Colombia gana y abona el camino a Rusia-2018

El equipo, que venía golpeado y cuestionado, mostró carácter y amor propio y se encaramó al segundo lugar de la tabla. Tendrá cinco meses para trabajar de cara a las cuatro últimas fechas.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018Las pistolas se silenciaron, las lenguas viperinas fueron enfundadas y las gargantas volvieron a gritar de emoción… Con el lenguaje universal del gol, ese que hasta el más necio entiende aquí y en la Conchinchina, la Selección Colombia dio un paso vital en su aspiración de asistir al Mundial de Rusia-2018. La victoria 2-0 sobre Ecuador en Quito marcará un antes y un después en la presente eliminatoria, será recordado como el partido bisagra.

Las dudas ofrecidas en la victoria de la semana pasada sobre Bolivia (1-0 en Barranquilla) destaparon la olla en la que se cocinan los más bajos instintos del colombiano: sus ansias de devorarse al prójimo para intentar saciar sus frustraciones, sus dolencias, sus propias carencias, que no son estrictamente futbolísticas, valga decirlo. El triunfo en el estadio Olímpico Atahualpa, sin embargo, blindó la ilusión, que en todo caso sigue amenazada por los francotiradores de siempre.


Lea también: Colombia, por un resultado que blinde la ilusión


No fue el mejor partido del elenco de José Pekerman en el camino a Rusia-2018, es claro. A diferencia de otros encuentros, sin embargo, lo que se hizo se hizo bien; lo que se probó, funcionó. No solo hubo picos altos que se habían extrañado en actuaciones recientes, sino que además se consiguió neutralizar el poder del dueño de casa, al que no se vencía a domicilio en los últimos 20 años. No es poco botín para 90 minutos, y menos si se tienen en cuenta otros resultados.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
James Rodríguez marcó uno de los puntos altos de Colombia en Quito: anotó un gol y sirvió otro. Habló en la cancha, como corresponde (FIFA.com).

Veamos algunos puntos para destacar: se mejoró el gol diferencia (ahora es +3), que era uno de los déficits y que preocupaba de cara a una definición que se antoja cerrada. Se llegó a 24 puntos, por lo que se puede calcular que con 5 o 6 más en lo que resta (12 por disputar) el cupo a Rusia-2018 está asegurado. Se marca una diferencia de 4 puntos sobre el quinto puesto (Ecuador), un colchoncito que da tranquilidad de cara a lo que viene, que es un trecho de alto riesgo.

En el juego, se mantuvo la solidez defensiva del partido anterior, con el agravante que esta vez el rival sí intentó provocar daño, sí atacó. Lo mejor, sin embargo, es que se recuperó ese ADN que marcó el estilo de la Selección bajo la égida de Pekerman: la posesión del balón. En los últimos juegos, Colombia se había dedicado a rechazar, a regalarle el balón a su contendor, por eso sufrió tanto, por eso siempre vivió entre zozobras. Esta vez, por fortuna, no fue así.

Porque sin llegar al despropósito de hablar de bailes y o de contundentes triunfos, Colombia fue superior a Ecuador y así lo reflejó tanto en el trámite del juego como en el marcador. Fue un partido tranquilo para Pekerman y sus dirigidos, que echaron mano de la jerarquía, del juego colectivo (esta vez, se trabajó en función del grupo, no de las individualidades) y se recuperó la alegría. Y ese no es un detalle menor en un equipo como el nuestro.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
Juan Guillermo Cuadrado fue otro de los jugadores destacados en la victoria sobre Ecuador. Volvió a ser el socio ideal de James (FIFA.com).

¿Por qué? Porque se sabe que el nivel de juego depende, en gran medida, del estado de ánimo de los jugadores. Por eso, el ambiente enrarecido de la víspera, el inclemente ataque de los francotiradores de las cloacas sociales y de los medios de distorsión y las notorias dudas futbolísticas afectaban el rendimiento del equipo. Un lastre para un grupo joven, con poca experiencia, con poco tiempo de trabajo y, sobre todo, en el que los verdaderos líderes brillan por su ausencia.

Esa era la respuesta que los hinchas de verdad esperaban del constatar en Quito: que mostrara de qué está hecho el grupo, que pusiera de manifiesto el carácter, que se olvidara de los enemigos de oficio y se concentrara en lo único importante: en conquistar los 3 puntos. Y la tarea, sin lujos ni excesos, se cumplió a la perfección. No solo en este duelo, sino en el conjunto de la doble jornada, que fue muy provechosa para Colombia.

Además de Brasil, que completó ocho triunfos consecutivos al mando de Tite y aseguró su cupo en Rusia-2018 por adelantado, el único equipo que celebró doble fue Colombia. Se acomodó en la tabla de posiciones gracias a sus dos victorias y también a que los otros resultados jugaron a su favor. Lo mejor: abonó un terreno tranquilo de cara a la próxima doble jornada, que se jugará a finales de agosto y comienzos de septiembre, en la que se medirá a Venezuela, por fuera, y a Brasil, en casa.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
Ecuador no inquietó en defensa a Colombia, que mantuvo el balón lejos de su área y, a diferencia de partidos recientes, no sufrió (FIFA.com).

Bolivia y Ecuador eran rivales vitales en el camino a la próxima Copa Mundo, y no solo por la eventualidad de sumar los 6 puntos. Sobre todo, para retomar la confianza, para que el grupo se reencontrara, para que Pekerman (recientemente cuestionado por algunos errores evidentes) reforzara conceptos y continuara en la difícil labor de armar el rompecabezas que permita ofrecer un funcionamiento estable, parejo, fiable. Porque, más allá de la posición en la tabla, en lo que viene no hay margen de error.

El hincha común, que vive los partidos con intensidad, que los observa más con los ojos del corazón que con la razón, que se niega a admitir las limitaciones de este grupo (en comparación, por ejemplo, con el de la anterior eliminatoria), que se acostumbró a ganar y a celebrar con frecuencia y se resiste a que vuelvan esos dolorosos viejos tiempos de los años 90 y 2000, está de plácemes. Durante cinco meses, podrá observar la clasificación con tranquilidad, mientras otros sufren y se preocupan.

Camino de Brasil-2014 y durante esa última Copa Mundo, lo mejor de Colombia fue haber conformado un sólido equipo con el país en general. Los francotiradores tuvieron que desmontar sus armas y sin el menor rubor se subieron al bus de la victoria, a disfrutar, a reclamar honores (El consabido ¡Yo ya lo había dicho!). En la irregularidad del juego y de los resultados, en la inestabilidad anímica del grupo, en la inadecuada respuesta de los nuevos y en la falta de liderazgo, sin embargo, hallaron un caldo de cultivo.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
Colombia abonó un terreno favorable para los cuatro últimos juegos de la eliminatoria a Rusia-2018: se medirá a Venezuela, Brasil, Paraguay y Perú (FIFA.com).

Las victorias contra Bolivia y Ecuador, independientemente del nivel futbolístico, y por encima de los puntos conquistados, tienen un enorme valor para Colombia. Cuando los enterradores de la opinión se aprestaban a echarle tierra a la ilusión antes de salir a cantar victoria, los éxitos los obligaron a regresar rápidamente a sus madrigueras. Allá estarán atrincherados a la espera del próximo tropiezo, pero ya no tendrán un escenario que les facilite la tarea.

Enhorabuena por el país deportivo, por todos aquellos que viven y sienten la pasión tricolor, que se ilusionan con una gesta épica en la Copa Mundo. Enhorabuena por los jugadores, que salieron del bache mental que los tenía bloqueados y se dieron una alegría, nos dieron una alegría. Enhorabuena por el técnico Pekerman y su grupo de trabajo, al que solo dejarán descansar el día que tome sus maletas y salga de Colombia para no regresar nunca más.

A los jugadores se los quería llevar al paredón de fusilamiento por su reticencia a complacer las exigencias de los medios de distorsión, que cada vez están más solos en esta batalla, que cada vez confirman más la premisa que no representan a nadie (a excepción de sus intereses mezquinos), y ellos les dieron gusto. Hablaron, vaya si hablaron, pero lo hicieron con un lenguaje que solo ellos dominan: el del talento, el del amor por el país, el de la alegría, los goles y los triunfos.

Colombia Mundial En Contravía rumbo a Rusia-2018
Ecuador, líder tras las cuatro primeras fechas de la eliminatoria, a cuatro del final ve peligrar su cupo en Rusia-2018 (FIFA.com).

Entonces, las pistolas se silenciaron, las lenguas viperinas fueron enfundadas y las gargantas volvieron a gritar de emoción… Aún falta camino, las cuatro últimas fechas serán cruciales, pero hoy más que nunca antes la ilusión de jugar en Rusia-2018 tiene sustento. Se vienen Venezuela y Brasil, luego Paraguay y Perú, pero habrá tiempo para disfrutar, para reír, para relajarse y, sobre todo, para recargar baterías de cara a los últimos combates.

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *