El Camp Nou, un coloso de leyenda

Efemérides del 24 de septiembre: hace 57 años se inauguró el estadio del FC Barcelona, el más grande de Europa y escenario de, entre otros acontecimientos destacados, la Copa Mundo de 1982. Acumula 1006 partidos como local, con 759 triunfos.

ColombiaMundial(2)Aquel era el día la Virgen de la Merced, patrona de Barcelona, pero la celebración se concentró en la otra religión que profesan los catalanes: el fútbol. El 24 de septiembre de 1957, hace 57 años, la comunidad blaugrana se reunió en su nuevo templo, el Camp Nou, el estadio más grande de Europa y testigo de excepción de la historia de uno de los clubes más grandes del planeta fútbol. Un escenario mítico que encierra una leyenda, que alberga mil y una anécdotas, que es fiel muestra de la grandeza de la institución y orgullo de la ciudad.

Eran tiempos de resurgimiento. El mundo intentaba reponerse de las heridas provocadas por la Segunda Guerra Mundial, y el FC Barcelona buscaba hacerse con un lugar de privilegio en la élite del fútbol español. Había sido el primer campeón, en la temporada 1928/29, pero apenas en la campaña 1944/45 pudo alzar de nuevo el trofeo. En el epílogo de la década de los años 40, sin embargo, de la mano de los éxitos deportivos, se produjo una explosión de la afición que marcó una nueva era. Una era que, dicho sea de paso, requirió una nueva casa, porque el viejo campo de Les Corts, con solo 48.000 lugares, se quedó chico.

Atlético de Madrid (4 títulos), Valencia (3), Real Madrid (2), Athlétic Club de Bilbao (2), Sevilla (1) y Real Betis (1) habían conseguido robarle el protagonismo al decano de los campeones del fútbol español, que intentaba reinventarse en un país malherido por los rigores de la Guerra Civil. La temporada 1947/48, sin embargo, significó el resurgir con una nueva celebración, que se repitió 12 meses más tarde. Esas coronas, sumadas a la contratación del astro húngaro Ladislao Kubala, que firmó el 15 de junio de 1950, generaron un inusitado despertar de la afición. Y en poco tiempo Les Corts, que acogía al equipo desde 1922, fue insuficiente para albergar tantos hinchas, tanta pasión.

El Camp Nou no solo es la casa del FC Barcelona: también, un escenario mítico, un capítulo invaluable de la historia del fútbol y un orgullo para todos los catalanes. Actualmente, es el estadio más grande de Europa (FIFA.com).
El Camp Nou no solo es la casa del FC Barcelona: también, un escenario mítico, un capítulo invaluable de la historia del fútbol y un orgullo para todos los catalanes. Actualmente, es el estadio más grande de Europa (FIFA.com).

Los socios, entonces, reclamaron la construcción de otro escenario, acorde con esa nueva realidad, pero la concreción del sueño se demoró casi una década. La llegada de Francesc Miró-Sans a la presidencia del club, en 1953, marcó los primeros pasos en firme: el 28 de marzo de 1954 se instaló la primera piedra en un terreno aledaño al viejo Les Corts. Tras más de cuatro años de obras, y sin que la construcción estuviera completa, se escogió la fiesta patronal para el gran acontecimiento. Estadi del FC Barcelona fue el nombre que se le dio al escenario, aunque siempre se le conoció como Camp Nou (campo nuevo en catalán), denominación que se convirtió en oficial en 2001, luego de una consulta entre los hinchas.

En los días previos, las actividades conmemorativas fueron diversas: hubo una romería a la Virgen de Montserrat, pero también conciertos, exposiciones y verbenas. El general Francisco Franco excusó su asistencia en la antesala de la inauguración, lo que representó un alivio para muchos (el franquismo era afecto al Real Madrid) y delegó su representación en el ministro secretario general del Movimiento José Solís Ruiz y del Delegado Nacional de Deportes José Antonio Elola-Olaso. Había pronóstico de lluvia, pero como suele ocurrir resultó lo contrario: el sol brilló con intensidad y arropó a los asistentes durante los actos, que se iniciaron con una misa oficiada por el arzobispo Gregorio Modrego Casaus, que después de la ceremonia bendijo el escenario.

Así lucía el Camp Nou el día de su inauguración, el 24 de septiembre de 1957. Como alcanza a percibirse en la imagen, las obras no estaban concluidas, pero eso no fue óbice para que se llevara a cabo una fiesta inolvidable.
Así lucía el Camp Nou el día de su inauguración, el 24 de septiembre de 1957. Como alcanza a percibirse en la imagen, las obras no estaban concluidas, pero eso no fue óbice para que se llevara a cabo una fiesta inolvidable.

Bailes folclóricos, la presentación de bandas regionales y la interpretación del ‘Himno al Estadio’ antecedieron la fiesta deportiva, que arrancó al filo de las 4:30 de la tarde. La Selección de Varsovia había sido elegida como rival y, en un hecho anecdótico, los dos clubes se pusieron de acuerdo sobre quién debía anotar el primer gol: el dueño de casa. Así, entonces, a los 11 minutos de juego, Eulogio Martínez venció la portería del visitante y solo 60 segundos más tarde Zumborski igualó la pizarra. Fue, entonces, cuando el verdadero partido se inició. Al final, fue triunfo para Barcelona, por pizarra de 4-2, un fantástico colofón para un día inolvidable.

La alineación del Barcelona, aquel día, fue la siguiente: Ramallets, Olivella, Brugué, Segarra, Vergés, Gensana, Basora, Villaverde, Martínez, Kubala y Tejada. En la segunda parte, salieron al campo Ramallets, Segarra, Brugué, Gràcia, Flotats, Bosch, Hermes, Ribelles, Tejada, Sampedro y Evaristo. Además de Martínez, los goles del anfitrión fueron obra de Tejada, Sampedro y Evaristo. Durante el descanso, 1.500 personas bajo la dirección de la Agrupación Cultural Folclórica de Barcelona bailaron una inmensa sardana (danza característica de Cataluña y Andorra), y se liberaron 10.000 palomas. Comenzaba una nueva historia para el FC Barcelona.

El 28 de marzo de 1954 se instaló la primera piedra del escenario, que fue inaugurado poco más de cuatro años más tarde. Estaba en un terreno aledaño al viejo Les Corts.
El 28 de marzo de 1954 se instaló la primera piedra del escenario, que fue inaugurado poco más de cuatro años más tarde. Estaba en un terreno aledaño al viejo Les Corts.

El estadio tenía una capacidad inicial para acoger a 93.053 personas. El costo total fue de 288.088.143 pesetas. Hoy, el Camp Nou es el estadio con más capacidad de Europa, con espacio para 98.772 espectadores. El aforo, sin embargo, cambió con los años: en 1982, con ocasión de la Copa Mundo de fútbol, se llegó hasta los 120.000 lugares. Luego, para dar cumplimiento a la normativa internacional que obligaba a eliminar las localidades de a pie, a finales de los años 90 la capacidad se redujo a unos 99.000 espectadores. El escenario tiene una altura máxima de 48 metros y una superficie de 55.000 metros cuadrados (250 metros de longitud y 220 de anchura). El terreno de juego, de acuerdo con las normas de la UEFA, mide 105 x 68 metros.

El primer partido oficial en el Camp Nou se jugó el 6 de octubre de 1957, día en que Barcelona venció por 6-1 al Real Jaén con ocasión de la cuarta fecha de la liga. Villaverde, Tejada, Kubala y Eulogio Martínez, con una tripleta, inauguraron las redes del Camp Nou en la competencia nacional. Como hecho anecdótico, el miércoles 26 de marzo pasado, contra el Celta de Vigo, Barcelona jugó su partido número mil como local en ese mítico escenario y curiosamente coincidió con la milésima victoria en el torneo español. También fue una goleada, por 3-0, con doblete del brasileño Neymar y uno más del argentino Lionel Messi.

Así debería lucir el Camp Nou del siglo XXI cuando se termine el proyecto de remodelación, que debería abrir sus puertas en 2021.
Así debería lucir el Camp Nou del siglo XXI cuando se termine el proyecto de remodelación, que debería abrir sus puertas en 2021. El inicio d elas obras, sin embargo, aún no tiene fecha.

A la fecha de esta celebración, Barcelona suma 1006 partidos como local en el Camp Nou, con registro de 759 triunfos; anotó 2546 goles. En los primeros 13 juegos en que fue anfitrión, Barcelona conquistó once victorias y cedió solo dos empates; la primera caída se produjo el 2 de febrero de 1958, en la jornada 20 de la liga, al caer 0-2 ¡con Real Madrid! El español José Ramón Marsal y el argentino Héctor ‘Pibe’ Rial (que había jugado en Independiente Santa Fe), ambos en el primer tiempo, marcaron los goles blancos. Ese resultado, no obstante, es solo una más de miles y miles de anécdotas vividas en ese colosal escenario, admirado por muchos, envidado por otros. Porque, fiel reflejo de la brillante historia del club hoy dirigido por Luis Enrique Martínez, allí los hinchas han celebrado más victorias (y títulos) que sufrido tristezas (y derrotas).

 

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *