Colombia vs. Argentina: ¿un duelo para reinventarse?

La duodécima fecha de la eliminatoria a Rusia-2018 nos ofrece un partido en el que dos candidatos se ponen a prueba. ¿Se acercan a Brasil y Uruguay o se condenan a sufrir en mitad de tabla?

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018Este partido, sin duda, es más importante para los hinchas, especialmente para los colombianos, que para los propios jugadores o entrenadores. En la cancha del Estadio del Bicentenario, de San Juan, Argentina y Colombia se juegan tres puntos vitales en el camino a Rusia-2018. Sin embargo, para muchos aficionados este encuentro vale tanto, a veces más, que la misma clasificación a la Copa Mundo.

La distorsión de la pasión, alimentada desde los medios de comunicación y exacerbada a través de las cloacas sociales, nos ha llevado hasta este punto, un completo absurdo. Desde hace años, cuando Colombia consiguió estrechar la brecha futbolística y se sintió capaz de rivalizar con uno de los gigantes de la región, nació una rivalidad que fruto de esa miopía para ver el fútbol se transformó en una cuestión de vida o muerte.Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018

Una completa estupidez que resurge cada vez que la Tricolor y la Albiceleste se ven las caras, bien sea en un juego amistoso, bien sea en una competencia oficial. De hecho, en esos años en los que Colombia jugó la eliminatoria y no consiguió el tiquete al Mundial, el consuelo de los hinchas era haberle arrancado un empate a Argentina; ni qué decir su fue una victoria: esa fecha se marcaba en el calendario como si fuera una fiesta nacional.

El 5-0 del 5 de septiembre de 1993 es un ejemplo perfecto. Es un día que muchos celebran, que los medios recuerdan todos los años, como si fuera la única vez que se participó en la Copa Mundo. ¿Por qué no se celebra igual, por ejemplo, el 11 o el 30 de octubre? En esas fechas también se consiguió asegurar la clasificación a un Mundial, solo que se les resta importancia porque el rival no era Argentina.

El 11 de octubre de 2013, en el estadio Metropolitano de Barranquilla, Colombia igualó 3-3 con Chile y obtuvo el tiquete a Brasil-2014, para acabar con una sequía de 16 años. Un partido de ribetes heroicos, porque el elenco austral se puso 3-0 arriba en el primer tiempo, con doblete de Alexis Sánchez y penalti de Arturo Vidal. En el complemento, sin embargo, Teo Gutiérrez y Radamel Falcao García (dos penaltis), lograron la igualdad.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
El equipo de José Pekerman se prueba contra Argentina, un rival contra el que pocas veces celebró en las eliminatorias mundialistas (FIFA.com).

El 30 de octubre de 1989, en el estadio Nacional de Ramat Gan, en cercanías de Tel Aviv, la Selección Colombia de Francisco Maturana, comandada por El Pibe Valderrama y su corte, igualó sin goles con Israel y selló el final de un ayuno de 24 años: clasificó a Italia-1990, apenas su segunda participación mundialista. Ambos días hubo fiesta, pero a diferencia del 5 de septiembre casi nunca se recuerda la efeméride.

Durante décadas, vencer a Argentina fue una asignatura pendiente para el fútbol colombiano, tanto a nivel de clubes como de selecciones. Y durante ese largo período, además, hubo que tragarse, sin anestesia, goleadas penosas, negros lunares que marcaron la historia del enfrentamiento. Los peores antecedentes se enmarcan en la Copa América, pues en las eliminatorias la historia es relativamente reciente.

En el campeonato continental, antes de conseguir un triunfo Colombia encajó cuatro derrotas: el 1-9 en 1945, el 0-6 en 1947, el 2-8 en 1957 y el 2-4 en 1963. Hasta que llegó el 11 de julio de 1987, en el mismísimo estadio Monumental de Buenos Aires, y se refundó el fútbol colombiano: el joven equipo de Pacho Maturana venció 2-1 al local, flamante campeón mundial comandado por nadie menos que Diego Armando Maradona.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
En Argentina dicen que el técnico Edgardo Bauza se juega el puesto contra Colombia. Bajo su mando, el equipo continuó en caída libre (FIFA.com).

Por eliminatorias, la primera celebración colombiana se dio el 15 de agosto de 1993, en Barranquilla. Tantos de Adolfo ‘Tren’ Valencia y el Bombardero Iván René Valenciano, ídolo de la casa, significaron un triunfo 2-1 (descontó Ramón Medina Bello). Después apareció ese esperpento que fue el partido de Copa América-1999, en Luque (Paraguay), en el que Martín Palermo erró tres tiros penaltis y Colombia triunfó 3-0.

Son tardes inolvidables, esos episodios que el hincha común jamás olvida. De hecho, es corriente encontrarse con fanáticos capaces de recitar las alineaciones de esos partidos o de reconstruir con la fidelidad de un video lo que ocurrió en esos encuentros. Es que para algunos ganarle a Argentina es el día más feliz de su vida, al menos en lo que al contexto futbolístico se refiere.

Por eso, en suma, jugar contra el equipo hoy dirigido por Edgardo ‘Patón’ Bauza no es un partido más para el hincha colombiano. Menos, cuando la memoria tiene frescas las imágenes del duelo librado el 17 de noviembre de 2015, hace 363 días, que significó una victoria 1-0 para la Albiceleste en Barranquilla, con anotación de Lucas Biglia. Fue, de hecho, la primera celebración argentina en la ruta a Rusia-2018.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
Lionel Messi quiere recuperar la sonrisa y que Argentina encuentre la paz a través de una victoria. La presión en contra es máxima (FIFA.com).

Argentina llegaba tras caer en Buenos Aires con Ecuador (la primera vez en la historia) y ceder empates con Paraguay (0-0, visitante) y Brasil (1-1, local). Golpeada, vilipendiada, humillada por sus hinchas y por la despiadada prensa deportiva de su país, la Albiceleste dirigida entonces por Gerardo ‘Tata’ Martino logró reinventarse en la olla de la Costa Atlántica. De paso, puso en dedo en la llaga del hincha colombiano, al que le dolió en el alma.

Hoy, irónicamente, la historia se repite, casi calcada. Tras caer en la final de la Copa América Centenario, una frustración que puso en la picota pública al ídolo Lio Messi, que amenazó con no volver a vestir la casaca albiceleste, Argentina entró en caída libre. Aunque venció 1-0 a Uruguay, después solo pudo empatar a domicilio con Venezuela y Perú (ambos por 2-2), antes de caer en casa con Paraguay (0-1) y luego con Brasil (0-3).

Esa derrota en Belo Horizonte, precisamente, tiene a los hinchas argentinos con los nervios de punta. No solo porque su selección está en el sexto lugar, por fuera de clasificación directa o indirecta, sino porque cada vez juega más mal y, lo peor, no da síntomas de recuperación. Ni siquiera la llegada Bauza al banquillo técnico sirvió para revertir la tendencia. Y, claro, una caída con Colombia sería el acabose.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
Hace un año, en Barranquilla, un gol de Lucas Biglia le bastó a la Albiceleste para quedarse con el triunfo. ¿Se repetirá la historia? (FIFA.com).

La siempre desenfocada prensa deportiva colombiana, que analiza con hígado de hincha y no con cerebro de periodista, nos quiere vender una historia equivocada (otra vez): que la necesidad es de Argentina y que, en consecuencia, hay que jugar con su afán. El argumento es que Colombia ocupa la tercera casilla en zona de clasificación directa, mientras que su rival de turno, por ahora, verá el Mundial en casa y por tv.

Al mirar la tabla de posiciones, se constata que Colombia es tercera, con 18 puntos, contra los 16 de Argentina. Eso significa que una victoria del local le permitiría remontar y mandar a su rival a una incómoda posición. Entonces, claramente, sin entrar en ese juego numérico que tanto atormenta al hincha y que ocupa a los participantes de esos programas en los que la especulación es ley, se ve que Colombia también tiene necesidad.

Y si bien es cierto que Argentina está jugando el peor fútbol de los últimos 50 años, también lo es que las más recientes presentaciones de Colombia han sido decepcionantes (o, como mínimo, preocupantes). Tras la Copa América Centenario, venció 2-0 a Venezuela y cayó 1-2 con Brasil, resultados lógicos; luego, se aprovechó de Paraguay y le ganó (1-0) antes de ceder sendos empates en casa con Uruguay (2-2) y Chile (0-0).

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
Para aspirar a un resultado positivo en San Juan, Colombia necesita que James Rodríguez vuelva a ser el de sus tardes más felices. Viene apagado (FIFA.com).

Y esos dos últimos resultados precisamente, son los que prenden las alarmas. No solo porque se dejaron de ganar 4 puntos en casa, con los que muchos contaban sino porque el nivel de juego fue paupérrimo. Gruesos errores defensivos contra la Celeste, prácticamente nula capacidad ofensiva contra la Roja. Se sumó y hasta se ascendió en la tabla, pero la presente versión no es una Colombia que enamore al hincha, que convenza.

Por eso, el partido contra Argentina tiene visos de bisagra, como dicen en el sur de continente. Para los dos, por supuesto. Es de esos duelos que hay que ganar sí o sí, y después se miran las formas. Si bien la continuidad de José Pekerman no está en discusión, terminar el año con una derrota, y precisamente contra Argentina, provocaría que los recalcitrantes hinchas tuvieran pesadillas en Nochebuena.

Argentina no puede darse el lujo de perder más puntos en casa, pues ya dejó escapar ¡8 de los 15 que disputó! Con la mitad de esos puntos en el bolsillo, la Albiceleste hoy gozaría de buena salud y ocuparía la tercera plaza, con 20 unidades. Pero, claro, sabemos que la realidad es distinta y es una realidad apremiante. El hincha cada vez está más intolerante, al punto que ya los dardos de sus críticas no apuntan a Lio Messi, el blanco perfecto.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
¿Podrán volver a sonreír los hinchas de Colombia y Argentina en esta eliminatoria? Últimamente, no tuvieron demasiados motivos (FIFA.com).

Es muy difícil predecir si estos tres puntos serán decisivos para colombianos y argentinos en su aspiración de clasificar a Rusia-2018, teniendo en cuenta que entre marzo y noviembre de 2017 estarán en juego 18 unidades. Lo que sí es cierto es que el resultado marcará el ambiente en que cada elenco pasará las fiestas de fin de año y encarará la reanudación de la eliminatoria: ¿navegando en aguas turbulentas o gozando del mar tranquilo?

En Argentina hablan de que solo un triunfo evitará que Bauza pierda el puesto, mientras que para Pekerman una caída sería convertirse de nuevo en el platillo favorito de los depredadores de los medios de distorsión. El fútbol es solo un juego, nada realmente trascendental está en juego y mucho menos es una ruleta rusa, un juego de vida o muerte. Pero, para muchos aficionados, vale más que el tiquete a la Copa Mundo.

No es fácil hallar un recuerdo de un encuentro cargado de tanto morbo y disputado en un ambiente tan enrarecido; ni siquiera aquel del 5 de septiembre de 1993. Lo cierto es que las insospechadas circunstancias de esta atípica eliminatoria a Rusia-2018, que de alguna manera está patas arriba, nos ofrece este duelo que hasta cierto punto permitirá saber de qué está hecho cada uno. Es la hora de saber si Colombia y Argentina pueden acercarse al nivel de Brasil y Uruguay o quedan condenados a sufrir con Ecuador, Chile, Paraguay y Perú.

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *