CA-100: Venezuela reescribe la historia

La Vinotino venció 1-0 a Uruguay, que quedó eliminada, y ahora buscarán el primer lugar del grupo frente a México. Los manitos sufrieron para vencer a Jamaica (2-0), que mereció más.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En ContravíaLa que puede ser considerada una de las más grandes sorpresas de la Copa América en sus cien años de historia, si no la más grande, se produjo este 9 de junio en el Lincoln Financial Field de Filadelfia: Venezuela, que solo había ganado cinco partidos en sus anteriores 16 participaciones, venció 1-0 y eliminó a Uruguay, el más ganador de todos los tiempos, con 15 coronas continentales y 107 victorias. Por tercera vez, el equipo dirigido por Rafael Dudamel disputará los cuartos de final del torneo.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
El hombre de la noche: Salomón Rondón. No fue el mejor de Venezuela, pero tuvo el privilegio de anotar el gol en la historica victoria sobre Uruguay (FIFA.com).

El David y el Goliat de la historia de la Copa América se vieron las caras una vez más y, lejos de los pronósticos y de la lógica, el enano venció al gigante. En 1967, cuando Venezuela debutó en el certamen, Uruguay ya tenía cinco títulos y en esa oportunidad logró la sexta. De hecho, aquella vez se enfrentaron, el 21 de enero, en el estadio Centenario de Montevideo y la Celeste venció por un cómodo 4-0, con dobletes de José Eusebio Urruzmendi y Jorge Oyarbide. Los patriotas solo consiguieron un triunfo, por 3-0 sobre Bolivia, para evitar el último lugar de la tabla de posiciones. Luego tuvieron que esperar 40 años para, el 30 de junio de 2007 en el estadio Polideportivo Pueblo Nuevo, de San Cristóbal, celebrar una segunda conquista: esta vez fue 2-0 sobre Perú.


CA-100: El grupo B se definirá por foto-finish


Como local, el equipo entonces dirigido por Ríchard Páez encabezó el grupo A por delante de Perú y Uruguay y, por primera vez, avanzó a segunda ronda. No fue una experiencia grata, porque en esa instancia Uruguay la goleó 4-1, con Diego Forlán como figura. Cuatro años más tarde, en Argentina-2011, subió el listón: empató sin goles con Brasil, derrotó 1-0 a Ecuador e igualó 3-3 con Paraguay para avanzar como segundo de la zona y se citó en cuartos con Chile, al que superó inesperadamente por 2-1 para colarse entre los cuatro mejores del torneo. Pudo llegar a la final, pero lo impidió Paraguay en la tanda con tiros desde el punto penalti, después de un intenso empate sin goles en 120 minutos; ocupó el cuarto puesto, vencido por Perú en el duelo del consuelo (4-1).

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
La cara de desconsuelo del goleador Luis Suárez lo dice todo: Uruguay está fuera de la Copa América Centenario, a la que llegó con el cartel de candidato (FIFA.com).

Ahora, en el comienzo de una nueva etapa, con Dudamel afrontando sus primeros partidos internacionales como seleccionador nacional, volvió a hacer historia. Ya está entre los ocho mejores, pero lo más importante es que se aupó pasando por encima de Uruguay, el mandamás de la Copa América. Bolivia (1967), Perú (2007), Ecuador (2011), Chile (2011) y Colombia (2015) eran los rivales a los que Venezuela había derrotado en este recorrido de casi medio siglo. Ahora, Uruguay se une a ese grupo y, contrario a lo que ocurría en otras épocas, la Celeste empacará maletas para regresar a Montevideo y la Vinotinto seguirá de fiesta, en procura de una nueva hazaña. Sin embargo, pase lo que pase en los próximos encuentros, Venezuela ya marcó un hito que, sin duda, adquiere ribetes especiales por tratarse de la edición del centenario.

El partido en Filadelfia terminó apenas 1-0, pero bien pudo haber sido un marcador que avergonzara a los charrúas. El desperdicio ofensivo de Venezuela no tiene nombre, y muy pocos antecedentes. En caso de haber afinado la puntería o de contar con un goleador estilo Lucho Suárez, los pupilos del Maestro Óscar Washington Tabárez se hubieran llevado una derrota capaz de inspirar una enciclopedia. Porque si el 1-0 se antoja corto en la pizarra, el trámite del juego fue mucho más amplio: la Vinotinto fue muy, muy superior a la Celeste, que tuvo una noche para el olvido. La última vez que Uruguay salió de la Copa América en la primera fase fue en Bolivia-1997, cuando solo consiguió una victoria, irónicamente contra Venezuela, y cayó frente a Perú y Bolivia.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
Con el golero Fernando Muslera vencido, Salomón Rondón solo tuvo que empujarla para marcar el gol de Venezuela, que ya se inscribió en los cuartos de final (FIFA.com).

La intención, la vocación, el sacrificio, la claridad y las mejores oportunidades a lo largo de los 90 y pico minutos fueron de los pupilos de Rafael Dudamel. Alejandro Guerra fue un lobo que se comió a la Caperucita uruguaya con sus punzantes diagonales, con sus milimétricas habilitaciones, con su endemoniado cambio de ritmo, con sus temibles remates. Uno de ellos, desde unos 35 metros cuando vio adelantado al golero Fernando Muslera, derivó en el único gol de la histórica victoria: el portero alcanzó a tocar el balón y evitó que entrara a su pórtico en primera instancia, pero luego de golpear en el travesaño Salomón Rondón recogió el rebote y no perdonó. Un golazo que rubricó un excelente primer tiempo de los venezolanos, que se despojaron de los complejos de antaño y jugaron de tú a tú, con grandeza en el alma.

El segundo tiempo registró una desesperada reacción de Uruguay, sustentada más en el orgullo herido que en la capacidad futbolística. No hubo quien se adueñara del balón y lo entregara limpio para los delanteros, que naufragaron en la eficaz marca rival. Prácticamente no tuvo posibilidades de alcanzar el empate, porque sus avances eran anunciados, improvisados. Y quedó expuesto en defensa, una circunstancia que Venezuela no pudo aprovechar. Sí amenazó varias veces, creó zozobra, pero careció de ese plus de calidad que distingue a los grandes y les permite sentenciar los partidos en el momento justo. Pero, que quede claro, la victoria patriota nunca estuvo en riesgo, porque la Celeste mostró una de las peores versiones de los últimos tiempos. Impotencia total es el resumen de lo que le ocurrió a Uruguay en Filadelfia.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
Adalberto Peñaranda fue una verdadera pesadilla para la zaga uruguaya. Con su velocidad y picardía, les dio un soberano baile; le faltó el gol (FIFA.com).

Ahora, esta envalentonada Venezuela se medirá el próximo lunes 13 a México en Houston (Texas) para definir al ganador del grupo. Ambos están clasificados y el empate favorece a los dirigidos por Juan Carlos Osorio, en virtud del gol diferencia. Lejos de allí, en el Levi’s Stadium de Santa Clara (California), Uruguay y Jamaica le darán el prematuro adiós a la Copa América Centenario. De manera increíble, insospechada, el más ganador de la historia, el actual líder de las eliminatorias suramericanas al Mundial de Rusia-2018, se va rápido y por la puerta de atrás. Humillada durante décadas, resignada a pelear por evitar el último lugar, hoy Venezuela vuelve a ser protagonista de los primeros planos. Es la magia del fútbol, una página gloriosa del torneo de selecciones más antiguo y, sobre todo, más apasionante del planeta.

México le ganó con lo justo a Jamaica
Con una versión distinta a la que se observó en el debut contra Uruguay, México venció 2-0 a una dura y combativa Jamaica y se aseguró el paso a los cuartos de final de la Copa América Centenario. A diferencia de lo que ocurrió contra los suramericanos, los caribeños pusieron en aprietos defensivos a los dirigidos por Juan Carlos Osorio, que esta vez se mostraron apresurados en ataque y dubitativos en la zaga. Solo la contundencia ofensiva, producto de una capacidad técnica superior a la de su rival, evitó que el elenco azteca sufriera una decepción. Jamaica, mientras, se fue desilusionado porque recibió muy poco para tanto que le aportó a un partido intenso y emocionante, en el que al menos debió marcar un tanto.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
El cabezazo de Javier ‘Chicharito’ Hernández va camino de la red, para abrir el marcador frente a Jamaica. México ya estáen cuartos de final (FIFA.com).

Tras el triunfo manito sobre los charrúas, los elogios de la prensa, especialmente en Colombia, se desbordaron en adjetivos. Como si se hablara del Brasil de 1970, de la Holanda de 1974, del FC Barcelona de Pep Guardiola, cuando la verdad es que no es así. En aquel partido, a México todo se le presentó a pedir de boca y tuvo la virtud de anotar en los momentos justos y controlar a un rival que, valga recordarlo, perdió la brújula desde el comienzo. Por eso, lo más prudente era esperar una segunda salida para saber si era capaz de confirmar ese rendimiento que parecía superlativo, pero que hoy sabemos que no alcanzó esa medida. Porque, aunque pocos lo esperaban, Jamaica hizo ver mal a México en varios pasajes del partido, le desordenó la defensa, exigió al máximo a su portero y desdibujó esa imagen de perfección que nos querían vender.

México ganó porque cuenta con jugadores de talla internacional como Javier ‘Chicharito’ Hernández y Oribe Peralta, los autores de los goles, que supieron aprovechar parpadeos de la zaga jamaiquina. Pero los caribeños no ofrecieron las ventajas que sí concedió Uruguay y pelearon cada balón, marcaron con dureza y se atrevieron a llegar con peligro a los predios de Guillermo ‘Memo’ Ochoa, que asumió el rol de salvador en al menos dos ocasiones en las que evitó el grito de gol. Jamaica había caído 0-1 con Venezuela en el debut sin mostrar mayores argumentos, pero esta vez, en Pasadena, los de Winfried Schaeffer dejaron ver la evolución de su juego. Ya no es un elenco estrictamente físico, sino que se nota trabajo táctico; falta esa dosis de talento que separa a los equipos del común de los realmente buenos, un plus que, sin duda, le habría permitido cambiar el rumbo de la historia de este encuentro.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
El portero mexicano Guillermo Ochoa fue una de las figuras, en virtud de los recios ataques de Jamaica, a la que le faltó un plus de calidad técnica para anotar (FIFA.com).

La tercera y última fecha del grupo C, que se disputará el próximo lunes 13, será decorativa: México y Venezuela ya están clasificados a los cuartos de final y a Uruguay y Jamaica los esperan en el aeropuerto para darles el adiós y enviarlos a casa. Los aztecas continúan su marcha victoriosa, pero les abrieron la puerta a las dudas después del irregular comportamiento de este jueves en Pasadena. Los patriotas dieron la gran sorpresa y ahora buscarán el primer lugar de la zona. Los jamaiquinos, que acumularon la quinta caída consecutiva en igual número de partidos en Copa América, por ahora se despiden con la frente en alto, vendiendo caras sus derrotas. Y los charrúas se cuelgan el cartelito de alerta amarilla a sabiendas de que deberán mejorar, y mucho, si quieren conservar la condición de líderes de la eliminatoria que se reanuda a finales de agosto.

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *