Miscelánea de datos – 13 de julio- Lo que nos dejó el Mundial

Cifras, datos, estadísticas, récords… Eso y mucho más nos dejó la vigésima edición de la Copa Mundo. Goles, victorias, Miroslav Klose y Alemania fueron los protagonistas de los registros que llegaron para enriquecer los libros de historia de los Mundiales. Pase y disfrute…

Logo Miscelánea– Más triunfos: nunca antes, en la historia de la Copa Mundo, se habían dado tantos triunfos: 51. La marca precedente había sido impuesta en Alemania-2006, cuando los 64 partidos disputados se resumieron en 49 victorias y 15 empates. Esa vez hubo, además, seis partidos que requirieron tiempos suplementarios, y cuatro de ellos terminaron en la definición con tiros desde el punto penalti. Esta vez se registraron 51 victorias y 14 empates, con ocho prórrogas y cuatro dramáticas definiciones. Los 39 triunfos de la primera fase (más 9 empates) también significaron un récord (el previo: 37).

– La disciplina: semostraron menos tarjetas, pero eso no significa que haya habido mejor comportamiento de los jugadores o el famoso Juego Limpio que la propia FIFA se encarga de ensuciar. La reducción de los cartones disciplinarios obedeció a la orden que la FIFA les impartió a los árbitros, en el sentido de evitar el exceso tarjetas para que no se produjeran tantas suspensiones. Al cabo de los 64 partidos disputados, quedaron registradas 181 amarillas y 10 rojas, de las cuales tres fueron por doble amonestación.

– Los marcadores: por cuarta vez en la historia, se registraron siete partidos sin goles. Antes había ocurrido en España-1982, Alemania-2006 y Suráfrica-2010. Por primera vez desde Inglaterra-1966, el 1-0 no fue el marcador más repetido: ahora, fueron 15 los partidos que terminaron 2-1, precisamente el más frecuente de aquella lejana cita inglesa. El 7-1, que no se presentaba desde Brasil-1950, regresó a los registros, por tercera ocasión en la historia. Fue la primera vez que en los octavos de final se registraron cinco partidos que requirieron tiempos suplementarios (de ellos, dos fueron hasta la tanda con tiros desde el punto penalti).

– Los goles: 171. Se batió la marca de goles anotados en primera fase, con 136 (contra 130 de Corea del Sur yJapón-2002) y en tiempos suplementarios en los octavos de final, con 7 (contra 5 de Italia-1990). Además, se igualó la cifra de menos tantos convertidos en cuartos de final, con 5 (igual que en 2002). El acumulado (171) igualó el mejor registro de la historia, que se dio en Francia-1998. El promedio de goles por juego fue de 2,67. En desarrollo del torneo, se convirtieron el gol mil de los primeros tiempos y el gol 1300 de los períodos complementarios. El acumulado paró el contador en 2379.

El veterano Miroslav Klose y el joven Mario Goetze fueron grandes protagonistas para Alemania en la conquista del tetracampeonato orbital. Los goles les dieron un lugar de privilegio en la historia (FIFA.com).
El veterano Miroslav Klose y el joven Mario Goetze fueron grandes protagonistas para Alemania en la conquista del tetracampeonato orbital. Los goles les dieron un lugar de privilegio en la historia (FIFA.com).

– El récord: lo impuso el alemán Miroslav Klose, que marcó dos tantos en el certamen y completó 16 en su trayectoria de cuatro ediciones de la Copa Mundo, para convertirse en el máximo anotador de todos los tiempos por encima del brasileño Ronaldo. Lo curioso es que O Fenomeno le quitó la marca al alemán Gerd Mueller en el Mundial de Alemania-2006 y Klose se la arrebató a Ronaldo en el Mundial de Brasil-2014. Justicia divina, dirían algunos. De los jugadores activos, el germano Thomas Mueller contabiliza 10 y con solo 24 años seguramente pasará de largo a su compatriota a mediano plazo.

– Las goleadas (1): no se alcanzó a batir el récord histórico, de 12, impuesto en Francia-1998. Se registró la misma cifra, distribuida así: cinco por 3-0, dos por 4-0, dos por 4-1, una por 5-1, una por 5-2 y una por 7-1. Son 153 las goleadas que se registraron en 836 partidos disputados en la historia (18,3 por ciento) y la novedad fue que Colombia inscribió su nombre en el listado de países que goleó a algún rival. Como se recuerda, el elenco de José Néstor Pékerman venció 3-0 a Grecia y 4-1 a Japón. Brasil (25), Alemania (19) y Francia (12) encabezan la lista de los que más goleadas propinaron.

– Las goleadas (2): por primera vez en la historia, se registraron tres goleadas con los excampeones mundiales como víctimas. Lo más irónico del caso es que los derrotados fueron España, el campeón defensor, y Brasil, el local y favorito. El verdugo principal fue Holanda, que venció 5-1 a los ibéricos en el debut y se despidió con un 3-0 sobre los suramericanos. La otra fue el inolvidable 7-1 de Alemania a Brasil en las semifinales. En Suráfrica-2010, Alemania goleó a Inglaterra y Argentina; y en Francia-1998, Croacia y Francia vencieron 3-0 a Alemania y Brasil, respectivamente.

A pesar del cuarto lugar, que para nada evitó el desastre ni conformó a los hinchas, Brasil redondeó una muy mala labor como anfitrión. Los números estadísticos lo señalan como el peor de la historia de la 'Canarinha'. La torcida lo sufrió (FIFA.com):.
A pesar del cuarto lugar, que no evitó el desastre ni conformó a los hinchas, Brasil redondeó una muy mala labor. Los números estadísticos lo señalan como el peor de la historia de la ‘Canarinha’. La torcida lo sufrió (FIFA.com):.

– Los árbitros: el uzbeko Ravshan Irmatov, con los cuatro partidos que dirigió, se convirtió en el árbitro con más presencias en la historia de la Copa Mundo, con 9 encuentros. El récord lo compartían desde Suráfrica-2010 el francés Joel Quiniou, el mexicano Benito Archundia y el uruguayo Jorge Larrionda, con 8. El asiático los había igualado en el partido que Alemania le ganó 1-0 a Estados Unidos, en la primera fase. Luego los mandó al baúl de los recuerdos al dirigir el duelo entre Holanda y Costa Rica, por los cuartos de final.

– Los antirrécords: casi todos corrieron por cuenta de, ¡algo increíble!, Brasil. Nunca antes, un local había sufrido dos goleadas. Nunca antes, un excampeón mundial había sido goleado en dos partidos consecutivos. Nunca antes, un arquero de Brasil había recibido 10 goles en solo dos partidos. Nunca antes, un portero de la Auriverde había encajado 14 goles en una edición de la Copa Mundo. Nunca antes un equipo lo había derrotados tres veces, como ya lo hizo Holanda. Por donde se le mire, es una sumatoria de defectos que redondean la peor actuación de la historia para la Auriverde.

– Tiempos suplementarios: ocho de los 16 partidos que se disputaron a partir de los octavos de final se fueron a prórroga, para empatar la marca establecida en Italia-1990. Cinco de esos encuentros correspondieron a los octavos de final, un récord para el torneo (4, en Italia-1990). Como hecho destacado, por tercera ocasión consecutiva en la final se requirió la prórroga, aunque no se alcanzó a llegar a la temida instancia desde el punto penalti. Italia y Alemania son los países que más tiempos suplementarios jugaron, aunque la Azzurra acredita mejor balance (5 PG, 5 PE, 1 PP, contra 3-5-2). Argentina, que tenía invicto en ocho oportunidades, incluida la final de 1978, perdió por primera vez en el alargue.

– Los suplentes (1): los jugadores que entraron a los partidos desde el banco de suplentes acreditaron un protagonismo sin precedentes en la Copa Mundo. Acumularon más minutos disputados que nunca antes (9311 contra 9307 de Alemania-2006); anotaron 33 goles (contra los 20 de Alemania-2006), les mostraron 14 amarillas y uno solo fue expulsado. Desde que las sustituciones fueron implementadas en México-1970, los suplentes han adquirido cada vez más relevancia.

Tras seis triunfos de los equipos de la región, en la séptima edición de la Copa Mundo que se disputó en América por fin triunfó un europeo: ese es un honor adiciona para Alemania (FIFA.com).
Tras seis triunfos de los equipos de la región, en la séptima edición de la Copa Mundo que se disputó en América por fin triunfó un europeo: ese es un honor adiciona para Alemania (FIFA.com).

– Los suplentes (2): es la cuarta vez que un jugador sustituto anota en una final de la Copa Mundo, pero la primera vez que su anotación sirve para decidir el partido. El primero había sido el holandés Dick Nanninga, en 1978, cuando empató el partido y lo envió a tiempos suplementarios, pero se sabe que Argentina ganó 3-1 en esa instancia. Luego, España-1982, el protagonista fue el joven Alessandro Altobelli, que marcó el tercero en la victoria 3-1 sobre Alemania (es decir, antes de su gol Italia ya tenía la ventaja). Por último, en 1986 el turno fue para Rudi Voeller, que logró el empate parcial 2-2 antes de que Jorge Luis Burruchaga pusiera a celebrar a Argentina. Ahora, otra vez contra la Albiceleste, fue Mario Goetze, que puede decir sin sonrojarse que entró y cambió la historia.

– El tetracampeonato: Alemania necesitó disputar 106 partidos en la Copa Mundo para alcanzar el tetracampeonato, un logro que a Brasil e Italia les costó mucho menos trabajo. Los suramericanos, que consiguieron esa distinción en Estados Unidos-1994, requirieron 73 encuentros, mientras que los italianos, cuando lo celebraron en Alemania-2006, contabilizaban 77 encuentros. Igual ocurrió para el bicampeonato: Uruguay lo obtuvo en 8 juegos; Italia, en 9; Brasil, en 29; Argentina, en 41 y Alemania, en 41. El tri lo celebró Brasil luego de 38 salidas e Italia, después de 43, mientras que Alemania necesitó 68. Nunca es tarde parece ser la premisa.

– El ganador: además de su récord de máximo anotador en la historia de la Copa Mundo, el alemán Miroslav Klose dejó otra marca que hasta para la FIFA pasó inadvertida: es el jugador que más partidos ganó, con 17. La marca, con 16, la poseía el brasileño Cafú, al cabo de 20 presentaciones. Klose, que llegó a 24 participaciones, deja un registro de 17 triunfos, 3 empates y 4 derrotas. Con 15 éxitos, el tercer lugar de la estadística lo comparten los alemanes Lothar Matthaeus, Bastian Schweinsteiger, Philipp Lahm y Wolfgang Overath y el brasileño Ronaldo.

– Las presencias: el mismo Klose quedó como el segundo jugador con más partidos disputados en los Mundiales, superado únicamente por su compatriota Lothar Matthaeus. Este jugó 25 encuentros en las cinco ediciones en las que participó, mientras que el delantero de origen polaco contabilizó 24 en cuatro ediciones distintas. Klose le arrebató el segundo puesto del ranquin al italiano Paolo Maldini, que sumó 23, mientras que el alemán Uwe Seeler, el argentino Diego Armando Maradona y el polaco Wladislaw Zmuda llegaron a 21. Tras 836 partidos disputados, en total 5660 futbolistas jugaron en los Mundiales.

La ansiada Copa Mundo llegó en manos del ya retirado Carles Puyol y una réplica irá a las vitrinas de la Federación Alemana. Esta, la original, empezará el conteo regresivo para Rusia-2018, la próxima cita (FIFA.com).
La ansiada Copa Mundo llegó en manos del ya retirado Carles Puyol y una réplica irá a las vitrinas de la Federación Alemana. Esta, la original, empezará el conteo regresivo para Rusia-2018, la próxima cita (FIFA.com).

– La disciplina: el partido Alemania vs. Argentina se mantuvo como el de mayor indisciplina en la historia de los Mundiales, pues en las siete veces que estos dos equipos se vieron las caras se mostraron 23 tarjetas amarillas y 4 rojas. El segundo puesto lo ocupa el enfrentamiento de Brasil-Holanda, que después del partido por el tercer puesto llegó a 24 cartones (22 amarillos y 2 rojos). El podio lo completa Argentina vs. Holanda, con 18 amarillas y 2 rojas. Tras disputarse 20 ediciones de la Copa Mundo, se contabilizan 2066 amonestaciones y 169 expulsiones (de las cuales 47 son por doble amarilla).

– Carnaval europeo: ni samba, ni milonga o tango. En la final del Maracaná lo que hubo fue un anticipo del Oktoberfest, el famoso festival de la cerveza que se realiza en Alemania. Y con razón, porque con la victoria sobre Argentina el elenco dirigido por Joachim Loew logró una moñona: en patio de su rival, igualó a Brasil como los únicos que consiguieron ganar en Europa y América; por otro lado, extendió a dos la ventaja de los del Viejo Continente en la contabilidad de títulos: son 11 de los de allá contra 9 de los de este lado del Atlántico.

 

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *