¿Es India el próximo destino de las emociones del fútbol?

Atlético de Calcuta derrotó 3-0 a Mumbai City en el arranque de la Super Liga de India, el multimillonario experimento que, con el irrestricto apoyo de la FIFA, se puso en marcha en ese país asiático. Conquistar la clase media, porción mayoritaria de los 1200 millones de habitantes, es el objetivo. Habrá cinco jugadores colombianos.

ColombiaMundial(2)El gigante comenzó a despertarse. En medio de gran expectativa mundial, en un experimento que tras bambalinas tiene a la FIFA, con su presidente Joseph Blatter a la cabeza, este domingo 12 de octubre se puso en marcha la Super Liga India (ISL por sus siglas en inglés), el torneo de fútbol que espera llegar al corazón de los 1200 millones de aficionados que hay en ese país asiático. El local Atlético de Calcuta se apuntó la primera victoria, por 3-0, sobre el Mumbai City en el Salt Lake Stadium y el delantero etíope Fikru Teferra entró a la historia como el anotador del primer gol.

Tras una impresionante ceremonia de inauguración, propia más de una competencia como los Juegos Olímpicos que de una liga local, se dio el primer puntapié del torneo que, con ocho equipos en contienda, se desarrollará hasta el próximo 20 de diciembre. El dueño de casa, que es copropiedad del Atlético de Madrid, que le cedió varios jugadores, fue amo y señor del partido de principio a fin, un duelo que tuvo claro sabor ibérico, pues Borja Fernández y Arnal Llibert, ambos en el segundo período, convirtieron los otros tantos. El visitante no pudo contar con sus estrellas europeas Freddie Ljungberg, de Suecia, que se encuentra lesionado, y el francés Nicolas Anelka, suspendido por una polémica celebración el año pasado.

Las principales estrellas extranjeras de la ISL de India posaron con el trofeo que recibirá el campeón, el próximo 20 de diciembre. La multimillonaria liga espera conquistar el corazón de 1200 millones de hinchas (Goal.com).
Las principales estrellas extranjeras de la ISL de India posaron con el trofeo que recibirá el campeón, el próximo 20 de diciembre. La multimillonaria liga espera conquistar el corazón de 1200 millones de hinchas (Goal.com).

Y ese, precisamente, es el primer detalle que hay que considerar al referirse a esta mediática ISL. Este es uno más en la larga lista de intentos por popularizar el fútbol en India. Los historiadores dan cuenta de registros según los cuales el primer partido de fútbol en ese país se jugó en 1868 (hace 146 años) y allí se disputa la Copa Durand, la competencia más antigua del planeta fútbol, allende las fronteras de sus inventores, los ingleses (se creó en 1888). Y es justamente Inglaterra el responsable de que en India exista cultura deportiva. La Revolución Industrial, de la que también fueron pioneros los europeos, trajo consigo un inesperado componente: el ocio. Así, entonces, las décadas que siguieron a este trascendental fenómeno social marcaron la reglamentación de varias disciplinas: tenis, boxeo y rugby fueron algunas de ellas.

Y como Inglaterra fue uno de los grandes imperios del siglo XIX, llevó sus costumbres a sus dominios. El deporte, por supuesto, fue una de esas manifestaciones culturales que los inmigrantes ingleses regaron por doquier, y la India no fue la excepción. Allí sembraron la semilla del críquet, la pasión que trasnocha a los indios. Millones de personas lo practican y lo siguen y se estima que la liga local mueve cifras de hasta 200 millones de dólares anuales en patrocinios. El fútbol también llegó a esas tierras, pero no consiguió conquistar el corazón de sus habitantes, al menos no hasta ahora. Hay algunos focos en los que la pecosa provoca emociones (especialmente las urbes más modernas, en las que se siguen las incidencias de las ligas europeas, principalmente de Inglaterra y España), pero la mayor parte de la tarea está por hacer.

Joseph Blatter, presidente de la FIFA, es uno de los personajes que están detrás de este arriesgado experimento. Impulsar el desarrollo del fútbol en ese gigantesco país es el reto (FIFA.com).
Joseph Blatter, presidente de la FIFA, es uno de los personajes que están detrás de este arriesgado experimento. Impulsar el desarrollo del fútbol en ese gigantesco país es el reto (FIFA.com).

A esos nichos, hoy pequeños en medio de la gigantesca extensión territorial, es que les apuntan aquellos que están detrás de este experimento. Desde comienzos de la década pasada, en cumplimiento de sus ambiciosos planes de expansión en estos países densamente poblados y de economías fuertes, la FIFA posó sus ojos en India. “Después del Mundial de Suráfrica-2010, consultamos a la Confederación Asiática de Fútbol y acordamos concentrar nuestros esfuerzos por desarrollar el fútbol en un solo país que tuviera un gran potencial, y no en todo el continente, ya que es gigantesco. El país elegido fue India. En cualquier caso, estamos convencidos de que el fomento del progreso del fútbol en este país tendrán un efecto dominó en los países vecinos”, dijo Jerome Valcke, secretario general de la multinacional del balón.

De la mano de sus patrocinadores, principalmente Coca-Cola, y con visitas de Blatter como parte de la estrategia, la FIFA se empeñó en impulsar el desarrollo del fútbol en ese país, que dicho sea de paso será sede del Mundial Sub-17 a mediados de 2017. “Con 1200 millones de habitantes, el críquet no puede ser el único deporte de la India. Hay sitio para el fútbol que, por cierto, es muy popular en los colegios”, aseveró Valcke. Desde hace una década se trabaja, entonces, en superar los dos principales escollos: la infraestructura y la formación. De hecho, la entidad envió allí al australiano Scott O’Donell, para que manejara los centros de formación regionales. “Es un auténtico placer trabajar con los jóvenes indios. Son disciplinados, hacen todo lo que se les pide, escuchan. Tienen muchas ganas de mejorar. Cuando empezamos a trabajar con el principio de posesión de la pelota, enseguida pudo verse que les resultaba más agradable, que lo apreciaban y que aprendían muy rápido”, explicó.

El franco-argentino David Trezeguet, campeón con Francia en el Mundial-1998, es uno de los jugadores franquicia. Jugará con el samario Luis Yánez (Goal.com).
El franco-argentino David Trezeguet, campeón con Francia en el Mundial-1998, es uno de los jugadores franquicia. Jugará en el mismo equipo que vinculó al samario Luis Yánez (Goal.com).

No es un trabajo fácil, en todo caso, ni un objetivo que se vaya a alcanzar a corto plazo. Baste decir que el clásico de Calcuta, que disputan los equipos Mohun Bagan (fundado en 1889) y East Bengal, se disputó por primera vez hace 88 años, pero su repercusión no traspasó las fronteras de la urbe más futbolística de India. Según datos locales, al menos cien mil aficionados se dan cita cada vez que los rivales eternos se ven las caras, un hecho que no pasa inadvertido para aquellos que están detrás del negocio: hay un gran público sediento de emociones, dispuesto a darle rienda suelta a la pasión que, hasta ahora, vivían principalmente a través de las pantallas de la televisión. El problema es que, aunque existe una afición en ascenso, no hay tradición, ni ídolos que jalonen las pasiones.

Valga una anécdota para retratar la realidad del fútbol de India. Este país participó en el torneo de balompié de los Juegos Olímpicos de 1948, en Londres, y dejó para la historia un hecho insólito. En procura de un cupo a la segunda ronda, el elenco asiático se midió a Francia, cuyos jugadores, al igual que los asistentes al estadio Cricketfield, se asombraron tan pronto sus rivales salieron al campo de juego: ¡estaban descalzos! Lo más increíble, sin embargo, es que India pudo ganar el partido, pues erró dos penales y vendió muy cara su derrota, por 1-2, al conceder un gol en el último suspiro. Antes de regresar a casa, India visitó al Ajax holandés y lo venció. Talimenran Ao, capitán del elenco indio, a su regreso a casa relató orgulloso lo que para él había sido lo más significativo del viaje: “La Princesa Margarita me dijo que le había impresionado mucho vernos jugar así de bien sin botas”.

El exastro brasileño Zico, que fue seleccionador de Japón, fue otra de las figuras internacionales reclutadas para darle brilla a la naciente liga india. Será el entrenador del FC Goa (Goal.com).
El exastro brasileño Zico, que fue seleccionador de Japón, fue otra de las figuras internacionales reclutadas para darle brilla a la naciente liga india. Será el entrenador del FC Goa (Goal.com).

Con el paso de los años, sin embargo, la semilla del fútbol se secó. Mientras otros países asiáticos crecieron y llegaron a disputar la Copa Mundo (Japón, Corea del Sur, Irán y Arabia Saudí), India retrocedió. Hoy ocupa el puesto 158 del escalafón de la FIFA, rodeado por Indonesia, Puerto Rico, Tailandia y Suazilandia, y muy lentamente intenta incrustarse en las competencias internacionales. En 2011, tras una ausencia de 27 años, regresó a la Copa Asiática, con un balance desalentador: tres derrotas (contra Australia, Corea del Sur y Baréin). En la ruta hacia Brasil-2014, así mismo, fue eliminada por Emiratos Árabes Unidos en la segunda fase (eliminación directa), tras caer 0-3 a domicilio y empatar 2-2 como local. Lo cierto, en todo caso, es que inversionistas locales y extranjeros, respaldados por la FIFA, están empeñados en hacer de India el nuevo destino del fútbol, capítulo asiático.

Para poner en marcha esta Super Liga, India copió el modelo de un país, de características similares, que ha sido exitoso: Estados Unidos. Se estableció el sistema de franquicias (que también es muy exitoso en la liga local de críquet), apoyado por un poderoso elenco de patrocinadores, entre los que aparecen Star TV, el grupo de televisión del multimillonario Rupert Murdoch, y el Mukesh Ambani, el hombre más rico de India. Así mismo, Eurosport transmitirá los principales encuentros al Viejo Continente, con la misión de sumar apoyo económico a la ambiciosa idea. En el plano deportivo, se contrataron reconocidas figuras internacionales que, si bien están en el ocaso de sus trayectorias, se espera puedan atraer la atención de los aficionados. El franco-argentino David Trezeguet, el italiano Alessandro Del Piero, el inglés David James, el italiano Marco Materazzi, el brasileño Elano, los españoles Joan Capdevilla y Luis García, los franceses Robert Pires y Mikael Silvestre y el sueco Freddie Ljungberg son, entre otros, los ases con los que se espera conquistar la multitudinaria clase media india.

El francés Robert Pires, con pasado en Olympique de Marsella, Arsenal y Villarreal, entre otros, será puntal de las aspiraciones del FC Goa, dirigido por el brasileño Zico. También fue campeón en Francia-1998 (Goal.com).
El francés Robert Pires, con pasado en Olympique de Marsella, Arsenal y Villarreal, entre otros, será puntal de las aspiraciones del FC Goa, dirigido por el brasileño Zico. También fue campeón en Francia-1998 (Goal.com).

Junto con ellos, como un aporte de la fiebre amarilla que se apoderó de la alegría de los hinchas desde el Mundial de Brasil-2014, habrá cinco futbolistas colombianos en la liga india. Se trata del lateral bogotano Jairo Suárez, del central caleño Andrés Felipe González, del volante bogotano Omar Rodríguez y de los delanteros John Stiven Mendoza y Luis Yánez. Suárez y Mendoza jugarán en el Chennaiyin, en cuyas filas están Elano y Materazzi, que hará las veces de técnico-jugador. González y Rodríguez, por su parte, vestirán los mismos colores que Trezeguet y Yanez será compañero del mundialista Capdevilla en el Northeast United FC. Una aventura sin fronteras, universal, es la que se inició este 12 de octubre en Calcuta. Quizás no sea pronto, pero en caso de que el experimento resulte exitoso es posible que algún día los mejores jugadores del mundo sueñen ya no con jugar en los mejores equipos de Europa, sino en divertir a la mayor afición del mundo: la de India.

 

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *