Eliminatoria: la sexta jornada, ¡de rechupete!

Se sube y se baja, se entra y se sale de la zona de clasificación directa, por lo que la eliminatoria nos demuestra que hay que asumirla una alta dosis de paciencia para que ese largo camino no sea un calvario.

Colombia Mundial en Contravía rumbo a Rusia-2018Ecuador perdió el invicto y el liderato. Uruguay, acostumbrado a sufrir hasta el último momento, goza las vacas gordas. Argentina se aupó al tercer lugar de la mano de Lio Messi y con Gabriel Mercado como insólito goleador. Paraguay le regaló un punto Brasil y salió de la zona de clasificación. Chile se recuperó y está en puesto de repesca. A Colombia la reacción le alcanzó para meterse al Top-5. Brasil es el uno de los siete equipos que pelean por los 4,5 cupos disponibles. Perú, Bolivia y Venezuela están ad portas de comenzar a vivir la ilusión del Mundial de Catar-2022, porque la de Rusia-2018 se antoja esquiva… Esto y más nos dejó la sexta fecha de la eliminatoria suramericana, que estuvo de rechupete.

Colombia Mundial en Contravía rumbo a Rusia-2018
Después de vencer 1-0 a Perú en un partido durísimo, con gol de Édinson Cavani, Uruguay es el nuevo líder de la eliminatoria. ¡Enhorabuena! (FIFA.com).

Como le había ocurrido a Chile, líder tras las dos primeras fechas y luego cayó, ahora fue el turno de Ecuador, que cosechó uno de los seis puntos disputados. Mermado por las bajas provocadas por lesiones y suspensiones, pero también en un nivel futbolístico distante del que le permitió encumbrarse en 2015, el equipo de Gustavo Quinteros aflojó el paso. De manera agónica le igualó a Paraguay, en Quito, y luego se inclinó al poder de la mejor versión de Colombia en lo que va de la eliminatoria. Consecuencia de ello, el nuevo líder es Uruguay. ¡Sí, Uruguay, el que las dos últimas clasificaciones las obtuvo vía repechaje! Jugando bien, que no significa con arandelas y lujos, y ganando con lo justo, la Celeste pasó al frente con los mismos 10 puntos de Ecuador, pero mejor gol diferencia (+8 contra +5).

“Ir de primeros es un mérito, pero pasa a ser una anécdota. En las eliminatorias no hay títulos y raramente la gente se acuerda de quién clasificó primero, o incluso en qué orden se clasificó. Esto es por clasificar, dijo con su habitual serenidad y convicción el técnico Óscar Washington Tabárez luego de la victoria 1-0 sobre Perú. Y, claro, tiene la razón, aunque no son pocos los necios que andan convencidos de que la eliminatoria es un torneo como la Copa América o la propia Copa Mundo, en los que solo vale ser primero. Visto de otra forma: ¿es mejor, ser sexto o séptimo? ¡Da lo mismo, porque ambos lugares representan eliminación! Lo que ocurre es que el ego del hincha es perdidamente caprichoso y, reflejo de nuestra cultura ultracompetitiva (aunque, quizás, sería más adecuado llamarla anticultura), solo le sirve ser primero, solo conforma ser primero.

Colombia Mundial en Contravía rumbo a Rusia-2018
De la mano del goleador Carlos Bacca, Colombia le quitó el invicto a Ecuador. La Tricolor ascendió al quinto puesto de la tabla (FIFA.com)

Lo cierto es que la eliminatoria nos demuestra que hay que asumirla con una mirada distinta, con una mentalidad diferente, con una alta dosis de paciencia para que ese largo camino no sea un calvario. La tendencia es al cambio permanente, a la reacomodación de las fichas de la misma manera que placas tectónicas se ajustan cuando ocurre un movimiento telúrico, o una réplica. Se sube y se baja, se entra y se sale de la zona de clasificación directa, por lo que la paciencia, la mesura y la tranquilidad son estrategias tan importantes como un buen ataque, una buena defensa o las alternativas con pelota quieta. Por eso, ahora que la euforia de las victorias o la rabia de las derrotas bajaron a niveles normales, es el momento para ver qué nos dejó esta sexta jornada de las eliminatorias suramericanas al Mundial de Rusia-2018:


1- Nada es eterno en la vida
Ni para bien ni para mal, nada es eterno en la vida. Que lo diga Uruguay, que disputó la repesca en las últimas cuatro eliminatorias (ganó el cupo en tres ocasiones), pero ahora disfruta y sonríe como líder suramericano. Está claro que falta mucho camino por recorrer (deben disputarse doce fechas más), pero también es cierto que los ahorritos acumulados hasta ahora sin duda van a ser vitales para asegurar la clasificación. Siempre al mando del Maestro Tabárez, Uruguay demuestra que la continuidad, que los procesos a largo plazo sí son posibles y, sobre todo, son fructíferos en estas tierras donde lo efímero es ley. Hoy, la Celeste vive los gozosos después de muchos años de dolorosos, de tropiezos y derrotas, de sinsabores y amarguras, gracias a que aprendió que nada es eterno en la vida, ni para bien ni para mal.

Colombia Mundial en Contravía rumbo a Rusia-2018
Un zurdazo que vale un gol, un gol que vale un triunfo, un triunfo que vale un liderato. Uruguay disfruta esta época de vacas gordas (FIFA.com).

Chile y Ecuador, por su lado, también se enfrentan a esa realidad. El campeón continental empezó subido en el bus de la victoria en la Copa América y pronto tuvo que frenar en seco, y se aporreó. De ser líder pasó a zona de repechaje y cuando comenzaban a soplar los vientos de crisis se recuperó y volvió a puestos se clasificación directa. La revelación de la eliminatoria, mientras, encontró las primeras piedras en su camino y tropezó, primero, y cayó, después. El técnico Gustavo Quinteros no encontró el recambio adecuado y en esta doble jornada cosechó solo un punto, por lo que la ventaja con que terminó en 2015 se esfumó. Esa es, precisamente, otra característica de la eliminatoria: no hay tregua, en cada partido es necesario revalidar las aspiraciones, hay que caminar mirando al frente, pero también viendo de reojo lo que hacen los demás.


2- El gol diferencia marcará diferencias
En 2002, rumbo a Corea del Sur y Japón, el quinto puesto se definió por gol diferencia: Uruguay y Colombia sumaron 27 puntos, pero los charrúas disputaron la repesca con Australia por su mejor balance en la cuenta de goles anotados y recibidos: +6, contra +5. Luego, en la ruta de Brasil-2014, la misma selección uruguaya perdió la clasificación directa con Ecuador, después de que ambos acreditaron 25 unidades. Los dirigidos por Reinaldo Rueda marcaron +4, contra 0 de los discípulos del Maestro Tabárez. Y en este trasegar hacia Rusia-2018 todo indica que la tendencia se va a repetir, de ahí que un gol de más o un gol de menos pueden marcar grandes diferencias.

Colombia Mundial en Contravía rumbo a Rusia-2018
Un gol de más o un gol de menos marcan diferencias, van a marcar diferencias en una eliminatoria reñida y equilibrada como la actual (FIFA.com).

De hecho, Uruguay es líder por mejor gol diferencia que Ecuador. Así mismo, Chile es cuarto con los mismos 10 puntos que Colombia, pero la Roja ofrece +2 contra +1 del elenco de José Pékerman. Esta es, entonces, otra pata que le nace al gato, otro factor que los entrenadores deberán tener en cuenta. Así de compleja es la eliminatoria: es necesario hilar muy delgado a la hora de hacer las cuentas, porque no solo se trata de sumar puntos, sino que especialmente en situaciones como la actual, con reñida competencia y fuerzas equilibradas, también hay que considerar aspectos como el gol diferencia.


3- ¿Será el primer Mundial sin Brasil?
Lo que a través de la historia se antojó como un capricho imposible, hoy es una realidad palpable: de hecho, al cabo de seis fechas, un tercio de las previstas, el equipo dirigido por Dunga ocupa ¡el sexto lugar! Esas épocas en las que la Auriverde infundía temor, en las que sus triunfos se daban por descontados, en las que cada salida era un carnaval futbolístico quedaron enterradas en el pasado. La de hoy, se ha dicho hasta la saciedad (pero, no so sobra repetirlo), es la peor versión de Brasil en su historia: un equipo plano, carente de chispa, con mínimas dosis de talento, con mentalidad pobre, con enormes fisuras en su estructura futbolística. Acumula apenas dos victorias, conseguidas contra equipos de la parte baja de la tabla: Perú y Venezuela. Perdió con Chile e igualó con Argentina, Uruguay y Paraguay. Es tan floja la campaña de Brasil, que Chile y Colombia, que ya superaron minicrisis en el camino, acreditan más triunfos.

Colombia Mundial en Contravía rumbo a Rusia-2018
Un agónico gol de Dani Alves salvó a Brasil de la derrota, aunque no consiguió esconder el pobre nivel de esta Auriverde, la peor de la historia (FIFA.com).

Contra Paraguay se salvó de la derrota in extremis. Hay que reconocerle, eso sí, el pundonor y la vergüenza deportiva con que encaró el segundo tiempo para remontar un 0-2. Contrario al equipo de Luiz Felipe Scolari en el Mundial, que se entregaba tan pronto se veía superado, este de Dunga al menos da la pelea. Con escasas ideas, con muy poco fútbol, con alternativas muy limitadas, pero da la pelea. A punta de insistir y porfiar, de bombardear el área guaraní con centros, capitalizó un error y alcanzó el empate. Dentro de seis meses, cuando se reanude la actividad, la Auriverde irá a la altura de Quito y luego recibirá a Colombia. Y, por supuesto, tendrá que mejorar ostensiblemente su rendimiento, especialmente en lo defensivo, el gran talón de Aquiles de este equipo que, por primera vez en la historia, enfrenta a sus hinchas a un escenario desconocido: ver la Copa Mundo por televisión.


4- Talento y trabajo, la fórmula del éxito
Cuando no pocos hinchas, los de las tribunas y los de los medios de comunicación y distorsión, se aprestaban a ayudarles a empacar maletas para que emprendieran el viaje de regreso a casa, Gerardo ‘Tata’ Martino, de Argentina, y José Pékerman, de Colombia, les propinaron una dura bofetada a sus detractores. La Albiceleste y la Tricolor fueron las únicas selecciones que sumaron seis puntos en esta doble jornada y, por ende, las más beneficiadas. Argentina avanzó al tercer lugar, con 11 unidades, y Colombia aparece de quinta, con 10. Más allá de la posición, sin embargo, lo importante es que estos dos elencos, firmes aspirantes a cupos directos a Rusia-2018, dejaron claro que no se van a entregar fácil y que, por el contrario, están dispuestos a dar y disfrutar más alegrías.

Colombia Mundial en Contravía rumbo a Rusia-2018
Argentina gana y goza, disfruta y aprovecha a Lio Messi. La Albiceleste se trepó al tercer lugar, a un punto del líder (FIFA.com).

Criticados con cizaña, tildados de incompetentes y cuestionados profesionalmente a pesar de la capacidad que han demostrado a lo largo de sus trayectorias, Martino y Pékerman hicieron oídos sordos de las quejas y salieron airosos. ¿Cómo? Jugaron con la suya, es decir, fueron fieles a sus convicciones, a su trabajo, y sumaron puntos vitales. Poco a poco, Martino encuentra el camino para que su equipo gire en torno de Lio Messi, sin que dependa exclusivamente de Lio Messi. Pérkeman, por su parte, apostó por los jóvenes (en los que siempre ha creído) y logró cambiar la cara de un conjunto que solo transmitía desazón y desconfianza. Uno y otro apelaron al talento de sus jugadores y al trabajo acumulado a través del tiempo y cambiaron tristezas por alegrías, derrotas por victorias. Y que a nadie se le olvide que son dos equipos que en estos meses sufrieron sensibles bajas por lesiones y suspensiones y todavía no pudieron juntar a sus mejores valores. Ahora, gracias a esta recuperación, podrán seguir trabajando con menos resistencia.


5- ¿Siete equipos por 4,5 cupos?
Así está, de momento, la eliminatoria suramericana. Solo 4 puntos separan al primero del séptimo, mientras que del quinto al octavo hay 6 unidades. Perú (4), Bolivia (3) y Venezuela (1) no reaccionan y, por eso, la ilusión de Rusia-2018 comienza a diluirse. Incas y patriotas sumaron un punto en esta doble jornada, mientras que los del altiplano se fueron en blanco, por lo que las diferencias con el grueso lote se aumentaron. Y, lo que más debe preocupar a sus hinchas, no se ve cómo o de qué forma van a sufrir una reacción tan vigorosa que les permita empezar a sumar de a 3 para unirse a los que tienen razones para soñar con competir en la próxima Copa Mundo.

Colombia Mundial en Contravía rumbo a Rusia-2018
Perú juega bien, complica a sus rivales, pero no marca y tampoco suma. Un caso muy particular (FIFA.com).

Injusto y difícil de explicar el caso de Perú, que al mando de Ricardo Gareca juega bien, complica a sus rivales, pero pierde. Bien sea por repetidos fallos en la definición o por gruesas falencias defensivas, los peruanos han perdido un precioso terreno que será harto difícil recuperar. Pero juega bien, eso nadie lo puede dudar. Bolivia, en cambio, todavía no sabe a qué juega, pese a los esfuerzos del técnico Julio César Baldivieso. Ese es un rompecabezas que está biche y, tal y como lo dijo recientemente el DT, lo mejor es pensar en armar un grupo competitivo que dé la pelea rumbo a Catar-2022. A Venezuela, por último, la alegría del empate en Lima le duró poco, porque volvió a sufrir por su fragilidad defensiva y encajó una dura goleada en casa contra Chile. El equipo de Noel Sanvicente parecía despegar, pero pronto aterrizó de nuevo, y de barrigazo.

 

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *