Miroslav Klose: goles, triunfos, récords…

Casi siempre fue resistido, pero a fuerza de persistencia, constancia y resistencia los venció a todos y se granjeó un lugar de honor en la historia de la Copa Mundo. El título, la única asignatura pendiente para este supergoleador.

LibroHoy, ya nadie se atreve a criticarlo y, mucho menos, a cuestionar su presencia en el equipo que dirige Joachim Loew. Ni siquiera aquel sector de la prensa Alemania que alzó el tono de sus titulares cuando el DT, en mayo, anunció la inclusión de Miroslav Klose en la lista de los 23 jugadores de Alemania para el Mundial de Brasil-2014. Tampoco esos aficionados que lo consideraban demasiado viejo, caduco, y creían que alguien como él desentonaba en un elenco que, justamente, representa la renovación del fútbol germano.

Hoy, sin embargo, ya nadie se atreve a criticarlo y, mucho menos, a cuestionar su presencia en el equipo que dirige Joachim Loew. Sin aspavientos, ni el cubrimiento mediático de las figuritas faranduleras que brillan más en las revistas del corazón y las redes sociales que en el campo de juego, Klose incluyó su nombre en un olimpo reservado para unos pocos: el de los inmortales de la Copa Mundo. Y lo hizo con argumentos incuestionables, irrefutables: goles, triunfos y récords. O, dicho de otra manera, goles que significaron triunfos y marcas.

Su destino parecía ser la madera, pero no porque fuera un ‘tronco’, sino porque a los 18 años, cuando la mayoría de los aspirantes a futbolistas están al borde de la primera división o ya juegan en ella, Klose trabajaba como carpintero en Kusel, un pequeño distrito de no más de 70.000 habitantes en la región de Renania. A pesar de que mostraba condiciones como delantero, con olfato goleador, había sido ignorado hasta que un cazatalentos del Kaiserslautern se fijó en él y lo contrató en el verano de 1999. Contaba 21 años y, contrario a lo que muchos pensaban, no era tarde para construir una brillante carrera en el fútbol alemán y, en especial, en la Copa Mundo.

Klose nació el 9 de junio de 1978 en Opole (Polonia), pero forjó su trayectoria deportiva en Alemania. Hijo de padre alemán y madre polaca, con su familia se trasladó desde muy joven a ese país, cuando se acogieron a una ley de repatriación que permitía a los habitantes de Silesia (territorio de Polonia que históricamente perteneció a Alemania). Pero no duraron mucho allí, porque Josef, el padre, un hábil extremo, se vinculó al Auxerre francés. Después regresó y, pese a que tuvo problemas con el idioma, en el fútbol encontró un lenguaje universal que le permitió adaptarse y empezar a sobresalir.


También le puede interesar: Klose entró de emergencia e hizo historia


El primero de los 16 goles de Miroslav Klose en la Copa Mundo: zambulléndose de cabeza entre los defensores de Arabia Saudí. Fue en 2002.
El primero de los 16 goles de Miroslav Klose en la Copa Mundo: zambulléndose de cabeza entre los defensores de Arabia Saudí. Fue en el primero partido de los germanos en 2002 y ese día se apuntó una tripleta.

Jugaba en el Kaiserslautern cuando desde Polonia le tocaron la puerta: “¿Te gustaría jugar en nuestra selección?”, preguntaron. Respondió que estaba a la espera de una convocatoria de Alemania, y tenía razón: un mes más tarde, en marzo de 2001, el técnico Rudi Voeller, lo llamó. El DT, que fue un destacado delantero que junto con Karl Heinz Rummenigge disputó las finales de los Mundiales de México-1986 e Italia-1990 (también jugó en Estados Unidos-1994), supo que era justo el delantero que necesitaba: fuerte, rápido, de buen juego aéreo (indispensable en ese equipo), astuto, de movilidad por todo el frente de ataque y, en especial, goleador.

Su convocatoria, sin embargo, no fue bien recibida por los hinchas, que todavía no habían descubierto el valor de este atacante. Y esa ha sido una constante de su vida deportiva: casi nunca se lo consideró necesario, idóneo, muchas veces se prefirieron otros nombres, pero al final Klose se impuso en una clara muestra de perseverancia, de convicción, de confianza en sus virtudes y sus posibilidades. Así lo reflejó en su estreno mundialista, en el primer partido de Alemania en Copa del Sur y Japón-2002, en el que comenzó a acallar las críticas: anotó tripleta en la victoria 8-0 sobre Arabia Saudí. Le marcó también a Irlanda (1-1) y completó el quinto frente a Camerún. En el resto del torneo no marcó, pero le bastó para recibir el Balón de Plata como segundo mejor goleador. En 2006, certamen del que Alemania fue anfitriona, volvió a comenzar a lo grande: doblete contra Costa Rica (4-2). El segundo encuentro, en el que no celebró, vivió una experiencia singular: se midió a Polonia, su país de origen (1-0), y a Ecuador le metió otros dos. El último del torneo, su décimo en la Copa Mundo, fue muy importante: hizo el empate contra Argentina, en cuartos de final, para forzar la prórroga; al final, el elenco germano ganó en la definición con tiros desde el punto penalti.

Esos 13 partidos le permitieron derrumbar la escasa resistencia que había en su contra y, de paso, labrar un camino dorado entre los goleadores más destacados de la historia. Contabilizaba 10 y ya nadie lo discutía. Por eso, a pesar de contar 32 años, se esforzó en llegar a Suráfrica-2010, su tercera Copa Mundo. Gracias al buen momento que vivía en el Bayern Munich, al que arribó en 2007, el técnico Joachim Loew le brindó su respaldo, y no lo defraudó. Su respuesta fue la misma de siempre: goles. Uno a Australia (4-0), en primera fase; uno a Inglaterra (4-1), en cuartos de final; y dos a Argentina (cuartos), para completar 14 e igualar al mítico Gerd ‘Torpedo’ Mueller no solo como los más destacados goleadores de Alemania en el torneo, sino también para subir al segundo lugar de la tabla histórica, solo superado por el brasileño Ronaldo (15).

El gol número 16 de Klose en la Copa Mundo, el del récord: tras el rebote en el cuerpo del portero Julio Cesar, vuelve a rematar y pone el 2-0 parcial contra Brasil (FIFA.com).
El gol número 16 de Klose en la Copa Mundo, el del récord: tras el rebote en el cuerpo del portero Julio Cesar, vuelve a rematar y pone el 2-0 parcial contra Brasil. Alemania ganó 7-1 en las semifinales de 2014 (FIFA.com).

Desde 2011 juega en el Lazio de Italia y, con 36 años, el sueño de jugar el Mundial de Brasil se le hizo realidad. Una oportunidad que no desaprovechó, porque en su primera incursión, cuando Alemania caía 1-2 con Ghana, entró, la embocó, salvó el empate e igualó a Ronaldo en la tabla de artilleros. No contento con eso, en la semifinal, contra Brasil (al que no había podido vencer en la final del Mundial-2002), completó la tarea: al minuto 23, con un taco Thomas Mueller lo dejó frente al arquero Julio Cesar y tras un doble remate cantó el gol 16 de su cuenta personal. Le queda un partido para continuar con la historia y saldar la única asignatura que tiene pendiente: ser campeón mundial.

Eso será este domingo 13 de julio, en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, cuando Alemania se mida a Argentina. Como lo hicieron en México-1986, con triunfo para los suramericanos, y en Italia-1990, con celebración para los europeos, argentinos y alemanes se volverán a ver las caras en el partido soñado. Será el último de Klose en la Copa Mundo, pero de los libros de historia jamás se irá: junto con su compatriota Uwe Seeler y el mítico Pelé, son los únicos que celebraron conquistas en cuatro ediciones distintas; es el máximo goleador de los Mundiales y con el triunfo sobre Brasil igualó a Cafú como los jugadores que estuvieron presentes en más partidos ganados por sus equipos (16). La fábula aún no termina…


Los 16 goles (vea el video de los goles de Klose)

Gol # 1
Fecha: primero de junio de 2002 – Rival: Arabia Saudí – Portero: Mohammed Al Deayea – Minuto: 19 – ¿Cómo fue? De cabeza, asistencia de Michael Ballack

Gol # 2
Fecha: primero de junio de 2002 – Rival: Arabia Saudí – Portero: Mohammed Al Deayea – Minuto: 24 – ¿Cómo fue? De cabeza, asistencia de Michael Ballack

Gol # 3
Fecha: primero de junio de 2002 – Rival: Arabia Saudí –Portero: Mohammed Al Deayea – Minuto: 68 – ¿Cómo fue? De cabeza, asistencia de Bernd Schneider

Gol # 4
Fecha: 5 de junio de 2002 – Rival: Irlanda (Eire) – Portero: Shay Given – Minuto: 18 – ¿Cómo fue? De cabeza, asistencia de Michael Ballack

Gol # 5
Fecha: 11 de junio de 2002 – Rival: Camerún – Portero: Alioum Boukar – Minuto: 49 – ¿Cómo fue? De cabeza, asistencia de Michael Ballack

Gol # 6
Fecha: 9 de junio de 2006 – Rival: Costa Rica – Portero: José Porras – Minuto: 17 – ¿Cómo fue? De izquierda, asistencia de Bastia Schweinsteiger

Gol # 7
Fecha: 9 de junio de 2006 –Rival: Costa Rica – Portero: José Porras – Minuto: 61 – ¿Cómo fue? De derecha, jugada individual

Gol # 8
Fecha: 20 de junio de 2006 – Rival: Ecuador – Portero: Cristian Mora – Minuto: 4 – ¿Cómo fue? De derecha, asistencia de Bastian Schweinsteiger

Gol # 9
Fecha: 20 de junio de 2006 – Rival: Ecuador – Portero: Cristian Mora – Minuto: 44 – ¿Cómo fue? De derecha, asistencia de Michael Ballack

Gol # 10
Fecha: 30 de junio de 2006 – Rival: Argentina – Portero: Leonardo Franco – Minuto: 80 – ¿Cómo fue? De cabeza, asistencia de Tim Borowski

Gol # 11
Fecha: 13 de junio de 2010 – Rival: Australia – Portero: Mark Schwarzer – Minuto: 26 –¿Cómo fue? De cabeza, asistencia de Philipp Lahm

Gol # 12
Fecha: 27 de junio de 2010 – Rival: Inglaterra – Portero: David James – Minuto: 20 – ¿Cómo fue? De derecha, asistencia de Manuel Neuer

Gol # 13
Fecha: 3 de julio de 2010 – Rival: Argentina – Portero: Sergio Romero – Minuto: 68 – ¿Cómo fue? De derecha, asistencia de Lukas Podolski

Gol # 14
Fecha: 3 de julio de 2010 – Rival: Argentina – Portero: Sergio Romero – Minuto: 89 – ¿Cómo fue? De derecha, asistencia de Mesut Oezil

Gol # 15
Fecha: 21 de junio de 2014 – Rival: Ghana – Portero: Fatawu Dauda – Minuto: 71 – ¿Cómo fue? De derecha, asistencia de Benedikt Hoewedes

Gol # 16
Fecha: 8 de julio de 2014 – Rival: Brasil – Portero: Julio Cesar – Minuto: 23 – ¿Cómo fue? De derecha, jugada individual

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *