¿Quién será el mejor jugador del Mundial-II?

El francés Benzema marcha de primero en la carrera por el trofeo. El brasileño Neymar y el argentino Messi le siguen, pero ambos están en deuda. El portugués Cristiano Ronaldo, ad portas de un fracaso vergonzoso.

LibroSe completó la segunda fecha de partidos en Brasil-2014. Camerún, España, Australia, Inglaterra y Bosnia-Herzegovina ya tramitaron sus tiquetes de regreso a casa, tras sufrir una prematura eliminación. Mientras, Grecia, Japón, Uruguay, Italia, Honduras, Nigeria, Irán, Estados Unidos, Ghana, Portugal, Argelia, Rusia y Corea del Sur están en el filo de la navaja, entre la rubia y la morena, pendientes del último partido, algunos dependiendo de resultados ajenos para continuar en carrera. ¿Y los jugadores? Más decepciones que confirmaciones.

Empecemos por el final, es decir, por aquellos jugadores tras la primera tanda de partidos se postularon para ser elegidos como los mejores del Mundial. El que logró sacarles un cuerpo de ventaja a sus rivales, con nitidez, fue el francés Karim Benzema. Tras un debut más que auspicioso contra Honduras (dos goles anotados y uno provocado), en la goleada a Suiza (5-2) encabezó la ofensiva, a pesar de que erró un tiro penalti. En la plenitud de sus condiciones, el atacante galo ha exhibido un liderazgo que no se le conocía en el Real Madrid. Anda enchufado y, de continuar en la misma tónica, puede resultar tan importante como lo fue su compatriota Zinedine Zidane en 1998 y 2006.

No muy lejos de él aparece el brasileño Neymar. No es ese jugador espectacular que nos quieren vender, un fuera de serie, pero está claro que este Brasil de Felipao Scolari es Neymar y diez más. No abunda el talento en este Scratch y, por eso, el jugador del FC Barcelona sobresale con nitidez. La incógnita es que se pierde largos ratos del partido, como si se escondiera para evitar que el rival lo apriete, y a partir de los octavos de final lo van a apretar más. Tras un buen debut contra Croacia, naufragó en la marca mexicana, aunque hay que rescatar que nunca se rindió. Está en deuda, aunque si el equipo lo ayuda un poquito puede dar mucho más.

Este zurdazo significó el gol de Argentina contra Irán. Messi, sin embargo, está en deuda (FIFA.com).
Este zurdazo significó el gol de Argentina contra Irán. Messi, sin embargo, está en deuda (FIFA.com).

El tercer escalón es para el argentino Lionel Messi. El Enano, como lo llaman sus compañeros, ha sido vital en los dos triunfos que logró el conjunto de Alejandro Sabella. Para decirlo con claridad: sus dos únicos chispazos significaron 6 puntos. El problema radica en que hasta ahora la Albiceleste enfrentó dos rivales muy débiles: Bosnia-Herzegovina, la debutante que ya se despidió del torneo, e Irán. Los asiáticos pudieron vencer al elenco suramericano, pero no consiguieron anotar y en tiempo de reposición Messi les cobró por ventanilla. No aparece el juego colectivo que se necesita para superar las etapas decisivas y Messi, aunque asumió el rol que todos esperan del él (el de salvador), necesita mucho más para evitar que Argentina se vaya a casa antes de lo previsto.

Los holandeses Arjen Robben y Robin Van Persie, de fulgurante estreno contra España, con sendos dobletes, aflojaron, y mucho, contra Australia. A pesar de la victoria (3-2), en ese juego la Naranja Mecánica volvió a ser el equipo granítico, limitado, chocador y confundido de Suráfrica-2010, y gran parte de esa responsabilidad recae en Robben y Van Persie. No es algo que deba extrañarnos, en todo caso, porque si algo ha caracterizado a estos dos buenos jugadores a lo largo de su trayectoria profesional es la irregularidad. Nadie pretende que mantengan el nivel estelar que acreditaron contra la campeona derrumbada, pero si quieren aspirar a algo grande deben jugar mucho mejor que lo que lo hicieron contra los canguros.

Mucho de glamur y poco, casi nada, de fútbol: Cristiano Ronaldo (FIFA.com).
Mucho de glamur y poco, casi nada, de fútbol: Cristiano Ronaldo (FIFA.com).

Algo parecido le ocurrió el alemán Thomas Mueller, que le marcó una tripleta a Portugal en la goleada 4-0 en la primera fecha. Frente a Ghana (2-2), sin embargo, fue un fantasma. Apenas tuvo una opción de gol (un mano a mano que le ganó el arquero Fatawu Dauda) y jugó escondido en la mitad del campo, incómodo por el anticipo y buena la marca de los africanos, que lo controlaron sus acertados relevos. La falta de claridad de Alemania en ese encuentro se debió, en gran medida a que Mueller tuvo la lamparita apagada y, por eso, el técnico Joachim Loew no tuvo más alternativa que recurrir al viejito Miroslav Klose y terminar jugando a la antigua: échenla para arriba, a ver quién la mete.

Entre los jóvenes debutantes, hay dos que siguen brillando con luz propia: el colombiano James Rodríguez y el ecuatoriano Énner Valencia. James repitió una buena actuación en la victoria sobre Costa del Marfil y llegó a dos goles, con lo que quedó a un tanto de convertirse en el máximo goleador de Colombia en los Mundiales. Más allá de eso, ha mostrado mucha personalidad, al punto que asumió el rol de liderazgo que le correspondía a su compañero Radamel Falcao García, ausente del Mundial por lesión. Valencia, por su parte, acumula tres goles (todos los que marcó Ecuador) y tiene soñando al elenco de Reynaldo Rueda. El problema para él es que su equipo puede ser eliminado en esta primera ronda y, entonces, se le acaban las oportunidades.

El peor balance, con cara de fiasco histórico, tiene nombre propio: Cristiano Ronaldo. Que dejen de excusarse en la tal lesión de la rodilla, porque si no estuviera apto jamás podría competir en este nivel tan exigente. Contra Alemania fue una sombra y solo apareció con sus habituales berrinches y contra Estados Unidos, aunque algo mejoró, confirmó que está muy lejos del rendimiento que se espera del poseedor del Balón de Oro de la FIFA. Para rematar, el conjunto luso está con pie y medio por fuera del Mundial, pues requiere golear a Ghana (algo bastante complicado) y esperar que entre Alemania y Estados Unidos haya un ganador por marcador amplio. Esta es su tercera participación en la Copa Mundo y hasta ahora, poco, muy poco…

El ecuatoriano Énner Valencia, con tres goles, es una de las revelaciones del torneo (FIFA.com).
El ecuatoriano Énner Valencia, con tres goles, es una de las revelaciones del torneo (FIFA.com).

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *