De la alegría de Rangers a la tristeza de Aston Villa

Cara y cruz en el fútbol británico: el cuadro escocés, reinventado hace cuatro años, regresó a la primera división; el elenco inglés, uno de los fundadores de la Liga Premier, cayó a segunda.

Colombia Mundial en Contravía rumbo a la Copa América CentenarioUnos ríen y otros lloran, así es la vida, es el juego del balón. Hace pocos días, la celebración era por cuenta de los hinchas del Rangers FC, nueva versión del histórico y desaparecido Gasglow Rangers, que ganó el título de la Liga Uno escocesa y, cuatro años después, regresó al lugar que le corresponde, la Liga Premier de ese país. Hoy, el llanto es de los hinchas del Aston Villa, emblemático club inglés, que no soportó más sus graves pecados futbolísticos y administrativos y tras caer 0-1 en su visita a Old Trafford, convertido para la ocasión en el teatro de las pesadillas (ya no de los sueños), perdió la categoría.

Colombia Mundial en Contravía rumbo a la Copa América Centenario
Postergado el año pasado, esta vez el Rangers FC no les dio opción a sus rivales y regresó a la Liga Premier de Escocia.

En 2012, cuando ya no pudo evitar el desenlace producto de malas administraciones, Glasgow Rangers fue descendido administrativamente a la cuarta división, desde donde se reinventó y cimentó el feliz presente que hoy viven sus hinchas. El club más ganador del fútbol de las islas británicas está otra vez en el máximo nivel y presto a reverdecer los laureles propios de su historia: sueña con brillar en Europa, en la Champions League. La otra cara de la moneda es Aston Villa, que después de 28 años regresa a la Premier One luego de una nefasta campaña que incluye 24 derrotas en 34 presentaciones (solo 3 victorias). Los villanos eran uno de los siete equipos que siempre habían estado en la Liga Premier desde que esta se institucionalizó en la campaña 1992-93.

Colombia Mundial en Contravía rumbo a la Copa América Centenario
James Tavernier fue el héroe del ascenso del Rangers FC, al anotar el gol de la victoria 1-0 sobre Dumbarton, el pasado 5 de abril.

La caída libre de Glasgow Rangers estremeció los cimientos futbolísticos de Europa, no solo del ámbito escocés. Fundado en 1973 (aunque hay registros que hablan de un año antes), los Celestes o los Osos de Peluche, como solía llamarlo su multitudinaria hinchada, conquistó 54 veces la Liga escocesa y acredita 33 títulos de Copa de Escocia y 27 de Copa de Liga, para un increíble acumulado de 114 consagraciones, más que algún otro equipo del planeta fútbol. En algún momento de su historia, el club estableció que contaba con 10 millones de hinchas en todo el mundo, muchos de ellos afincados en países como Canadá, Estados Unidos y Australia, con escasa tradición futbolística. Fue la caída de un grande, el descenso de uno de los históricos, algo que parecía reservado a los clubes con menos pergaminos.

Producto de una seguidilla de malas administraciones, la última de ellas a cargo de Craig Whyte, mientras enriquecía su rivalidad deportiva con el Celtic Glasgow, el otro grande del país del golf y del whisky, el club azulón acumuló una deuda de 26 millones de euros que no pudo negociar con el departamento de Hacienda del Reino Unido (HM Revenue and Customs). Apelando al arraigo popular, a la grandeza deportiva, los directivos intentaron echar reversa al desenlace inevitable, pero no fue posible, a pesar de que terminó en el segundo puesto de la Liga, tras Celtic. La reglamentación de la Liga Premier escocesa, que es muy rígida en esos casos, se aplicó sin dilaciones y no hubo más remedio que declararse en bancarrota. Entonces, tuvo que asumir el castigo establecido.

Colombia Mundial en Contravía rumbo a la Copa América Centenario
El apoyo de su fiel fanaticada fue vital para que Rangers FC superara la dura prueba de ascender desde la tercera categoría.

Como suele ocurrir, en los escritorios se trató de borrar con un solo brochazo ese trago amargo, pero no lo consiguió. El empresario Charles Green compró el equipo, asumió las deudas y le dio vida a un nuevo proyecto denominado Rangers FC. Con ese nombre, pidió la recalificación en la Liga Premier escocesa, pero sus pares de la Asociación Escocesa de Fútbol no se tragaron el sapo y lo obligaron a cumplir con la reglamentación. Atrás quedaron los tiempos de gloria, durante los cuales erigió su leyenda como uno de los grandes protagonistas del fútbol escocés y también europeo. La única vez que no quedó entre los cinco primeros fue en la campaña 1925-26, cuando terminó de sexto. Mientras, los años más felices fueron entre 1988 y 1997, período en el que sumó nueve títulos consecutivos. También quedó en el recuerdo su único título continental, el que ganó en la campaña 1971-72 cuando venció sobre el Dínamo de Moscú (3-2) y se adjudicó una edición de Recopa en la que participaron elencos históricos como Barcelona, Liverpool, Bayern Munich, Torino, Austria Viena, Sporting de Lisboa, Chelsea y Estrella Roja.

Colombia Mundial en Contravía rumbo a la Copa América Centenario
El extinto Glasgow Rangers fue campeón de la Recopa de Europa en 1972. Hoy, el Rangers FC quiere repetir esa historia.

Jugadores reconocidos como Mikel Arteta, DaMarcus Beasley, Alejandro Bedoya (colombo-estadounidense), Carlos Bocanegra, Ronald de Boer, Frank de Boer, Giovanni van Bronckhorst, Claudio Caniggia, El Hadji Diouf, Alex Ferguson, Tore Andre Flo, Paul Gascoigne, Gennaro Gattuso, Stuart McCall, Ally McCoist (el máximo goleador del club), Claudio Reyna, Sebastián Rozental, Oleg Salenko, Graeme Souness, Gary Stevens y Jonas Thern, entre muchos otros, vistieron su camiseta y contribuyeron a darle lustre a la historia de esta institución que atesora siete tripletas, más que ningún otro equipo del planeta fútbol (en las temporadas 1948-49, 1963-64, 1975-76, 1977-78, 1992-93, 1998-99, 2002-03 ganó los títulos de Liga, Copa de Liga y Copa de Escocia).

Sin esas estrellas internacionales y como si su brillante historia y palmarés hubieran sido borrados de un tajo, el 29 de julio de 2012 comenzó su nueva vida: de manera agónica, en tiempos suplementarios, venció 2-1 al Brechinv City, en el marco de la Scottish Challenge Cup. Después, el 7 de agosto, jugó contra el East Fife por la Copa de Liga y el 12 debutó en la tercera división empatando 2-2 en la casa del Peterhead FC. Lo más curioso de esas presentaciones fue el masivo apoyo de su hinchada: el promedio fue superior a los 45000 espectadores, récord para esta categoría en cualquier país del planeta fútbol. Un aliento que, sin duda, contribuyó a que los ‘Gers’ (apócope de Rangers) comenzaran a escalar con rapidez.

Colombia Mundial en Contravía rumbo a la Copa América Centenario
El Ibropx Stadium, la casa del Rangers FC en Glasgow, está listo para vivir otra vez las emociones de la Liga Premier de Escocia.

En 2013 subió a segunda división. En esa categoría solo se demoró un año, tras ganar 33 de los 36 partidos y dejar un registro de 106 goles convertidos y solo 18 encajados, antes de llegar a la Ligue One (Liga Uno), el escalón previo a la Liga Premier. Pudo ascender en 2015, pero los puestos directos fueron para Hearts y Hibiernian y en la serie de promoción fue vencido en los dos duelos con el Motherwell, que defendía su puesto en la máxima categoría del balompié escocés. Entonces, fue necesario pasar un año más en el que sus hinchas consideraban el purgatorio futbolístico, hasta que el pasado 5 de abril, con la victoria 1-0 sobre Dumbarton con anotación de James Tavernier, selló el ansiado ascenso tras una campaña inolvidable marcada por las 11 victorias consecutivas en el arranque de la programación.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a la Copa América Centenario
El clásico Rangers-Celtic, el más antiguo del planeta fútbol, volverá a jugarse en el máximo nivel del balompié escocés.

Ahora, sus hinchas, así como los aficionados escoceses, los que habitan las islas británicas y aquellos que comparten su pasión a lo largo y ancho de la geografía futbolística mundial, esperan el reencuentro con Celtic, su clásico rival, un enfrentamiento que data de 1888 (es el clásico más antiguo del mundo del balón), un partido que tiene connotaciones más allá de lo deportivo. En efecto, se miden los protestantes del Rangers con los católicos del Celtic, una rivalidad que se traslada también a la militancia política: el sindicalismo británico de aquellos contra el sindicalismo irlandés de estos. Rangers cuenta con el respaldo de la comunidad unionista del Reino Unido, opositora del catolicismo irlandés de los verdiblancos del Celtic. No en vano, más allá de otros enfrentamientos con tradición y rica historia deportiva, se concibe que este de Glasgow es el rey de los clásicos del fútbol mundial.

El eco de las risas que parten de Glasgow, sin embargo, se transforma en lágrimas a medida que el balón se acerca a Birmingham, la casa del histórico Aston Villa. El club en el que militar el colombiano Carlos Alberto Sánchez (que no actuó) no pudo reponerse de su mala racha y cayó 0-1 con Manchester United para perder la categoría. Un desenlace que se veía venir desde hace un lustro, pero que sus hinchas se negaban a aceptar como una realidad hasta que el jovencito Marcus Rashford anotó el gol que puso a celebrar a los hinchas que estaban en Old Trafford y a llorar a aquellos que siguen los colores celeste y vino. Porque si bien los grandes del fútbol inglés son Liverpool, el propio ManU, Arsenal o Chelsea, que acreditan más títulos, Aston Villa los equipara por historia y tradición.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a la Copa América Centenario
Abatido, el francés Aly Cissoko abandona el campo de juego de Old Trafford, tras la caída de Aston Villa con Manchester United (0-1).

Es que muy pocos hinchas saben que este club fue siete veces campeón de la Liga inglesa, otras tantas veces celebró la FA Cup, obtuvo en cinco ocasiones la Copa de Liga y en una la Community Shield, dentro de las islas británicas. Porque en el concierto europeo también enriqueció su palmarés: ganó la Copa de Europa (hoy Champions League) de 1982, venciendo al encopetado Bayern Munich alemán, y un año más tarde se adueñó de la Supercopa de Europa sobre el Barcelona español. Fundado en 1874, fue uno de los clubes que participaron en la primera edición de la liga profesional inglesa, la de 1889-90, y acumula 105 campañas en primera división, con solo diez años en segunda. Pero hoy todos esos triunfos son un recuerdo, una lejana anécdota, pues el presente y el pasado reciente del Aston Villa estuvieron marcados por los constantes tropiezos, por un doloroso romance con la derrota.

De hecho, la pesadilla vivida en el Teatro de los sueños fue la novena caída consecutiva, el último eslabón de una cadena que terminó por extinguir la llama de la ilusión. “Estamos en el limbo y seguramente vamos a descender. Sin embargo, voy a hacer mi mejor esfuerzo porque el trabajo se siga haciendo dentro de los cánones profesionales”, dijo Erick Black, técnico interino, en la antesala del duelo contra Manchester United. Los hinchas, mientras tanto, llegaron preparados para lo peor, y así los manifestaron a través de las pancartas que exhibieron: “Sin lucha, sin orgullo, sin esfuerzo”, fue una de las más críticas, mientras que otra lanzaba una pregunta que nadie atinó a responder: “Orgullosos de nuestra historia. ¿Y nuestro futuro?”. Tras consumarse el descenso, los dedos acusadores apuntaron a la plantilla y, sobre todo, al propietario el estadounidense Randy Lerner, al que le pidieron la renuncia.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a la Copa América Centenario
‘Sin lucha, sin orgullo, sin esfuerzo’: los hinchas de Aston Villa la emprendieron contra los jugadores tras consumarse el descenso a la Championship League.

Desde que se creó la Premier Ligue, en 1992-93, siete clubes han permanecido siempre en primera: Manchester United, Liverpool, Tottenham, Arsenal, Chelsea y Everton conforman ese selecto grupo al que hasta este 16 de abril pertenecía Aston Villa, cuyo futuro, a partir de agosto próximo, será la Championship League, en la que se verá las caras con Birmingham, su clásico rival de patio. Aston Villa apeló a su historia y rica tradición, a ese palmarés que enorgullece a sus hinchas, pero no pudo con el lastre de las últimas malas cinco campañas (16 en 2012; 15 en 2013; 15 en 2015, 17 en 2015 y último en 2016), para caer en un lugar en el que ninguno de su clase quiere estar. O, si no, que lo digan los hinchas de Leeds United, Coventry, Sheffield United, Sheffield Wednesday, Oldham Athletic, Nottingham Forest y Ipswich Town, otros fundadores de la Premier League que en algún momento cayeron al infierno futbolístico y todavía no pudieron salir de allí…

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *