp Nou de Barcelona (goles de Joan Verdú y Albert Luque y de Aritz Aduriz y Fernando Llorente) y del 1-1 del 29 de diciembre de 2007 en la vieja Catedral bilbaína (tantos de Aduriz y Bojan Krkic).

La política también jugó su partido este 28 de diciembre en el nuevo San Mamés, de Bilbao. Cada selección arengó por su independencia (mundodeportivo.com).
La política también jugó su partido este 28 de diciembre en el nuevo San Mamés, de Bilbao. Cada selección arengó por su independencia (mundodeportivo.com).

La historia
Dado que varios vecinos europeos habían conformado su selección nacional, vascos y catalanes, que dominaban el fútbol español en aquellas primeras décadas del siglo pasado (los madrileños, curiosamente, estaban sometidos, deportivamente hablando), se pusieron a la tarea de promover la creación de ese conjunto que el mundo del fútbol hoy conoce como La Roja, para representar al país en los enfrentamientos internacionales. El diario El Nervión, en su crónica previa al histórico enfrentamiento, desvelaba el anhelo: “Trabajo ha costado llegar a la realización de estos matchs que de desear sería que sirvieran para formar el team nacional, pero muy poco confiamos en que tan bella promesa tenga realización, se publicó en un castellano propio de la época.

Como hecho curioso, el diario Euzkadi realizó una serie de recomendaciones que actualmente se antojan curiosas o cuando menos jocosas, pertinentes para aquel entonces: “Recomendamos calma, serenidad al público bilbaíno, no nos vayamos por el camino del grito, por el camino de la agitación. Vayamos a ver el partido con toda tranquilidad y confiados en el referee, dejémoslo todo a sus decisiones”. Las sugerencias también contemplaron a los directivos: “Que antes de salir al campo otorguen y reotorguen al referee una dosis de autoridad muy grande”. Y para el propio árbitro, que era Juan Arzuaga, el hombre que compró en Inglaterra las primeras camisetas rojiblancas del Athletic Club, también hubo una perentoria recomendación: “Que no deje pasar nada al principio del partido para luego castigar faltas menores al final del match”. En aquella ocasión, la selección ‘Norte’ (vasca) vistió una camiseta azul, un pantalón blanco y medias negras, mientras que su similar catalana lucía camiseta blanca y pantalón azul, colores distintos a los que hoy exhibe cada región. Al final, en un campo convertido en un lodazal por efectos de la lluvia, los dueños de casa vencieron por 6-1.

Las autoridades del País Vasco y de Cataluña, no solo las deportivas, le dieron un tinte claramente político al duelo deportivo. Las selecciones quieren jugar en las fechas FIFA (mundodeportivo.com).
Las autoridades del País Vasco y de Cataluña, no solo las deportivas, le dieron un tinte claramente político al duelo deportivo. Las selecciones quieren jugar en las fechas FIFA (mundodeportivo.com).

Al encuentro deportivo le siguió otro social, celebrado en el comedor de la Sociedad Bilbaína. Como hecho anecdótico, el menú de la ocasión fue internacional, dejando a un lado las especialidades de las cocinas vasca y catalana. Los comensales degustaron entremeses variados, consomé Fermiére, merluza en salsa tártara, pollo salteado a la cazadora, espárragos con salsa holandesa, rosbif a la inglesa, pudín al ron, quesos, frutas, café, cigarros y licores varios. Acudieron jugadores, directivos y representantes de los diversos clubes de la Federación Norte y los de la Catalana, con Ricardo Cabot, su presidente y que durante la Guerra Civil dirigió la Federación Española, a la cabeza. Además, un nutrido grupo de periodistas que con sus crónicas inmortalizó el acontecimiento.

Sergio García (centro) abrió la cuenta para la Selección de Cataluña. El delantero del RCD Español, curiosamente, debutó como profesional con el Barcelona, al mando de Frank Rijkaard (mundodeportivo.com).
Sergio García (centro) abrió la cuenta para la Selección de Cataluña. El delantero del RCD Español, curiosamente, debutó como profesional con el Barcelona, al mando de Frank Rijkaard (mundodeportivo.com).

Desde entonces, surgió una rivalidad deportiva que contrasta con la actual comunión de los ideales independentistas de vascos y catalanes. De hecho, tres semanas después de aquel primer encuentro, el diario La Vanguardia de Barcelona ambientó la revancha, pactada para “el 7 de febrero en el espaciosísimo campo del Real Club Deportivo Español: bien sabido es que el resultado del primer match en el campo de San Mamés a principios del mes pasado nos fue adverso, que los vascos nos ganaron por una diferencia bastante considerable de goals, pero también es sabido que por el sport siente inclinaciones, que a Bilbao no acudió el verdadero equipo de selección catalana, los mejores jugadores de nuestra región”.

Aunque el de este 28 de diciembre fue apenas el undécimo enfrentamiento entre las selecciones vasca y catalana, el partido se ha cumplido contra viento y marea, inclusive contra el régimen ultranacionalista del general Francisco Franco. Con el militar en el poder, el 21 de febrero de 1971, la Catedral de San Mamés provechó el parón de la liga por cuenta de un partido entre Italia y España para rendirle homenaje a Juan Gardeazábal, reconocido árbitro español que falleció víctima de una penosa enfermedad el 21 de diciembre de 1969. El que había sido considerado uno de los mejores colegiados de España, estuvo presente en tres ediciones de la Copa Mundo: Suecia-1958, Chile-1962 e Inglaterra-1966. La muerte lo sorprendió cuando ya había sido avisado de que estaba en la lista de réferis escogidos para acudir a México-1970.

Los jugadores de la Selección Euzkadi celebran el empate conseguido por Aritz Aduriz, el jugador más representativo del Athletic Club de Bilbao. Fue su tercera conquista en el duelo entre comunidades autonómicas (mundodeportivo.com).
Los jugadores de la Selección Euzkadi celebran el empate conseguido por Aritz Aduriz, jugador representativo del Athletic Club de Bilbao. Fue su tercera conquista en el duelo entre comunidades autonómicas (mundodeportivo.com).

En su honor se disputaron dos partidos: el primero entre los veteranos de Madrid y de Vizcaya, y el segundo, el conocido duelo de las selecciones catalana, que ganó 2-1, y vasca. Los catalanes se presentaron con jugadores como Salvador Sadurní, Joaquim Rifé, José Antonio Zaldúa y Rafael de Diego, autor de sus dos goles, mientras que los locales alinearon a futbolistas de la talla de Javier Clemente, Juan Manuel Zamora Etxabe, Fernando Ansola, José Ángel Rojo (Rojo II) y Josu Sánez Ortuondo. El encuentro fue dirigido por José María Ortiz de Mendíbil, aunque los primeros instantes estuvieron dirigidos por uno de los hijos del homenajeado, que también realizó el sorteo de campo.

Juega la política
Para los futbolistas, que procuran mantenerse al margen de los intríngulis políticos, más allá de que en los casos de vascos y catalanes por lo general han hecho públicas sus intenciones independentistas, el encuentro es una valiosa oportunidad para las reivindicaciones. “Es un orgullo representar a Cataluña en Euskadi, donde siempre nos han tratado muy bien”, afirmó la víspera Xavi Hernández, capitán del FC Barcelona y también de la selección catalana. Menos diplomático se mostró Gerard López, exjugador culé y del Valencia y DT catalán: “Por el momento actual de Cataluña, el partido se lleva a expresiones un poco fuera de lo que es el habitual duelo de Navidad. Es especial. No hay duda de que vivimos un momento de cambios, importante para nuestro país y que coincida jugando contra otro país que también ha estado en constante debate sobre su identidad, está claro que lo hace especial. Evidentemente, es un encuentro reivindicativo que se sale de lo meramente futbolístico”, afirmó.

El lateral Jordi Alba, titular del FC Barcelona y de la Selección España, fue uno de los jugadores de Cataluña. De hecho, el equipo catalán fue capitaneado por el conocido Xavi Hernández (mundodeportivo.com).
El lateral Jordi Alba, titular del FC Barcelona y de la Selección España, fue uno de los jugadores de Cataluña. De hecho, el equipo catalán fue capitaneado por el conocido Xavi Hernández (mundodeportivo.com).

El siguiente enfrentamiento de vascos y catalanes, sin embargo, está en ciernes. De hecho, Jon Redondo, director de deportes del País Vasco, dejó claro que no existe intención de realizar más juegos amistosos como este en época de Navidad. Lo que ahora buscan las autoridades de ambas comunidades autonómicas es que las directivas del fútbol mundial les reconozcan como selecciones independientes y, entonces, poder actuar de manera oficial durante las fechas FIFA. Ese, sin embargo, es un partido promete durar mucho más que noventa minutos, pues se sabe que la rectora orbital es extremadamente conservadora en este sentido (este año admitió a Gibraltar, que llevaba años pidiendo pista) y, de manera muy especial, porque podría provocar un agrio enfrentamiento político con el gobierno español. Lo cierto es que el balón saltó de los campos deportivos y ahora, muy distinto a lo que ocurrió hace un siglo, se metió en los terrenos de la política…

 

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

2 comentarios en «Euzkadi vs. Cataluña, el partido de la política»

  1. A ver, Ñoñito un par de comentarios: ¿Cómo hacen las selecciones para jugar el 21 de febrero de 1921 en homenaje a un señor que fallece en 1969 y que en 1921 todavía ni siquiera era colegiado?
    En 1921 el Generalísimo Franco no era general y mucho menos dictador en España todavía. A esa fecha todavía no había iniciado la guerra civil y mucho menos había sido ganada por los realistas con Franco a la cabeza. El triunfo de Franco y su gente fue el 1° de abril de 1936 luego de una guerra que duró desde el 18 de julio de 1936, es decir, dos años y 9 meses aproximadamente. Un abrazo grande, hermano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *