42 años esperando una victoria

El Córdoba CF puso la nota destacada de la más reciente jornada de la liga española, al vencer de visitante al Athletic Club de Bilbao. No ganaba en ese torneo desde el 7 de mayo de 1972, cuando derrotó al FC Barcelona. Historia de un David del balompié.

ColombiaMundial(2)En Argentina, los hinchas de Racing de Avellaneda debieron esperar 35 años para dar una nueva vuelta olímpica (1966 a 2001). En Colombia, Independiente Santa Fe hizo sufrir a su afición durante 36 años y medio antes de saborear las mieles de una nueva estrella. En Inglaterra, los parciales del Manchester City fueron el hazmerreír de sus rivales durante 44 años, el período que duró la sequía de los ciudadanos (1968 a 2012). Fueron décadas de muchos sinsabores y tristezas, acaso salpicadas por alguna que otra alegría o una ilusión que no se llegó a concretar. En España, sin embargo, los fanáticos del Córdoba CF esperaron durante 42 años, pero no un título, sino ¡una victoria en la liga!

En medio de esa batalla ególatra de los periódicos de Madrid y los de Barcelona, la noticia se perdió, quedó en un segundo plano. Obvio, el Córdoba FC, un pequeño club afincado en ciudad del mismo nombre en la provincia de Andalucía, sur del país, no es de aquellos que ocupe titulares destacados en los diarios nacionales. Esta vez, cuando lo merecía, su gesta quedó opacada por las notas que trataban de ocultar el ridículo piscinazo de Cristiano Ronaldo contra Celta de Vigo y el nuevo ‘hat-trick’ de Lio Messi (contra Espanyol en el derbi catalán). Tras haber ascendido a mediados de año, y acumular siete empates y seis derrotas en las primeras 13 jornadas, el club andaluz se reencontró con la victoria: en el Nuevo San Mamés, de Bilbao, venció 1-0 al Athletic Club.

El argelino Nabil Ghilas es el nuevo héroe del Córdoba CF: su gol contra Athletic Club de Bilbao acabó con más de 42 años en procura de una victoria en la primera división del fútbol español. ¡Increíble!
El argelino Nabil Ghilas es el nuevo héroe del Córdoba CF: su gol contra Athletic Club de Bilbao acabó con más de 42 años en procura de una victoria en la primera división del fútbol español. ¡Increíble!

¿Cuál es el valor del triunfo del elenco dirigido por el serbio Miroslav Djukic? Su más reciente celebración databa del 7 de mayo de 1972, es decir, hace 42 años y medio. Fue con ocasión de la jornada 34 de la liga 1971/72, la penúltima de aquel campeonato que consagró al Real Madrid de Miguel Muñoz, en cuya plantilla aparecían Carlos Alonso González Santillana, Amancio Amaro Varela, José Martínez Sánchez Pirri, los argentinos Miguel Pérez y Eduardo Anzarda y el paraguayo Sebastián Fleitas. A esa fecha, además de los merengues, Valencia y Barcelona aún luchaban por la corona, pero los culés tropezaron de manera sorpresiva con el rival menos esperado: el Córdoba que estaba virtualmente descendido. Desde entonces, los verdiblancos se perdieron en el ostracismo de la segunda división, militaron en segunda B y hasta cayeron a tercera (jugaron esa categoría en 1983/84) antes de reincorporarse y conseguir el regreso a primera el pasado 22 de junio.

Fundado en 1954, el Córdoba CF solo estuvo durante ocho temporadas en la autodenominada ‘liga de las estrellas’: entre 1962/63 y 1968/69 y la mencionada 1971/72. Su mejor resultado fue el quinto lugar en la campaña 1964/65, en la que superó al Barcelona. En esa campaña, dejó un récord que aún permanece: encajó apenas 2 goles en los 15 partidos que disputó como local, y no perdió en el estadio Arcángel. El argentino Alfredo Di Stéfano, entonces, jugador del RCD Espanyol, fue el único rival que perforó su valla, porque el otro tanto recibido fue un autogol de Ricardo Costa, en el partido contra Zaragoza. Pero está claro que Córdoba CF es un equipo chico, de provincia, casi de pueblo, y esas aventuras en la máxima categoría son la excepción que confirma la regla. Porque fueron más de cuatro décadas de penurias en niveles inferiores antes de saltar a los primeros planos y marcar historia.

Varias generaciones de hinchas del Córdoba CF no habían visto ganar a su equipo en la máxima categoría del balompié español. La última celebración databa de mayo de 1972, contra Barcelona.
Varias generaciones de hinchas del Córdoba CF no habían visto ganar a su equipo en la máxima categoría del balompié español. La última celebración databa de mayo de 1972, contra Barcelona.

Solo un milagro evitaba que Córdoba CF descendiera al final de la temporada 1971/72, y no se dio. Sin embargo, los andaluces se despidieron de la primera división dándose un gusto: extinguiendo las tenues llamas de la ilusión de Barcelona de alcanzar el título. Aquel domingo 7 de mayo de 1972 era la última vez que el equipo se presentaba ante sus hinchas. Y la despedida fue casi que apoteósica. Un solitario gol del centrocampista José Fermín Gutiérrez, anotado de penalti a los 9 minutos del segundo tiempo, bastó para quedarse con la victoria. Aquel equipo era dirigido por el brasileño Vavá, vieja gloria del Brasil campeón del mundial de Suecia-1958, en el que conformó una delantera de miedo con el joven Pelé y Garrincha (de hecho, anotó doblete en la final contra los dueños de casa). En su nómina sobresalía el nombre de un tal Vicente del Bosque, surgido de la cantera del Real Madrid, que buscaba labrarse un destino como jugador profesional.

Ese Barcelona tenía como entrenador al célebre Rinus Michel, el padre de aquella famosa criatura llamada la Naranja Mecánica, la Holanda que enamoró al mundo del balón en Alemania-1974 con Johan Cruyff a la cabeza y su revolucionario fútbol total. El arquero era Miguel Reina, padre de Pepe Reina, actual miembro del Bayern Munich alemán, y alternaba Carles Rexach, cuyo nombre ganó notoriedad a comienzos de la década pasada como entrenador del club catalán en la temporada 2001/02, al mando de un grupo con jugadores como Roberto Bonano, Pepe Reina, Frank De Boer, Sergi Barjuán, Xavi, Phillip Cocu, Luis Enrique, Javier Saviola, Patrick Kluivert y Rivaldo, entre otros. La derrota en Córdoba impidió que Barcelona aprovechara el traspié del líder Real Madrid, que ese mismo día cayó estrepitosamente 1-4 con Atlético de Madrid en el derbi de la capital, disputado en el Vicente Calderón.

El triunfo en la Nueva Catedral de San Mamés contra los leones se celebró como si hubiera sido un título. Un David que logró arrebatarles algo de protagonismo a los Goliat de la 'liga de las estrellas'.
El triunfo en la Nueva Catedral de San Mamés contra los leones se celebró como si hubiera sido un título. Un David que logró arrebatarles algo de protagonismo a los Goliat de la ‘liga de las estrellas’.

Para la historia, en esa oportunidad Córdoba alineó con Molina, Rodri Martínez, Cepas, Fermín, Juan Rojas, Alarcón, Escalante, Vicente del Bosque, Ramón Tejada, Prieto y Manolín Cuesta. Cruz reemplazó a Rojas (paraguayo) y Garrido hizo lo propio con Fermín, el héroe de la jornada. Barcelona se presentó con Reina, Paredes, Torres, Gallego, Juan Manuel Asensi, Juan Carlos, Rifé, Zabalza, Pérez, Juanito Díaz y Marcial. Estos dos últimos fueron sustituidos por Rexach y Martí Filosia. El árbitro fue Pascual Tejerina. En la siguiente jornada, la última del calendario, Córdoba perdió con Granada (otro que, curiosamente, ascendió a mediados de este año), por 1-0. Y comenzó a navegar en las turbulentas aguas de segunda división, segunda B y tercera. Sufrió para ascender cada uno de esos escalones y en la campaña 2011/12 rozó el ascenso, pero falló en los playoffs (perdió con Valladolid). Hasta que este año, en la misma instancia, el empate a un gol en casa de Las Palmas le bastó para regresar al reino de Lionel Messi y compañía.

En la presente liga, debutó el 25 de agosto con una muy decorosa derrota 0-2 con Real Madrid, en el Santiago Bernabéu, pero la victoria le había sido esquiva. Fuera de su domicilio, acreditaba tres empates (1-1 con Almería y Getafe y 2-2 con Elche), antes de aterrizar en Bilbao. Y nada hacía presagiar que fuera el visitante el que celebrara, porque el Athletic Club venía en racha y su rival, golpeado. Sin embargo, un grueso error de Iturraspe, que dejó corta una devolución que Gurpegui no pudo controlar, para permitir que el argelino Nabil Ghilas la robara y batiera a Iraizoz, a los 23 minutos del primer período. Los bilbaínos reaccionaron en procura de la paridad, pero se estrellaron contra el meta Juan Carlos y su propia ansiedad. Tras el descanso, el técnico Ernesto Valverde intentó provocar un revulsivo, pero su estrategia no funcionó. Córdoba se apertrechó con solidez, el partido se ensució con repetidas interrupciones y el reloj corrió inexorablemente.

El técnico serbio Mroslav Djukic quedó en la historia del club. Ahora, el DT espera que el equipo mejore su rendimiento y abandone la zona roja del descenso a segunda.
El técnico serbio Mroslav Djukic quedó en la historia del club. Ahora, el DT espera que el equipo mejore su rendimiento y abandone la zona roja del descenso a segunda.

La historia recordará este partido en el que los equipos se presentaron con las siguientes formaciones: Athletic, con Gorka Iraizoz; Óscar de Marcos, Carlos Gurpegui, Aymeric Laporte, Jon Aurtenetxe (Kike Sola, 68); Ander Iturraspe; Borja Viguera, Beñat Etxeberría (Antoni Iraola, 46), Mikel Rico, Íker Muniain; y Iñaki Williams (Markel Susaeta, 46). Córdoba, con Juan Carlos; Edu Campabadal, Íñigo López, Alexsandar Pantic, Daniel Pinillos; Deivid, Luso Delgado, Borja García (López Silva, 85), Fidel Chaves (José Ángel Crespo, 66); Abel Gómez (Patrick Ekeng, 73) y Nabil Ghilas. Santiago Jaime Latre fue el árbitro central y amonestó a Iturraspe, Luso, Campabadal, Laporte, Borja, Pinillos, López Silva y Muniain. A las tribunas de La Catedral acudieron 50.000 espectadores.

Con este triunfo, que tardó más de cuatro décadas y 14 partidos en llegar, Córdoba dejó el sótano y ascendió hasta la casilla 18, aún en zona de descenso, con 10 unidades. No la tendrá fácil para permanecer en la máxima categoría, pero los dirigidos por Djukic esperan que este resultado sea el impulso que necesitaban para abandonar esa zona roja de la tabla de posiciones. Será una lucha sin cuartel con Deportivo La Coruña, Elche (puestos 19 y 20), Almería (17 también con 10 puntos), Granada y Levante, aunque el técnico Djukic se tiene confianza: “Competimos muy bien y mantuvimos la portería a cero en un campo muy difícil. La seguridad defensiva es la clave para crecer. El equipo ha sido muy solidario y cuando seamos fuertes defensivamente iremos ganando. Hoy hemos hecho un buen trabajo”, afirmó en la rueda de prensa posterior al juego.

Ghilas capitalizó un grosero error de la zaga del Athletic Club y marcó el gol en el primer tiempo. Luego, el dueño de casa se estrelló contra el muro defensivo visitante y su propia impotencia.
Ghilas capitalizó un grosero error de la zaga del Athletic Club y marcó el gol en el primer tiempo. Luego, el dueño de casa se estrelló contra el muro defensivo visitante y su propia impotencia.

En todo caso, el serbio hizo un llamado a la cordura: “Hay que mantener los pies en el suelo. Quedan muchas guerras y ni antes éramos tan malos ni ahora somos unos fenómenos. Hay que seguir peleando desde la humildad y el trabajo. Esta victoria nos permite coger confianza y no descolgarnos, nada más”, subrayó. El DT, así mismo, exteriorizó la euforia que se vivió en el vestuario. “Todo el mundo estaba muy contento. Las caras de los futbolistas reflejaban, sobre todo, que se han quitado un peso de encima. Se les ha tocado el orgullo y la gente ha reaccionado. Hemos sido un bloque y ha llegado la recompensa”, agregó. Una recompensa que no fue solo para ellos, sino también para las varias generaciones de atribulados hinchas que, durante más de cuatro décadas, no hicieron algo distinto a cosechar tristezas y amargura. Pero como en el fútbol no hay mal que dure cien años, este sábado 6 de diciembre entró en la historia dorada del Córdoba CF, protagonista de la anécdota que los medios de comunicación se dieron el lujo de ignorar.

 

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *