Miscelánea de datos – 12 de julio

Dos veces que Brasil jugó el 12 de julio perdió ¡por goleada!, en ambas ocasiones por 3-0. Nunca antes, un arquero brasileño había encajado 14 goles en una Copa Mundo. Holanda, primer equipo que derrota tres veces a Brasil. Anotar un gol, la cábala para que Argentina sea el campeón.

Logo Miscelánea– Día negro. Dicen que los dirigentes de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) le van a exigir a la FIFA que nunca más programe partidos de su Selección un 12 de julio. Es que esta fecha, lo mismo que el 8 y el 16 de julio (cuando ocurrieron el Maracanazo en 1950 y el Mineirazo en 2014), es una verdadera pesadilla para el pentacampeón mundial. Tres veces jugó Brasil en este día y dos veces perdió, ¡ambas por goleada! Fue en Francia-1998, cuando cayó en la final con el dueño de casa y aplazó el sueño del pentacampeonato, y este 2014, cuando Holanda lo provocó otra humillación y le arrebató el tercer lugar.

– Día cero. Así podría llamarse al 12 de julio en la historia de los Mundiales. Se realizaron cinco partidos en esta fecha y, curiosamente, los perdedores siempre se quedaron en cero, sin anotar. En Inglaterra-1966, en la primera fase, Alemania venció 5-0 a Suiza; Brasil, 2-0 a Bulgaria y Unión Soviética, 3-0 a Corea del Norte; en Francia-1998, Francia goleó 3-0 a Brasil, el mismo resultado que se dio este 2014, con Holanda como vencedor. También es una fecha propicia para las goleadas, pues cuatro de los cinco encuentros terminaron con ventaja amplia para el ganador.

– Ningún arquero brasileño había encajado 14 goles en una edición de la Copa Mundo, como ahora lo hizo Julio Cesar. Claudio Andre Taffarel, que encajó 10 tantos en Francia-1998; Lorenzato Batatais (Francia-1938) y Felix (México-1970), que recibieron 7 cada uno, eran hasta ahora los porteros de la auriverde más vencidos. De hecho, a Brasil solo le marcaron 10 o más goles en tres Mundiales: 11 en Francia-1938, 10 en Francia-1998 y los 14 de Brasil-2014. Esta vez se hizo realidad, pero al revés, la famosa máxima del médico Gabriel Ochoa Uribe: un mal equipo comienza por arquero muy vulnerable, podría decirse.

– Cuatro derrotas acredita Brasil en sus participaciones en ediciones de la Copa Mundo que se disputaron en América. La primera fue el día de su debut en los Mundiales, el 13 de julio de 1930, cuando cayó 1-2 con Yugoslavia. La segunda, el 16 de julio de 1950, cuando Uruguay le ganó en el Maracaná y se quedó con el título. Las dos restantes, las que sufrió esta semana contra Alemania (8 de julio) y Holanda (12 de julio), ambas por goleada: 1-7 y 0-3. ¿Conclusión? A Brasil le cae muy mal jugar durante el mes de julio en suelo americano.

Este disparo de Robin van Persie, desde el punto penalti, fue el primero gol del partido para Holanda y también el número 100 que Brasil encajó en su arco en los Mundiales (FIFA.com).
Este disparo de Robin van Persie, desde el punto penalti, fue el primero gol del partido para Holanda y también el número 100 que Brasil encajó en su arco en los Mundiales (FIFA.com).

– Holanda es el primer equipo que derrota tres veces a Brasil en la historia de los Mundiales. La primera vez fue en Alemania-1974, durante la segunda fase, por pizarra de 2-0. Luego, en Suráfrica-2010, en los cuartos de final, ganó por 2-1 y ahora, en la disputa por el tercer puesto, fue por 3-0. Francia, Hungría e Italia son los otros países que consiguieron más de una victoria sobre la auriverde a través de la historia, cada uno con dos triunfos. Los holandeses, a su vez, son los que les más goles les anotaron a los brasileños: 10 en total.

– El penalti que anotó Robin van Persie a los 3 minutos de juego fue el gol número 100 de la historia en el pórtico de Brasil. El primero lo había anotado el yugoslavo Aleksandar Tirnanic, a los 21 minutos del partido disputado en el estadio Parque Central, de Montevideo, el 14 de julio de 1930, es decir, hace casi exactamente 84 años. Ese fue el único tanto del jugador balcánico en la Copa Mundo. Para Van Persie, mientras, fue el cuarto en Brasil-2014 y el sexto de su contabilidad personal, pues acreditaba dos convertidos en Suráfrica-2010. El polaco Ernst Willomowski, en todo caso, sigue siendo el jugador que más goles le marcó a Brasil: 4, en Francia-1938 (todos en un mismo partido).

– El terror del club de los excampeones orbitales. Eso es Holanda, que acredita en su palmarés triunfos sobre Brasil (3), Argentina (2), Uruguay (2), Italia (1) y España (1). Al único que enfrentó y no pudo derrotar fue Alemania, al que apenas le arrancó un empate en tres enfrentamientos. Francia es el único del club que todavía no se midió a los tulipanes en la Copa Mundo. Ganar la corona para quedar al nivel de todos ellos, sin embargo, sigue siendo la gran asignatura pendiente de la Oranje.

– Después de ausentarse en las ediciones de España-1982 y México-1986, Holanda ha participado en todos los Mundiales desde Italia-1990, a excepción de Corea del Sur y Japón-2002. El récord que los anaranjados acreditan desde entonces es de 19 victorias, 9 empates y 6 derrotas en 34 partidos disputados, lo que representa un rendimiento del 64,70 por ciento. Alemania (1-2 en 1990), Bélgica (0-1 en 1994), Brasil (2-3 en 1994), Croacia (1-2 en 1998), Portugal (0-1 en 2006) y España (0-1 en 2010) fueron los únicos que la derrotaron. En ese lapso, fue finalista una vez; tercero, una; cuarto, una; una vez se quedó en cuartos y otra, en octavos.

La foto para el álbum familiar: Holanda venció 3-0 a un muy pobre Brasil y se quedó con el tercer puesto del Mundial-2014. La 'Oranje' terminó invicta su participación en el torneo (FIFA.com).
La foto para el álbum familiar: Holanda venció 3-0 a un muy pobre Brasil y se quedó con el tercer puesto del Mundial-2014. La ‘Oranje’ terminó invicta su participación en el torneo (FIFA.com).

– Bronce europeo. Desde Argentina-1978, cuando Brasil venció 2-1 a Italia, el tercer lugar de los Mundiales siempre quedó en poder de un representante del Viejo Continente. De hecho, ese penúltimo partido de cada torneo lo disputaron dos elencos europeos en España-1982, México-1986, Italia-1990, Estados Unidos-1994 y Francia-1998. Corea del Sur logró quebrar la racha en 2002, mientras que Uruguay y Brasil inscribieron sus nombres en ese duelo en Suráfrica-2010 y Brasil-2014, respectivamente.

– ¿Una cábala? Para los que creen en cábalas, y los argentinos son muy dados a ellas, tres de las cuatro veces que el equipo suramericano perdió el partido por el tercer puesto, el campeón mundial fue un europeo. Ocurrió en Suiza-1954 (Alemania), Alemania-1974 (Alemania) y Suráfrica-2010 (España); la excepción fue México-1970 (Brasil). En Brasil-2014, como se sabe, el bronce fue para Holanda. Claro que hay que hacer una salvedad: cuando el campeón fue europeo, la final la disputaron dos equipos del otro lado del Atlántico.

– La tripleta. Desde Chile-1962 y hasta Corea del Sur y Japón-2002, los ganadores de la Copa Mundo se alternaron entre Suramérica y Europa (Brasil, 1962; Inglaterra, 1966; Brasil, 1970; Alemania, 1974; Argentina, 1978; Italia, 1982; Argentina, 1986; Alemania, 1990; Brasil, 1994, Francia, 1998 y Brasil, 2002). Las dos últimas ediciones, sin embargo, quedaron en poder del Viejo Continente, con Italia (2006) y España (2010). Si Alemania vence a Argentina este domingo 12 de julio en el Maracaná, será la primera vez que una confederación logra tres triunfos consecutivos.

Nicola Rizzoli será el tercer italiano que dirija la final de una Copa Mundo. En las dos anteriores oportunidades, en duelos entre Suramérica y Europa, una vez ganó Argentina y la otra, perdió Alemania (FIFA.com).
Nicola Rizzoli será el tercer italiano que dirija la final de una Copa Mundo. En las dos anteriores oportunidades, en duelos entre Suramérica y Europa, una vez ganó Argentina y la otra, perdió Alemania (FIFA.com).

– La clasificación de Argentina a la final evitó que, por primera vez en la historia de los Mundiales, los finalistas fueran equipos europeos como ya lo fueron en Alemania-2006 y Suráfrica-2010. Antes, en Italia-1934 y Francia-1938, se había dado esta misma situación, con Italia (campeona las dos veces), Checoslovaquia y Hungría. De las 18 finales disputadas (cabe recordar que en 1950 no hubo partido final, sino cuadrangular), solo en siete ocasiones no hubo algún suramericano en pos de la corona. Desde Suecia-1958, sin embargo, solo Argentina y Brasil defendieron el honor del Cono Sur en el último juego de la Copa Mundo, con siete títulos y dos derrotas entre los dos.

– Duelo récord. Por séptima ocasión, Argentina y Alemania se verán las caras en la Copa Mundo. Así, este clásico iguala a los duelos entre Brasil-Suecia y Alemania-Serbia (Yugoslavia) como los que más veces se disputaron a través de la historia de la Copa Mundo. Será, así mismo, la tercera vez que germanos y argentos se miden en la final, con lo que dejan atrás a Brasil e Italia, que dirimieron dos torneos (1970 y 1994). Será el tercer Mundial consecutivo en que se dispute este partido, cuyas dos más recientes versiones se correspondieron a los cuartos de final.

– El árbitro. Para bien del fútbol, la FIFA no designó al español Carlos Velasco Carballo, el de nefasto trabajo en el partido Brasil-Colombia, por los cuartos de final. El escogido fue el italiano Nicola Rizzoli, que acredita en su palmarés dos finales europeas: Atlético Madrid-Fulham, por la Europa League de 2010, y Bayern Munich-Bayer Leverkusen, por la Champions League de 2011. Este será su cuarto partido en la Copa Mundo, pues anteriormente dirigió España-Holanda, Argentina-Nigeria y Argentina-Bélgica. El dato: las dos ocasiones anteriores que pitó con la Albiceleste en el campo, los de Alejandro Sabella resultados ganadores.

– Sin fiesta. En cinco de las primera diez ediciones de la Copa Mundo, el título le correspondió al dueño de casa: Uruguay-1930, Italia-1934, Inglaterra-1966, Alemania-1974 y Argentina-1978. En las siguientes nueve, sin embargo, solo un anfitrión pudo alzar el trofeo: Francia, en 1998. De hecho, el conjunto galo fue el único que pudo llegar a la final, mientras que Alemania (2006) e Italia (1990) debieron conformarse con el tercer puesto, mientras que Corea del Sur (2002) fue cuarto. España (1982), México (1986), Estados Unidos (1994) y Suráfrica (2010) ni siquiera pudieron inscribirse entre los cuatro mejores. Yo preparo la fiesta, otros la disfrutan parece ser la máxima.

Organizar la Copa Mundo se convirtió en sinónimo de decepción, pues en las últimas diez ediciones solo un local pudo ganar. Brasil terminó llorando (FIFA.com).
Organizar la Copa Mundo se convirtió en sinónimo de decepción, pues en las últimas diez ediciones solo un local pudo ganar. Brasil, como ya había ocurrido en 1950, terminó llorando (FIFA.com).

– Las presencias. El brasileño Cafú es el único jugador que disputó tres finales de la Copa Mundo, pero solo ganó dos: Estados Unidos-1994 y Corea del Sur y Japón-2002 (perdió Francia-1998). Hay 47 jugadores que jugaron dos, y son alemanes, argentinos, brasileños, franceses, holandeses o italianos. Pelé es el único que se consagró tres veces y en el club de los bicampeones el único que no es brasileño o italiano es Daniel Alberto Passarella, capitán de Argentina en 1978 y ausente por lesión (aunque presente en la nómina) en México-1986.

– Otra cábala. Cuando la final de la Copa Mundo la disputaron un elenco europeo y otro suramericano, siempre que el equipo de este lado del Atlántico anotó al menos un gol, resultó campeón. Así ocurrió en Suecia-1958 (Brasil), Chile-1962 (Brasil), México-1970 (Brasil), Argentina-1978 (Argentina), México-1986 (Argentina) y Corea del Sur y Japón-2002 (Brasil). En dos ocasiones, sin anotar el suramericano, el triunfo fue para el europeo: Italia-1990 (Alemania) y Francia-1998 (Francia); la restante fue el empate sin goles en Estados Unidos-1994, que se definió en la serie con tiros desde el punto penalti (Brasil).

– Cábala tres. Nicola Rizzoli es el tercer italiano que arbitrará una fina de la Copa Mundo, después de que lo hicieran sus compatriotas Sergio Gonella, en Argentina-1978, y Pierluigi Collina, en Corea del Sur y Japón-2002. Como hecho curioso, en todas las ocasiones fueron partidos entre equipos de Suramérica y Europa y en las dos oportunidades anteriores el ganador fue suramericano. Y, para rematar, una de esas veces ganó Argentina y en la otra, perdió Alemania.

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *