CA-100: pudo más el miedo a perder

El partido que completó la primera fecha del grupo A, Paraguay y Costa Rica se fueron 0-0. Ambos equipos, que la semana entrante se medirán a Colombia, quedaron en deuda.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En ContravíaUno quiso, pero no encontró los caminos y tampoco aportó la claridad necesaria, y tuvo que conformarse con el empate; otro prácticamente no lo intentó, porque su negocio era evitar a cualquier costo una derrota en el debut. Así, en pocas frases, puede resumirse el balance del segundo juego de la Copa América Centenario, el que disputaron las selecciones de Paraguay y Costa Rica en el estadio Citrus Bowl de Orlando (Florida), en complemento de la primera fecha del grupo A, que se abrió el viernes con la victoria de Colombia sobre el anfitrión Estados Unidos (2-0).

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
El peso ofensivo del encuentro lo llevó Paraguay, pero no tuvo claridad, ni profundidad. Costa Rica se defendió bien (FIFA.com).

El empate sin goles fue tanto un buen saldo para ambos, como un castigo. Buen saldo, porque no se perdió, porque se mantuvo el arco en cero, porque se ganó en confianza de cara a los próximos encuentros. Un castigo para Paraguay, porque a pesar de mantener la iniciativa a lo largo de los 90 minutos, fue incapaz de abrir el cerrojo defensivo de los centroamericanos. También, porque pecó en definición, uno de sus puntos fuertes en los partidos de la eliminatoria. Un castigo para Costa Rica, porque mostró muy poca ambición ofensiva y se limitó a esperar un error de su rival para tratar de cobrar por ventanilla. También, porque careció de creación en el mediocampo y sus delanteros quedaron completamente aislados de sus compañeros, enfocados en la destrucción.


CA-100: toda la fiesta fue colombiana


Aunque no es su estilo, Paraguay cargó con el peso ofensivo del partido desde que el árbitro argentino Patricio Loustau hizo sonar su silbato por primera vez. A lo largo de las eliminatorias al Mundial de Rusia-2018, en las que ocupa la cuarta casilla con 10 unidades, las mismas que Colombia, que es quinta, el elenco guaraní exhibió una identidad distinta: le gusta jugar de contragolpe, el camino más fértil para aprovechar la velocidad y la potencia de sus delanteros y, también, las apariciones fantasmagóricas de sus volantes y defensores. Para el estreno en la festiva Copa américa Centenario, sin embargo, el Pelado Díaz propuso un esquema más ofensivo, una idea con menos amarras defensivas, y se notó que le cuesta.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
El talentoso Joel Campbell pesó poco o nada en el ataque de Costa Rica. Casi siempre cayó en el cerco de los paraguayos (FIFA.com).

Tener la pelota y la iniciativa en el fútbol no es sinónimo de profundidad, ni de volumen de juego ofensivo. Como le ocurrió a Paraguay en la mayor parte del encuentro, esa posesión fue estéril, al punto que fueron escasas las ocasiones de gol que generó y, por eso, los aficionados costarricenses no extrañaron a su arquero y figura Keylor Navas, marginado del torneo por una lesión. Además, el elenco suramericano atacó casi siempre a la misma velocidad y con los mismos argumentos, de modo que con el paso de los minutos sus avances eran predecibles y, por ende, fácilmente controlables. Faltaron fórmulas ofensivas distintas a la velocidad, al pase al costado para lanzar el centro en busca de los temibles cabeceadores. El problema es que, se sabe, Paraguay no cuenta con jugadores distintos en el mediocampo, de esos que con su capacidad individual desequilibran.

Costa Rica, mientras tanto, nos ofreció una imagen diferente a la acuñada en anteriores participaciones en la Copa América. Por ejemplo, en aquella Copa América de 2001 en la que logró su mejor figuración, el quinto puesto, pero sobre todo en la que mostró un fútbol alegre, ofensivo, lleno de fantasía en inventiva con jugadores como Paulo César Wanchope, Rolando Fonseca, Rónald Gómez o Walter Centeno. Ahora, sin esa dosis de talento, el técnico Óscar Ramírez se ha tenido que valer de un sólido sistema defensivo que le permita intentar nivelar las cargas con las poderosas escuadras suramericanas, objetivo que logró en esta primera salida. Con el paso de los minutos y el evidente cansancio de los paraguayos, perdió un poco la timidez y se animó a atacar, pero quedó claro que en la mente de los jugadores ticos la prioridad no era ganar, sino no perder.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
Bryan Ruiz fue el más incisivo de los costarricenses, pero también fue una golondrina que no hizo verano. Naufragó en su soledad (FIFA.com).

Contra Colombia, el próximo martes 7 de junio en Pasadena (California), está claro que Paraguay va a sentirse más cómodo: por el estilo de sus jugadores y por la filosofía de su técnico, será la Tricolor la que cargue con la iniciativa ofensiva. Entonces, los jugadores de la Albirroja podrán acomodarse como les gusta, copando espacios en su terreno, a la espera de poder explotar en velocidad y sacar provecho de los eventuales espacios que la zaga colombiana les brinde. Esa estrategia, que además marcó el juego de su entrenador cuando era futbolista profesional (era un temible contragolpeador, letal definidor), le ha brindado réditos en la eliminatoria y, entonces, es normal que la implemente cada vez que el rival se lo permita.

Curiosamente, lo que menos exhibió Paraguay en este encuentro frente a Honduras fue su temible juego aéreo. Esa cualidad, justamente la que más temor infunde en los hinchas colombianos, no pesó en el estreno frente a Costa Rica. Ese día, sin embargo, el conjunto del Pelado tampoco podrá salir a especular, porque en caso de que haya un ganador en el duelo de representantes de la Concacaf (Estados Unidos y Costa Rica se miden, horas antes, en Chicago) tendrá que salir a buscar la victoria sí o sí, so pena que sus opciones se extingan antes de lo previsto. Y al menos en esta noche de sábado en Orlando lució demasiado ansioso, muy atropellado en sus avances, y no se vio tan fuerte como se esperaba. Pero no hay que confiarse, en todo caso, porque ya sabemos de su potencial.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
Una buena cantidad de aficionados siguieron a Costa Rica en el estadio Citrus Bowl, de Orlando. Vivieron el partido con gran entusiasmo (FIFA.com).

Costa Rica, en cambio, se juega la permanencia en el torneo contra Estados Unidos. Un duelo que revivirá esos emocionantes enfrentamientos de la última década en diferentes ámbitos, en el que los ticos demostraron que le perdieron el miedo y el respeto a su rival y que se le miden sin complejos. Una victoria la dejaría en buena posición de cara a la última fecha, en la que se verá las caras con Colombia. Y habrá que ver si en esa segunda salida los de Ramírez nos ofrecen una cara distinta, una idea futbolística más ofensiva o si, por el contrario, demuestran que llegaron a esta Copa América Centenario única y exclusivamente a buscar una despedida decorosa, aunque sea rápida. Y nos deja con la duda de su verdadero potencial, de si en realidad posee alternativas de ataque, el único camino que le garantiza revivir lo ocurrido hace tres lustros en nuestro territorio.

Completada la primera fecha del grupo A de la Copa América Centenario, el gran favorecido fue Colombia, único ganador. Un triunfo que, se sabe, nada garantiza, pero que lo deja en mejor posición, tanto en lo futbolístico como en lo anímico, que la de sus rivales. Luego del sorteo, se había dicho que este era el cuarteto más competitivo, el famoso ‘grupo de la muerte’, pero los dos primeros partidos nos mostraron algo bien distinto. Como hecho para no dejar pasar inadvertido, solo hubo un equipo capaz de marcar goles, y fue Colombia. Eso denota no solo su filosofía futbolística, sino también el talante y las características de sus jugadores. En eso, sin duda, la Tricolor está un escalón arriba de los sus primeros rivales en el torneo.La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *