La selección ideal de Brasil-2014

Estos son los 23 jugadores más destacados de la Copa Mundo, según Colombia Mundial-En Contravía. El único criterio requerido para figurar en la lista es haber superado la primera ronda, es decir, estar presentes en al menos cuatro encuentros. Juguemos por un rato al director técnico.

LibroCayó el telón del Mundial de Brasil-2014 y en el corazón de cada hincha hay un sinnúmero de emociones e historias que jamás se borrarán. El fútbol escogió a Alemania como el nuevo rey orbital y los expertos de la FIFA se inclinaron por el argentino Lionel Messi como el mejor de esta vigésima edición de la Copa Mundo. Para no ser inferiores la responsabilidad periodística, esta es la selección ideal de Colombia Mundial-En Contravía, los 23 jugadores que, en criterio del autor, más se destacaron a lo largo del certamen.

Como cualquier selección, responde únicamente a los gustos de quien escoge, sin importar exactamente qué posición ocuparon en el campo de juego en los partidos que disputaron en Brasil-2014. El único criterio requerido es haber superado la primera ronda, es decir, estar presentes en al menos cuatro encuentros. Juguemos por un rato al director técnico, con una ventaja manifiesta: este equipo nunca saldrá al campo de juego y, en consecuencia, se mantendrá invicto. Y, además, hay poco riesgo de equivocarse, porque sus jugadores son ganadores. Sigamos, pues:


ARQUEROS

Keylor Navas (Costa Rica)
Keylor Navas (Costa Rica)

Keylor Navas (Costa Rica): toda una revelación. Su equipo enfrentó a tres excampeones mundiales (Uruguay, Italia e Inglaterra) y al subcampeón vigente (Holanda) y solo encajó dos goles en cinco partidos. Fue exigido en repetidas ocasiones y fue gran responsable de que el elenco de Jorge Luis Pinto incluyera su nombre entre los ocho mejores. Ágil, recursivo, seguro.

Guillermo Ochoa (México): en su país no lo querían dentro de la Selección antes del Mundial y de regreso a casa fue señalado como el gran héroe. México se quedó una vez más en octavos de final, pero en eso nada tuvo que ver su arquero. Disipó todas las dudas y demostró que el técnico Miguel Herrera había acertado al escogerlo. Reflejos felinos, especialmente a quemarropa.

David Ospina (Colombia): otro de los que poco se hablaba antes del Mundial. Seguro, siempre atento, brindándole confianza a su línea defensiva. Decían que por su estatura no tenía futuro en un club grande del fútbol europeo, pero ahora los más importantes del Viejo Continente posaron sus ojos en él. Lo mejor es que aún no vimos la mejor versión de Ospina, un arquero de proyección.


DEFENSAS:

Mats Hummels (Alemania)
Mats Hummels (Alemania)

Ron Vlaar (Holanda): versatilidad pura. No es un defensor central clásico, de esos a los que les cuesta ir a los costados, porque posee rapidez. Y puede jugar en un costado, no estrictamente como lateral, pero cumpliendo a cabalidad con las funciones. Práctico, seguro y rendidor. Es la clase de jugador que cualquier técnico desearía en su equipo, porque es prenda de garantía.

Pablo Armero (Colombia): un jugador moderno, en todo el sentido de la palabra. Va muy bien al ataque, sin olvidar que su principal función es la de defender. A pesar de ser muy zurdo, se desenvuelve muy bien en varios sectores del campo. Rápido, habilidoso y con picardía, encarna el estilo de lateral que los brasileños hicieron famoso en el pasado. Puede seguir evolucionando.

Ezequiel Garay (Argentina): no se entiende cómo el Real Madrid lo dejó ir: es, lejos, mucho más que Pepe y Sergio Ramos. Rápido, seguro, técnico con los pies y muy fuerte en el juego aéreo, tanto en defensa como en ataque. Inteligente para moverse en su zona y también para brindarle a su equipo una salida limpia, sin arriesgar. Infaltable en cualquier selección.

Pablo Zabaleta (Argentina): no es un descubrimiento, porque ya lo habíamos visto en plan muy rendidor con el Manchester City. Pero en la Copa Mundo demostró su verdadera dimensión, como un lateral moderno, que defiende muy bien y va con propiedad al ataque. Rápido, técnico, inteligente para llenar los espacios libres y buen complemento en el ataque.

Mats Hummels (Alemania): una versión moderna del reconocido poder defensivo de Alemania. Es más técnico que muchos de sus antepasados y, por eso, no requiere hacer uso del juego fuerte. La rapidez que posee le permite anticipar con acierto y tiene capacidad para salir jugando con prestancia. Además, va bien en el juego aéreo ofensivo y sabe marcar goles. Versatilidad pura.

Jan Vertonghen (Bélgica): un clásico defensor belga, como aquellos que tanto brillo le dieron a la casaca de los diablos en los años 80. De gran técnica y velocidad, se desplaza por todo el área con propiedad. Además, con la capacidad para aparecer sorpresivamente en el ataque y, gracias a su estatura, es peligroso en el área rival en las pelotas quietas. Un verdadero comodín.

Marcos Rojo (Argentina): en una época en la que se escucha decir con frecuencia que los buenos laterales están en vías de extinción, este jugador es una grata aparición. Rápido, fuerte, técnico, atrevido para pasar al ataque e inteligente para juntarse con sus compañeros. Cuando no pudo actuar, su equipo lo resintió. Un jugador que todavía no nos mostró el techo de su potencial.


VOLANTES:

Georginio Wijnaldum (Holanda)
Georginio Wijnaldum (Holanda)

Giorginio Wijnaldum (Holanda): virtualmente desconocido para los aficionados antes del Mundial, su nombre estaba en boca de todos cuando terminó el torneo. Un todoterreno, en el amplio sentido de la palabra. Técnico y, por lo tanto, apto para colaborar en la generación de juego, pero con una gran capacidad de sacrificio. Un 8 de los de antes, un jugador indispensable para cualquier esquema.

Charles Aránguiz (Chile): otra grata revelación. De características muy similares a las del anterior, aunque con mejor proyección al ataque. Un volante moderno, de los que se desempeñan acierto en las dos áreas. Técnico, inteligente, rápido. El socio ideal para cualquier talentoso, porque sabe cubrir las espaldas y colaborar en el ataque con sorpresa y habilidad.

James Rodríguez (Colombia): talento puro, en su más fina esencia. Increíble que en el AS Mónaco el técnico Claudio Ranieri lo haya usado a cuenta gotas. Una cachetada para aquellos que decían que el volante creativo estaba en vías de extinción. Además, con olfato goleador y la técnica necesaria para marcar con balón detenido. ¡Y estamos lejos de conocer su techo futbolístico! ¡CRAC, así, en mayúsculas!

Juan Guillermo Cuadrado (Colombia): en el país lo conocimos como lateral derecho, pero en Europa encontraron que sus notables condiciones técnicas y su inteligencia daban para aprovecharlo en otros terrenos. Marca, se sacrifica y sabe llegar al área rival con peligro. Otro jugador que un creativo siempre quiere que esté a su lado, porque devuelve la pelota redonda.

Paul Pogba (Francia): un joven talento de incalculable proyección. Con la capacidad técnica tradicional del futbolista francés, pero con la potencia propia de los africanos (es descendiente de guineanos). Posee una gran visión del juego para habilitar a los delanteros, con ese invaluable pase entre líneas que solo los jugadores especiales saben hacer. Un todoterreno con talento, mezcla explosiva.

Javier Mascherano (Argentina): la cuota de sacrificio y liderazgo que nunca puede faltar. Uno de esos jugadores que se comen el campo de juego, literalmente, y con un plus: posee buena técnica y, además de quitar el balón, sabe entregarlo. Lo criticaban por su baja estatura, pero demostró que en lo que se refiere a la talla futbolística es un gigante.

Ángel Di María (Argentina): una versión siglo XXI del volante todoterreno. Con una técnica depurada, su mejor cualidad es el cambio de ritmo. Muy rápido de tres cuartos de cancha hacia adelante, sabe llegar al área y definir, porque el gol es otra de sus virtudes. No importa que sea zurdo neto, porque con inteligencia y movilidad suple cualquier falencia.

Lucas Biglia (Argentina): un jugador de características parecidas a las de Pogba, aunque con menos fortaleza física. De técnica depurada, se mueve muy bien en su zona. Gran recuperador sin necesidad de recurrir a las faltas y con posibilidad de iniciar jugadas ofensivas porque entrega limpio el balón. Un soporte ideal para cualquier sistema defensivo.


DELANTEROS:

Lionel Messi (Argentina)
Lionel Messi (Argentina)

Lionel Messi (Argentina): del mejor jugador del mundo es poco lo que se puede agregar que ya no se haya dicho. Talento en su máxima expresión, con gran poder de gol y, como lo reveló en Brasil-2014, sacrificio para jugar en función colectiva. En este equipo sí se hace realidad aquella manida frase de ‘Messi y diez más’. Titular inamovible.

Miroslav Klose (Alemania): ¿cómo dejar por fuera a un jugador que anotó 16 goles en la Copa Mundo, que es el máximo goleador de la historia? Por su edad, quizás no esté en capacidad de ser un titular fijo, pero con la experiencia y la sagacidad que posee en un excelente recambio, y así lo demostró. Un depredador del área, de esos que no dejan que los defensores duerman tranquilos.

Andre Schuerrrle (Alemania): no parece alemán, y eso es mucho decir. Potrero puro, como cualquier suramericano. Rápido, potente, inteligente y con poder goleador. Al Mundial llegó opacado por el brillo de varios compañeros, pero se reveló como un delantero de gran categoría. Es joven y todavía puede desarrollar su potencial. Puede arrancar de atrás o jugar como referencia en el área.

Alexis Sánchez (Chile): a muchos no les gusta, pero es uno de esos delanteros de los que ningún técnico puede prescindir. Posee técnica y habilidad, con una gambeta corta que lo hace una alternativa diferente. A veces abusa del juego individual, pero ese no es un problema sin solución. Su disparo desde el borde del área es verdaderamente temible. Un travieso incorregible.

Bryan Ruiz (Costa Rica): ¿quién lo conocía antes del Mundial? Hoy lo conocemos todos y sabemos que no era mentira lo que los medios de comunicación de su decían: es un verdadero crac. Hábil, rápido, inteligente y goleador. Un todoterreno en el frente de ataque, con vocación de sacrificio y capacidad para tirarse unos metros atrás y aparecer con sorpresa.

Sonó el pito y terminó el juego: recuerde que al Mundial acudieron 736 jugadores, así que la selección es un reto bien complicado. Esta es la de Colombia Mundial-En Contravía. ¿Y la suya?

James Rodríguez (Colombia)
James Rodríguez (Colombia)

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Un comentario en “La selección ideal de Brasil-2014”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *