Neymar y Klose, protagonistas tras bambalinas

¿Encontrará Brasil un sustituto idóneo de Neymar que lo lleve al título, como hizo Amarildo en Chile-1962 tras la lesión de Pelé? ¿Podrá Miroslav Klose arrebatarle la marca de máximo anotador de los Mundiales a Ronaldo con un gol a Brasil? Un juego con ingredientes especiales.

LibroEl joven, el que estaba llamado a ser la gran figura de Brasil-2014, estará fuera del campo: una lesión lo sacó del Mundial. El veterano, cuyo nombre despertó críticas cuando el DT lo incluyó en la lista de los 23 elegidos para la Copa Mundo, se encuentra listo para jugar y, especialmente, para inscribir su nombre en la historia. Neymar y Miroslav Klose, desde orillas muy diferentes, son protagonistas del duelo entre Brasil y Alemania, el juego que solo a uno le hará realidad el sueño de disputar la final del próximo domingo en el mítico Maracaná de Río de Janeiro.

En los últimos años, los aficionados al fútbol nos cansamos de escuchar una frase recurrente: “Brasil va a ganar el Mundial, porque tiene a Neymar”. Y ciertamente el atacante del registro del FC Barcelona español fue lo más destacado de los primeros cinco partidos del otrora Scratch, con cuatro goles anotados y prácticamente como única cuota de talento y juego ofensivo dentro del chato y simplón equipo armando por Luiz Felipe Scolari. Sin Kaká, Robinho y Ronaldinho, pedidos a gritos por la torcida y un amplio sector de los medios de comunicación, pero defenestrados por el DT, solo Neymar pudo marcar diferencias a favor de la Canarinha.

Claro, dentro de este equipo siempre hay alguno (o algunos) otro capaz de desequilibrar, aunque no siempre por cuenta de la gambeta, el ingenio o la inspiración: el defensor David Luiz lo hizo contra Colombia, al anotar un fantástico tiro libre que alargó las distancias y puso cuesta arriba el sueño tricolor. Pero no hay demasiadas opciones, porque los grandotes Hulk y Fred, escogidos por el DT para aplastar las defensas rivales, comenzaron en buena tónica y con el transcurrir de los partidos se volvieron intrascendentes. De hecho, Hulk aún no anotó y Fred solo se apuntó un grito, una cuota exigua para dos jugadores llamados a liderar el poderío ofensivo de un favorito. Y Oscar, otro de los señalados para comandar el ataque, también hizo un gol, pero su aporte ha sido muy inferior al esperado.

La lesión que dejó por fuera a Neymar plantea un reto interesante para Brasil y, especialmente, para su técnico. Todo el trabajo previo estaba diseñado para privilegiar y favorecer al astro ausente y ahora, en plena carrera, en las instancias más importantes, tiene que implementar un plan B. ¿Hay algún jugador que haya estado tapado hasta ahora y pueda asumir el liderato que ostentaba Neymar? Eventualmente, sí, pero saber cuál es como adivinar la combinación ganadora del Baloto. Inclusive, muy al estilo del gran Jairzinho o del mítico Garrincha, una vieja figura del Scratch se tiró una gambeta que más bien luce como cortina de humo. Amarildo, campeón mundial en Chile-1962, restó importancia a la ausencia de Neymar y afirmó que Brasil puede ser campeón sin su jugador más representativo.

Justo cuando Brasil más lo necesita, Neymar quedó por fuera del Mundial por una lesión (FIFA.com).
Justo cuando Brasil más lo necesita, Neymar quedó por fuera del Mundial por una lesión (FIFA.com).

Él fue, precisamente, el que tomó el lugar de Pelé luego de que el astro fue molido a golpes por los jugadores de Checoslovaquia en el segundo partido de la primera fase. Sin Pelé en el campo y con Amarildo como titular, Brasil venció a España (2-1), Inglaterra (3-1, cuartos de final), Chile (4-2, semifinales) y Checoslovaquia (3-1, final) para alzarse con su segunda corona orbital consecutiva, y Amarildo cree que la historia se puede repetir. Si uno se atiene a eso, pues Willian o el que sustituya a Neymar contra Alemania hará la misma tarea. Pero, ¿en verdad es tan fácil? Porque las diferencias entre un elenco y otro son notorias, al punto que es posible que algunos de los jugadores del presente se sonrojen al escuchar los nombres de sus predecesores.

En Chile-1962 no estaba Pelé, pero en el campo quedaron Vavá, Garrincha, Didí, Zagallo, Nilton Santos, Zito y Djalma Santos, todos inmortales, todos ídolos, todos fabulosos futbolistas. Ese elenco que dirigía Aymore Moreira rebosaba de talento, precisamente el ingrediente que este conjunto de Scolari posee a cuenta gotas. ¿Cuál es el Didí actual, y el Garrincha, y el Vavá? ¿Será tan fácil como cambiar una pieza y poner otra? Quién quita que sin Neymar alguno de esos jugadores que se ha visto relegado, desplazado, aparezca en su máxima dimensión y se convierta en el Amarildo de 2014. No suena probable, pero cosas raras se han visto en el fútbol a través de la historia. En todo caso, queda la impresión de que la distancia, al menos en los apartados de calidad y talento, es de años luz entre los equipos de 1962 y 2014. Y sin Neymar, este Brasil chato no da miedo.

El protagonista que sí estará presente, aunque no necesariamente como titular de su equipo, es Klose. El delantero de origen polaco, que marcó una de las noticias destacadas de esta Copa Mundo cuando anotó el segundo tanto de Alemania en el empate contra Ghana (2-2), el pasado 21 de junio en Fortaleza, está listo para hacer historia. Como ese toque sutil que mandó el balón al fondo del arco de Fatawu Dauda, Klose completó 15 goles en su trayectoria en los Mundiales e igualó al brasileño Ronaldo en lo más alto de la tabla de goleadores históricos. Ahora, con dos juegos por disputar, especialmente este contra Brasil, puede pasar de largo.

Miroslav Klose tiene una cita con la historia en la Copa Mundo: ¿podrá cumplirla? (FIFA.com).
Miroslav Klose tiene una cita con la historia en la Copa Mundo: ¿podrá cumplirla? (FIFA.com).

El 30 de junio de 2002, la única vez que Brasil y Alemania se vieron las caras en un Mundial, puede decirse que el gran perdedor fue Klose. No solo porque su país cayó 0-2 y vio cómo su rival daba la vuelta olímpica, sino porque él personalmente perdió el duelo de artilleros con Ronaldo, autor de los dos goles que le dieron el título a la Canarinha, y ni siquiera terminó el juego. En efecto, mientras el brasileño se cobraba revancha del sinsabor del último juego de Francia-1998, Klose vivía su calvario: sin llegar a ser solución en el ataque, el técnico Rudi Voeller lo sustituyó a los 74 minutos, cuando el marcador estaba 1-0.

Klose, se hecho, es el único jugador del actual renovado plantel al mando de Joachim Loew que estuvo aquella vez sobre el césped del International Stadium de Yokohama (Japón). Cuando Alemania jugó contra Uruguay el partido por el tercer lugar en Suráfrica-2010, muchos creyeron que Klose se había despedido de los Mundiales. Sin embargo, el delantero dijo que tenía una deuda pendiente y que iba a luchar por saldarla: ser el máximo anotador de la historia de la Copa Mundo. Pero con 36 años a cuestas pocos creían que podía estar en la lista de 23 convocados y, por eso, se sorprendieron cuando el DT Loew lo mencionó entre sus elegidos.

La mitad de la tarea ya fue cumplida con ese tanto frente a Ghana y, si no consigue anotar en lo que resta del torneo, Klose se puede retirar con la satisfacción de saber que, al menos, igualó a Ronaldo y que, además, lo hizo en Brasil, la tierra que vio nacer al jugador conocido como O Fenomeno. Lo que sería un increíble capricho del destino es que el alemán le arrebatara la marca a Ronaldo con un gol anotado, justamente, a Brasil. Y que de pronto ese tanto saque al dueño de casa de la final de su Mundial, aunque estas no son más que meras especulaciones, retorcidas ilusiones de hincha. Pero el escenario está ahí servido y basta saber si Klose lo puede aprovechar.

Dentro de las múltiples lecturas que ofrece un duelo como Brasil vs. Alemania, dos gigantes del fútbol mundial, saber cómo afrontará el local la ausencia de su máxima figura y esperar a ver si el retador es capaz de dañarle la fiesta por partida doble (negarle la final y que Klose imponga la marca goleadora) son dos ingredientes muy especiales.

En Chile-1962, Amarildo sustituyó al lesionado Pelé con lujo de detalles. En la final contra Checoslovaquia, inclusive, se apuntó con un gol.
En el Mundial de Chile-1962, Amarildo sustituyó al lesionado Pelé con lujo de detalles. En la final contra Checoslovaquia, inclusive, se apuntó con un gol.

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *