Lío tremendo para Colombia

La Tricolor cayó 0-3 y, tras 12 jornadas, está por fuera de la zona de clasificación al Mundial de Rusia-2018. Tendrá que mejorar para tratar de recuperar terreno en las seis jornadas previstas en 2017.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018Demasiado Lío Messi para una muy floja Colombia que concedió excesivas ventajas en el primer tiempo y a la que la mejoría en el segundo de nada le sirvió. El mejor jugador del mundo condujo magistralmente a una Argentina que venía golpeada y la puso otra vez en la ruta de la clasificación. Ahora, tocará tratar de aprovechar el receso hasta marzo y comenzar a remar contra la corriente para llegar a Rusia-2018.

Tremendo lo de Lío Messi en el Estadio del Bicentenario, de San Juan. Con el acompañamiento del que había carecido en la eliminatoria (especialmente, en los últimos partidos) y una dosis de inspiración, el astro argentino enterró, rápidamente, la ilusión colombiana. Una ilusión que, dicho sea de paso, estaba pegada con saliva. Un golazo de tiro libre y dos asistencias, una a Lucas Pratto y otra a Ángel Di María, fueron suficientes.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
Soberbio golazo de Lío Messi para destapar la lata: la tempranera ventaja le dio a Argentina la comodidad para manejar el partido a su antojo (FIFA.com).

En una clara muestra de madurez, de vergüenza deportiva y de amor por la camiseta, Argentina se tragó rápidamente ese terrible sapo que supuso la caída por goleada (0-3) el pasado jueves en Belo Horizonte contra Brasil. Los cambios que implementó el técnico Edgardo Bauza surtieron efecto y aunque Argentino está todavía muy lejos de su real potencial, supo levantarse y, de paso, propinarle un duro golpe a un rival directo.


Colombia vs. Argentina: ¿un duelo para reinventarse?


Una bofetada dolorosísima para el ego del hincha colombiano, que había gozado en la fecha pasada con la derrota de la albiceleste y que se había montado en el bus del triunfalismo prematuro que conducían los medios de distorsión. No solo porque la derrota es difícil de digerir, sino porque el equipo de José Pekerman fue claramente superado por un rival al que muchos daban por muerto y ya habían enterrado.


Eliminatorias: a buscar los aguinaldos de 2016


Tras lo visto en San Juan, puede decirse sin temor a error que Argentina es el cadáver más vivo del fútbol mundial. Si bien es cierto que anda en muy mal momento, que no responde a las expectativas, que a sus ilustres estrellas les pesa la responsabilidad de jugar al lado del mejor del planeta, es una estupidez dar por sentado que este equipo no tiene cómo reaccionar y ya está por fuera de la próxima edición de la Copa Mundo.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
Un magistral pase de Messi le permitió a Lucas Pratto marcar el segundo tanto argentino, contra la débil e improvisada zaga de Colombia (FIFA.com).

Eso se llama pensar con el deseo, un vicio muy colombiano. Se da, especialmente, cuando se enfrenta a Argentina, porque para muchos hinchas, para la gran mayoría, es más importante vencer a la Albiceleste que clasificar al Mundial. Se admiten las derrotas con Venezuela, con Bolivia, con cualquiera, menos con Argentina, porque ver la celebración de Messi y su corte es considerada una afrenta para el obeso ego de los fanáticos.

Sería mentir si se dijera que Argentina jugó muy bien, porque no fue así. El equipo del Patón Bauza hizo un partido correcto, nada más, pero eso le bastó. Correcto significa que fue efectivo en ataque, que aprovechó las ventajas que su rival le concedió y que en defensa, a diferencia de los últimos encuentros, prácticamente no sufrió. Y, esa sí fue una novedad, tuvo pasajes de buen control y administración de la pelota, algo que había perdido.

Cuestionados al máximo, con justificada razón, y al borde de la crucifixión, los jugadores de Argentina cerraron el pico y hablaron en la cancha. Los famosos amigos de Messi por fin le dieron algo de respaldo y el técnico Bauza se jugó la suya y salió airoso. Demasiadas buenas noticias para Argentina, que nunca antes había estado tan comprometida en una eliminatoria y que no exhibía argumentos para cambiar esa tendencia negativa.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
De nuevo, Radamel Falcao García jugó abandonado a su suerte, sin el respaldo de sus compañeros. Así, es imposible aprovechar su potencial goleador (FIFA.com).

Por primera vez en mucho tiempo, Argentina fue un equipo compacto, con pausa y cambio de ritmo, con desborde por las laterales, con llegada de los volantes, con solidez defensiva y, por supuesto, con ese plus desequilibrante que es Lio Messi. Un Messi que, valga resaltarlo, jugó como suele hacerlo en el Barcelona, y no solo por el buen nivel individual que exhibió o por su golazo de tiro libre, sino por la posición en que fue ubicado.

Tanto Gerardo Martino como Bauza habían querido ponerlo como un falso delantero, en una zona en la que es fácil presa de las férreas defensas y en la que se aísla porque no tiene quién le entregue la pelota. Esta vez, en cambio, jugó entre líneas, a las espaldas de los volantes de marca y de frente a los zagueros colombianos: y fue una pesadilla incontrolable. Además, ofreció una movilidad que impidió que le hicieran referencia.

Abrió la cuenta con un golazo de tiro libre a los 9, luego habilitó a Lucas Pratto para que a los 22 pusiera el 2-0 y en el segundo período se inventó una fantástica jugada individual para festejar con Ángel Di María, que solo necesitó empujarla al fondo de las piolas para marcar el lapidario 3-0. Festival del rosarino, que sacó su chapa de mejor jugador del mundo y destrozó a un improvisado sistema defensivo colombiano.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
La felicidad completa: Lío Messi en comunión perfecta con los hinchas después de abrir el marcador contra Colombia en San Juan (FIFA.com).

A Colombia le pesó demasiado la obligación de cambiar su pareja de zagueros centrales. Después de que el técnico Pekerman duró año y medio tratando de armar una dupla que le diera confianza y lo consiguió en la pasada doble jornada eliminatoria con Jerry Mina y Óscar Murillo, para este crucial partido no los pudo emplear: el primero se lesionó y el segundo estaba suspendido por acumulación de tarjetas amarillas.

Sus lugares fueron ocupados por Dávinson Sánchez y Jeison Murillo, de flojísimo rendimiento. Es claro, así duela reconocerlo, que no porque jueguen en connotados equipos europeos, están en el nivel adecuado para dar la talla en la Selección. Y, claro, no son los únicos. Wílmar Barrios fue un océano de errores en el medio, Santiago Arias tuvo un partido discretísimo y Éder Álvarez Balanta sufrió a Messi lo que no está escrito.

Colombia salió a especular con la necesidad de Argentina y se equivocó. Pero, claro, es que aquel que no aprende de los errores del pasado está condenado a repetirlos, y Colombia es reincidente es este pecado. Especular contra un equipo que tiene al mejor jugador del mundo es suicidio, y Colombia se suicidó en menos de media hora. Después, no tuvo los argumentos ni siquiera para descontar y terminó amargada por la goleada.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
Los jugadores colombianos corretearon a Messi por todo el campo, pero fueron incapaces de marcarlo. El genio frotó la lámpara y fabricó una goleada (FIFA.com).

A la Colombia de este partido le ocurre por estos días lo que al grandulón al que le quedan pequeñas la cama y las cobijas: cuando se tapa la cabeza, se le descubren los pies, y viceversa. Si mejora la defensa, se les moja la pólvora a los atacantes; si los delanteros anotan, se refunden los creativos, y así sucesivamente. Y con frecuentes lesiones y suspensiones, además, la tarea del técnico se hace harto difícil.

Pero, no es solo eso. También, que jugadores clave están en otro cuento, como James Rodríguez. Ahora entiende uno porqué el técnico Zinedine Zidane lo tiene relegado en el Real Madrid: está irascible, confundido, pasado de revoluciones, más dedicado a posar y a discutir con el árbitro que a brindarle al equipo su innegable talento. En otras palabras, anda en plan de figurita mediática, a lo Cristiano Ronaldo.

La combinación de resultados confirmó la tendencia que se venía dando desde hace meses: Brasil y Uruguay (a pesar de la derrota) conforman la clase alta de la clasificación y ya huelen el aroma de la clasificación. Ecuador, Chile, Argentina y Colombia, la clase media, pelean por los restantes 2,5 cupos (dos directos y el de la repesca), mientras que Paraguay y Perú (clase media-baja) chapalean, pero no consiguen mantenerse a flote.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
Como los hinchas, los jugadores de la Selección Colombia están desorientados y descompuestos. Ojalá el receso obligado sirva para recomponer (FIFA.com).

Ahora, producto del receso obligado por las fiestas de fin de año, comienzan cuatro meses en los que algunos se rasgarán las vestiduras, otros pedirán la cabeza del técnico, unos más exigirán la presencia de sus jugadores favoritos y casi todos harán cuentas prematuras de qué se necesita para clasificar al Mundial. Ese juego inútil que tanto les gusta a los hinchas para mortificarse y a los medios de distorsión para llenar espacios disponibles.

El fútbol, sin embargo, y muy a pesar de lo que pontifiquen los sabihondos, no escapa a la lógica. Y la lógica indica que de los 15 puntos que Colombia disputó contra los tres grandes (Argentina, Brasil y Uruguay), solo ganó uno: el empate contra la Celeste en Barranquilla. Eso, en la práctica, significa que está por debajo de esos elencos y condena a la Tricolor a pelear por el restante cupo y medio con Ecuador, Chile, quizás con Paraguay y Perú.

Entonces, no hay que hacerse dramas. El déficit que muestra la tabla está en los puntos que no pudieron ganársele a Chile en casa. Y en casa, donde jugará contra Bolivia (marzo), Brasil (septiembre) y Paraguay (octubre) está la posibilidad de pelear la clasificación. Igual, habrá que buscar arañar algo en Ecuador (marzo), Venezuela (agosto) o Lima (octubre). No será fácil, sin duda, pero tampoco es una tarea imposible.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
Mucho trabajo tiene el técnico José Pekerman, porque los jugadores no responden en la cancha y las cuentas no cuadran en la tabla. Hay mucho por mejorar (FIFA.com).

Duele la derrota, porque se jugó mal, porque la reacción no sirvió, porque los estandartes andan irreconocibles, porque fue contra el rival más odiado por el hincha, porque fue por goleada. Pero, es el precio a la soberbia, a la ceguera, a la terquedad de aquellos que ven fantasmas donde no los hay: Argentina, el cadáver más vivo del fútbol mundial, gozó gracias a una noche iluminada de Messi y le armó tremendo Lío a Colombia…

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

2 comentarios en “Lío tremendo para Colombia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *