CA-100: hay fútbol y hay vida sin James

Como ocurrió rumbo a Brasil-2014, cuando perdió a Falcao por lesión, Colombia tiene la oportunidad de mostrar variantes de calidad. Lo hará frente a Paraguay, el más duro rival en el grupo A.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En ContravíaSin su capitán James Rodríguez, y frente a Paraguay, el más duro escollo en la fase de grupos, Colombia intentará convertirse en el primer clasificado a los cuartos de final de la Copa América Centenario. La cita será a las 9:30 p.m. en el estadio Rose Bowl, de Los Ángeles, el escenario de su más triste pesadilla en la Copa Mundo: allí, tras caer 1-2 con Estados Unidos, quedó eliminado del Mundial-1994 y dio al traste con la ilusión de los hinchas. Ahora, el objetivo es confirmar el buen comienzo en el torneo y, ojalá, certificar el avance, al tiempo de demostrar que puede jugar bien sin James, así como algún día lo hizo sin otro de sus referentes: Radamel Falcao García.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
El peso específico de James Rodríguez en la Selección Colombia es tal, que hasta encabeza el baile en las celebraciones. Su presencia está en duda.

Las dudas y temores que se habían instalado en los corazones de los aficionados producto de los mensajes fatalistas y apocalípticos provenientes de los medios de comunicación y distorsión y de las cloacas sociales, quedaron disipados con el triunfo 2-0 sobre el dueño de casa. Victoria inobjetable, porque desde que rodó el balón en Santa Clara el equipo de José Néstor Pékerman fue superior al del alemán Juergen Klinsmann, y así lo refrendó en el campo con juego y goles. Sin embargo, aquella noche la alegría no pudo ser completa porque en una jugada fortuita, de esas que no se pueden explicar y que son difíciles de entender, James se lesionó el hombro izquierdo y revivió una vieja dolencia que en el seno del Real Madrid lo mantuvo al margen de la actividad por un corto período.


CA-100: toda la fiesta fue colombiana


Al observar los gestos de dolor del ídolo, sonaron las alarmas en el seno de la Selección Colombia y los temores se regaron como pólvora a lo largo y ancho de la geografía futbolística nacional. Está claro que James Rodríguez es el jugador que marca las diferencias en este equipo, más allá de que hay otros que son importantes. Por su capacidad de liderazgo, por su talento superlativo, por su poder goleador y por el miedo que infunde en sus rivales, el joven cucuteño es pieza vital del engranaje. Empero, en clara demostración de que no hay grandes alegrías sin antes haber aportado altas cuotas de sacrificio y sufrimiento (como ocurrió en el Mundial-2014), la Tricolor no podrá contar con su mejor futbolista.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
Mantener el arco en cero será una de las prioridades de Colombia frente a Paraguay. A partir de eso, entonces sí, a buscar la victoria (FIFA.com).

Una situación similar se vivió aquel aciago 22 de enero de 2014, el día en que en un juego sin trascendencia con el AS Mónaco contra el desconocido Chasselay, válido por la Copa de Francia, Falcao García sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. Esa lesión lo dejó por fuera de la Copa Mundo, su gran sueño, y puso en riesgo la continuidad de su brillante carrera profesional. Cuando rodó el balón en Brasil-2014, sin embargo, la realidad fue opuesta a la que nos habían anunciado: Colombia mostró un gran equipo, compacto, con variantes y, especialmente, con un James Rodríguez en plan superlativo, empoderado como líder y protagonista de primer orden. Todos sabemos que esa historia tuvo doble final feliz: el as del Real Madrid fue el máximo goleador del torneo y la Selección ocupó un inédito quinto puesto, tras caer con polémica incluida frente a Brasil en los cuartos de final.

Quizás para comprobar si se aprendió la lección, hoy la vida y el fútbol le ponen una nueva prueba a la Selección Colombia. Justo en momentos en los que el técnico Pékerman apura una renovación de la nómina, y los hinchas procuran acostumbrarse a esta nueva versión que dejó en el pasado a ídolos que continúan enquistados en el corazón, se presenta esta oportunidad. Porque, más que un problema, es eso: una oportunidad. Para los jugadores que se encuentran haciendo fila a la espera de una chance, para el técnico a ver si una vez más puede rearmar el esquema y hacerlo competitivo, para los aficionados cuyo aliento es vital para que el grupo esté rodeado de la confianza y el cariño que le permita ofrecer su mejor producción.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
Por una victoria que le permita convertirse en el primer clasificado a los cuartos de final saldrá Colombia frente a Paraguay en Los Ángeles (FIFA.com).

Se verá las caras contra el duro Paraguay, con el que lucha palmo a palmo en las eliminatorias al Mundial de Rusia-2018: los guaraníes, cabe recordarlo, ocupan el séptimo puesto, con 9 puntos, a uno de Colombia, que por el momento está para la repesca contra el mejor representante de Oceanía. Todavía no se enfrentaron en esa competencia, por lo que la cita de Los Ángeles será la primera vez que los técnicos Pékerman y Ramón Ángel ‘Pelado’ Díaz se midan en un partido oficial. Un choque entre técnicos argentinos de generaciones distintas y también precursores de estilos diferentes. Y, por supuesto, la clave del partido la tendrá aquel elenco que sea capaz de imponer las condiciones, de neutralizar las fortalezas de su rival y potenciar las fortalezas propias. Lo claro es que la urgencia es de Paraguay, que igualó con Costa Rica en el debut.

La última vez que Colombia y Paraguay se enfrentaron en la Copa América fue el 28 de junio de 2007, en el estadio José Encarnación ‘Pachencho’ Romero, de Maracaibo (Venezuela). Los guaraníes empezaban proceso al mando del argentino Gerardo ‘Tata’ Martino, actual seleccionador de su país, mientras que Colombia se había encomendado a Jorge Luis Pinto después de fracasar en su intento por llegar al Mundial de Alemania-2006. Aquella vez, fue victoria contundente de Paraguay por un insólito 5-0. Roque Santa Cruz (3) y Salvador Cabañas (2) marcaron los tantos de la Albirroja, que con ese triunfo cimentó su paso a la segunda fase, mientras que Pinto y sus muchachos regresaron a casa con el rabo entre las piernas. Además, Justo Villar, que todavía es el dueño del arco albirrojo, le tapó un penalti a Álvaro Domínguez.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
Será la primera vez que los técnicos argentinos José Néstor Pékerman y Ramón ‘Pelado’ Díaz se vean las caras en un partido oficial (Canchallena.com).

Pero esta es otra historia: ninguno de los 22 jugadores que Pinto escogió para esa Copa América están en la nómina de Pékerman, mientras que del proceso que se inició con Martino, además de Villar, solo permanece Paulo da Silva. Es otra historia, así mismo, porque Colombia salió de las nebulosas en las que se hallaba a mediados de la década pasada y se instaló en el olimpo de los mejores del planeta fútbol, como quinto de la Copa Mundo y uno del Top-10 de la clasificación de la FIFA. Paraguay, en cambio, después de un exitoso ciclo con Martino, que significó una excelente participación en Suráfrica-2010, tuvo que ver el Mundial-2014 por televisión, porque no clasificó. Y ahora, con el Pelado Díaz, intenta rearmar la figura futbolística, recuperar los valores que le permitieron brindarles grandes alegrías a sus hinchas y mostrar un fútbol con destellos de calidad que no son característicos de su historia y tradición.

La decisión de la presencia de James Rodríguez solo se tomará horas antes de que suene el pito del árbitro brasileño Heber Lopes en Los Ángeles, pero está prácticamente descartado. De hecho, en su más reciente contacto con los periodistas, el técnico Pékerman dijo algo que ya se sabía: él no es de arriesgar a los jugadores que sufren dolencias físicas. Habrá que prepararse, entonces, para ver una Colombia sin Falcao (que no está en la nómina) y también sin James. Una situación extraña para un equipo cuyas horas más felices se sustentaron, precisamente, en los goles del samario y las genialidades del cucuteño. Pero, como se dijo antes, más que nada es una oportunidad para reinventarse y para que jugadores de calidad que están tapados por los más reconocidos demuestren de qué madera están hechos. Clasificar a los cuartos de final de una vez por todas es el premio…

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
Paraguay no tuvo el comienzo esperado en la Copa América Centenario: empató sin goles con Costa Rica. Se le notó escaso poder ofensivo.

 

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *