Copa América: Suramérica es un balón

El fútbol se viste de fiesta en ocho ciudades chilenas con ocasión de la edición 54 del torneo continental más antiguo del planeta. Un panorama equilibrado, un cúmulo de estrellas y ningún favorito claro marcar el derrotero de un torneo que promete buen espectáculo.

Copa América 2015
Copa América 2015

Apenas diez meses después de que el balón paró de rodar en el Mundial de Brasil-2014, los corazones de los aficionados en América y buena parte del resto del planeta fútbol palpitan las emociones de un nuevo duelo: la Copa América Chile-2015. Con México, ya un habitual de la competencia, y la debutante Jamaica como invitados, las ciudades de Antofagasta, Concepción, La Serena, Rancagua, Temuco, Valparaíso, Viña del Mar y la capital Santiago acogerán una edición, la número 54 de la historia, que ofrece características especiales.

Uruguay, el más ganador de la historia, con 15 coronas, defenderá el título conquistado en Argentina-2011 tras vencer a Paraguay en la final (3-0). Argentina, que no gana el torneo desde 1993, cuando se disputó en Ecuador, intentará igualarlo en la estadística, mientras que Brasil buscará alzar un trofeo que le es esquivo desde 2007. Chile, el dueño de casa, que nunca fue campeón, quiere romper la historia y convertirse en el primer local que celebra desde que Colombia lo hiciera en 2001. Y Colombia, claro, el equipo de José Pékerman, sensación de Brasil-2015 y número cuatro del ranquin de la FIFA, espera darle una nueva alegría a la afición tricolor.

Copa América 2015
La Copa América es el torneo de selecciones más antiguo del fútbol, pues la primera edición se jugó en 1916. Esta de Chile-2015 es la versión 45 y está llena de atractivos.

Es difícil que la memoria recuerde una edición del certamen que antes del primer puntapié se antojara tan equilibrada. Sobre el papel, claro está, porque a la hora que los ases se calzan los botines y saltan al campo de juego, se terminan las especulaciones, se derrumban las tendencias estadísticas y se empieza a escribir una nueva historia. Ese, en todo caso, es el primer atractivo de Chile-2015: no hay un favorito claro, unánime. A Argentina y Brasil, los gigantes del continente, se unen Uruguay, el campeón defensor, y Chile, anfitrión que promete hacerse respetar. Y también está Colombia, pero sin olvidar los progresos de Ecuador y de Venezuela, y sin descartar a un México que siempre se las arregla para ser protagonista.

Copa América 2015
Esta es la conformación de los grupos para la Copa América-2015. Chile, el local, más Argentina y Brasil, las potencias continentales, son las cabezas de serie. Jamaica, un invitado, participa por primera vez.

Es claro que, desde hace años, el nivel del fútbol suramericano se emparejó. Los chicos salieron del cascarón de la mediocridad, se envalentonaron y ahora son capaces de medirse de tú a tú con cualquiera. Al menos un partido, aunque todavía les cueste mucho en campañas largas o en instancias decisivas. Baste recordar que fueron Perú y Venezuela los que disputaron hace cuatro años el tercer puesto. A los grandes cada vez les cuesta más armar equipos competitivos, a pesar de contar con las estrellas de mayor renombre y calidad. La imposibilidad de trabajar reunidos antes del torneo los obliga a escudarse en las individualidades, y por ahí se llevan una sorpresa. Y los chicos, se sabe, crecieron como espuma, dejaron atrás los complejos del pasado y ahora tienen derecho a soñar.

La segunda característica que le da un toque especial a Chile-2015 es la constelación reunida en suelo austral. Aunque como siempre hay ausencias notables, entre ellas la de Luis Suárez, elegido Mejor Jugador de Argentina-2011, es difícil recordar una edición previa en la que hubiera tantos y tan buenos jugadores. Lionel Messi, de lejos el mejor del planeta fútbol, encabeza un listado en el que sobresalen su compatriota Carlos Tévez, el uruguayo Édinson Cavani, el brasileño Neymar, los colombianos James Rodríguez y Radamel Falcao García, los chilenos Arturo Vidal y Alexis Sánchez y los ecuatorianos Jéfferson Montero y Míller Bolaños, entre otros. Hay mucho de dónde escoger, talento para todos los gustos, jóvenes con gran proyección y veteranos ya consagrados en busca de renovar o reverdecer laureles.

Copa América 2015
Lionel Messi, de lejos el mejor jugador del mundo, es la gran figura de la Copa América Chile-2015. Su país intentará ganar el torneo, que celebró por última vez en Ecuador-1993.

Pocas veces antes, así mismo, el fútbol suramericano había llegado en un nivel superlativo como el actual al certamen continental. Ese, precisamente, había sido el lunar de las más recientes ediciones. Basta recordar lo que ocurrió en Colombia-2001, cuando Argentina se ausentó y Brasil y Uruguay acudieron con elencos emergentes. Esta vez, en cambio, con las mencionadas excepciones de lesiones o decisiones técnicas, todos los protagonistas ofrecen lo mejor de su arsenal futbolístico. Y en lo colectivo, varios equipos andan en la cresta de la ola. La calidad del espectáculo, entonces, parece garantizada, siempre y cuando los esquemas tácticos no den al traste con la ilusión de observar juegos entretenidos, abiertos, cargados de goles. Ojalá impere el hambre de triunfo sobre el miedo a perder.


Copa América 2015
El atacante Neymar intentará conducir a Brasil a un título que le resultó esquivo en 2011. También, reivindicarse de un penoso Mundial en el que terminaron como el hazmerreír.

Los candidatos
Argentina, como en el hipódromo, gana por una nariz. Más precisamente la de Lio Messi, el jugador diferente del equipo de Gerardo ‘Tata’ Martino y del planeta fútbol. Tras un Mundial-2014 con altibajos y, sobre todo, sin el protagonismo individual que de él se esperaba, llega a esta Copa América recargado, enchufado y enriquecido por los títulos que recientemente cosechó con el FC Barcelona. Y ninguno otro de los participantes tiene a un Messi: cuentan con buenos jugadores, algunos excelentes jugadores, pero ninguno como Messi. El DT mantuvo buena parte de la base del elenco que Alejandro Sabella llevó hasta la final de Brasil y lo refrescó en algunas zonas que requerían retoques. Tévez, Sergio ‘Kun’ Agüero, Gonzalo Higuaín, Ángel Di María y Javier Pastore son, entre otros, los ases que lo secundarán. Es un equipo con gran poder ofensivo que, si consigue superar los dolores de cabeza defensivos, dará la pelea. Un dato: dos de las últimas cuatro veces que la Copa América se jugó en Chile, las ganó la Albiceleste (1955 y 1991).

Esta versión de Brasil sigue siendo, sin duda, la más pobre de su rica historia, pero sigue siendo Brasil. Y atemoriza, y gana todavía con la camiseta, y recibe los favores de los árbitros, y hace pesar la jerarquía individual de sus jugadores. Tras el estrepitoso fracaso como local en el Mundial, bajo la tutela del rocoso Luiz Felipe Scolari, la Confederación Brasileña de Fútbol escogió a Dunga, algo así como más de lo mismo. La auriverde llega con un invicto de nueve presentaciones, pero en juegos amistosos y contra rivales distintos a los que ahora va a enfrentar. La verdadera dimensión del cambio generacional que el DT aspira realizar se verá en suelo austral. La defensa de los pentacampeones mundiales es un colador y el talento en el mediocampo, que antes sobraba, ahora no abunda. Su peor enemigo es la historia: solo le sirve ganar; el resto es fracaso.

Copa América 2015
James Rodríguez, que cumplió una gran temporada en el Real Madrid, volverá a ser el conductor del equipo de José Pékerman. El título es la meta.

Colombia, bajo la égida de José Pékerman, se ganó con lujo de detalles un lugar en el podio. ¿Cómo no considerar candidato al equipo sensación de Brasil-2014? Mucho se publica en los medios de comunicación acerca de temores y dudas, pero igual ocurrió antes del Mundial y tanta palabrería quedó en eso, justamente, en especulaciones, rumores y verdades a medias. Aunque varios de los considerados titulares llegan sin el adecuado ritmo de competencia, ya demostraron que ponerse la camiseta amarilla es suficiente motivación como para derrotar el pesimismo que a veces destilan las redes sociales. Y se trata de una generación que todavía no conoce su techo, hambrienta de gloria y que sabe que aquello que ha conseguido corre el riesgo de quedar en lo anecdótico si no se conquista un título.

Chile, cuya última figuración destacada fue el subtítulo en 1987, no puede esperar más por una celebración. El proceso que se inició con Marcelo Bielsa y que ahora conduce Jorge Sampaoli requiere subir un peldaño más para alcanzar la cúspide, luego de la injusta y dolorosa eliminación en el Mundial. Históricamente, a la Roja le pesó la camiseta de la responsabilidad, una asignatura aún pendiente. Sin embargo, hace rato dejó los complejos y ahora, como lo hizo no hace mucho con España, le planta cara a cualquiera. Cuenta con un plantel experimentado en el que el arquero Claudio Bravo, el zaguero Mauricio Isla, el volante Arturo Vidal y el goleador Alexis Sánchez conforman una sólida columna vertebral. Quizás nunca antes Chile reunió tantos y tan buenos argumentos para aspirar la corona, con el plus de ser dueño de casa y contar con el aliento de su gente. ¿Llegó la hora de Chile?

Copa América 2015
De la mano de Luis Suárez, ausente en esta ocasión, Uruguay conquistó hace cuatro años la decimoquinta Copa América de su historia. El elenco charrúa buscará repetir la gesta sin el mejor de sus jugadores, pero no será una tarea fácil.

Uruguay, el campeón defensor, completa el abanico de aspirantes. Le va mejor cuando no es favorito, como lo demostró hace cuatro años. La ausencia de Luis Suárez va a pesar, sin duda, y le restará poder ofensivo. Se vio en el Mundial: cuando el atacante del FC Barcelona no está, el equipo del Maestro Tabárez es plano, sin ideas, limitado a la tradicional garra charrúa que, a veces, no basta. Pero es Uruguay, el más veces ganador de la Copa América, el que siempre consigue reinventarse, el que sabe cómo ganar aún sin brillar, el que saca la chapa de campeón en el momento justo, el que conoce de memoria el libreto de la jerarquía. Nunca se lo puede descartar, tampoco despreciar, porque es justamente en esas condiciones que ofrece su mejor versión. Y tiene experiencia, y sapiencia, y nunca pierde el hambre de triunfo.

Los demás (Bolivia, Ecuador, Jamaica, México, Paraguay, Perú y Venezuela) son los demás. Podrán dar alguna sorpresa, sí, pero no tan grande como para pensar que puedan pelear el título. En un partido de fútbol, se sabe, puede ocurrir cualquier cosa, que un chico derrote a un grande, pero eso es bastante improbable, por no decir prácticamente imposible, en un torneo de seis juegos. En las eliminatorias a Brasil-2014, por ejemplo, Venezuela derrotó 1-0 a Argentina en Puerto La Cruz, en clara demostración de que las diferencias se acortaron. Al cabo de las 16 fechas, sin embargo, la Albiceleste fue primera, la Vinotinto fue sexta y no acudió al Mundial en el que Argentina fue finalista. Las distancias se han acortado, es cierto, pero los grandes siguen ofreciendo más y mejores argumentos técnicos e individuales, y mantienen la supremacía.

Copa América 2015
La atención del mundo futbolístico estará concentrada durante los próximos 25 días en lo que ocurra en las ocho ciudades chilenas que albergan la Copa América.

La Copa América Chile-2015, igualmente, marcará el rumbo de la próxima competencia oficial del continente: las eliminatorias a Rusia-2018, que se iniciarán en el próximo mes de septiembre. Para algunos, la cita austral servirá como preparación, como consolidación de sus procesos, mientras que para otros un mal balance ahondará la preocupación y lastimará las heridas del pasado que aún no sanaron. Serán 25 apasionantes días en los que los aficionados disfrutarán de 26 encuentros; en Surámerica, más que de costumbre, habrá fútbol en el desayuno, en el almuerzo, en la comida, también a la hora de la merienda. Y de postre, más fútbol…

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *