CA-100: Colombia y Chile, a un escalón del partido soñado

En el Soldier Field de Chicago se definirá el rival de Argentina en la final de la Copa América Centenario. ¿Quién ganará? Aquel que sea fiel a su identidad, al ADN futbolístico de los éxitos recientes.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En ContravíaUna final antes de la final: eso es para Colombia y Chile el partido que disputarán este miércoles en el Soldier Field de Chicago (Illinois), en procura de un lugar para disputarle a Argentina el título de esta Copa América Centenario. La última vez que Colombia acudió a esa instancia fue en 2001, cuando como local venció a México y obtuvo el único cetro de su palmarés. Chile, en cambio, gozó hace menos de 12 meses también como anfitrión, cuando alzó el trofeo a costa de la Albceleste, que la víspera dio buena cuenta de Estados Unidos, el dueño de casa, al derrotarlo por un claro 4-0.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
James Rodríguez, el talentoso colombiano, puede tener la clave del partido de semifinales contra Chile. Está hambriento de gloria (FIFA.com).

A pesar de los altibajos sufridos a lo largo de las dos semanas anteriores, de las ausencias por suspensión o lesión, chilenos y colombianos llegan en buena forma al penúltimo escalón del camino. El que logre superar este obstáculo habrá cumplido el segundo objetivo previsto (el primero fue, claro, pasar de la fase de grupos): llegar a la final. Un escalón que, valga resaltarlo, como para que a nadie se le olvide, representa un borrón y cuenta nueva. Eso significa que nada de lo realizado en los anteriores cuatro encuentros decidirá el resultado, pues, como se sabe, en el fútbol el pasado no tiene validez y lo único que cuenta es el presente. Y el presente será a partir de las 7 p.m., cuando el árbitro salvadoreño Joel Aguilar dé la orden de poner a rodar el balón.


CA-100: Colombia acabó con la maldición de los cuartos


Colombia arrancó con pie derecho: fue el primer equipo que garantizó la clasificación a los cuartos de final, tras derrotar a Estados Unidos (2-0) y Paraguay (2-1). Sembró las dudas en su afición luego del paso en falso que significó jugar con línea de suplentes frente a Costa Rica, que a pesar de que ya tenía tiquetes de regreso a casa venció 3-2 y trastocó los planes. Luego, el conjunto de José Pékerman tuvo que batallar contra un duro Perú que solo torció el brazo en la tanda con disparos desde el punto penalti, luego de un 0-0 en los 90 minutos (4-2). Contra Chile, sin embargo, la Tricolor espera recuperar su mejor nivel para brindarle a esta brillante generación del siglo XXI la posibilidad de alcanzar lo que a otras de la centuria pasada se les negó: adueñarse del título continental.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
El técnico Juan Antonio Pizzi sabe que la goleada a México quedará como anécdota si no consigue un cupo en la final de la Copa América Centenario (Conmebol.com).

Chile, en cambio, viene de menos a más: su debut fue derrota con Argentina (1-2), que la superó nítidamente. Luego se repuso con victoria sobre Bolivia (2-1) y selló el pase a los cuartos de final derrotando a la novel Panamá (4-2). En esos tres encuentros, el campeón de América mostró que poco a poco recuperaba la memoria futbolística y retomaba el formidable nivel, especialmente el poderío ofensivo, que el año pasado le permitió acabar con un ayuno de 99 años. En la segunda ronda, sin embargo, nos ofreció la mejor producción individual y colectiva de lo que va corrido de la Copa América Centenario: aplastó 7-0 a México, el candidato de muchos, el preferido de la amplia colonia azteca en suelo estadounidense. Llega, entonces, envalentonado, motivado, sin las dudas que hicieron pensar que el ciclo de la llamada generación dorada había llegado a su fin.


CA-100: Yanquis, ‘go home’; Argentina, finalista


Lo más bonito es que no hay motivos para pensar que el partido que se jugará en Chicago será un caldo de lo ocurrido contra México en Houston (Texas). Será muy difícil, extremadamente difícil, que Chile repita en tan poco tiempo un rendimiento superlativo, especialmente en el aspecto ofensivo. Será difícil, extremadamente difícil, que Colombia juegue tan mal como lo hizo México aquella noche. Será muy difícil, extremadamente difícil, que la Roja pueda revalidar ese concierto ofensivo que bien pudo haberle reportado tres o cinco goles más de los que marcó. Será difícil, extremadamente difícil, que Colombia, en una eventual desventaja, baje los brazos, se rinda tan rápido y ofrezca tan poca resistencia como lo hizo México. Será difícil, extremadamente difícil, que al técnico Juan Antonio Pizzi todas las fichas del rompecabezas le cuadren rápido, a sabiendas de que no podrá contar con Arturo Vidal, el DT en la cancha. Será difícil, extremadamente difícil, que a pesar de estar en desventaja el técnico Pékerman se pasme como lo hizo Juan Carlos Osorio, que además se equivocó en los cambios y acabó de enterrar a su equipo.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
Chile nos brindó la más fantástica exhibición de poderío ofensivo del torneo, frente a México. Contra Colombia, empero, será otra historia (FIFA.com).

Mano a mano, hombre por hombre, línea por línea, más allá de gustos particulares, es notable el equilibrio de fuerzas entre Colombia y Chile: en aquellas zonas en las que la Tricolor es débil, su rival es fuerte, y viceversa. La diferencia en este partido, sin duda, la van a marcar los pequeños detalles: una genialidad individual, una jugada colectiva que sea bien finalizada, una atrapada del arquero, un lanzamiento de pelota quieta, en fin. Si bien el público está entusiasmado con los resultados de los tres últimos encuentros del torneo, en los que se cantaron 16 goles (4-1 de Argentina-Venezuela, 7-0 de Chile-México y 4-0 de Argentina-Estados Unidos), hay que prepararse para observar, y seguramente sufrir, un partido cerrado, con escasas ocasiones de gol, con mucho roce y frecuentes interrupciones en la mitad del campo.

¿Qué equipo ganará, entonces? Aquel que consiga ser fiel a su identidad, al ADN futbolístico de los éxitos recientes. El poder de Colombia está en la capacidad técnica de sus jugadores, una característica que, cuando la emplea, le permite marcar los tiempos del juego, imponer las condiciones y, sobre todo, someter a su rival. Así como lo hizo contra Estados Unidos y Paraguay en los primeros tiempos. A veces, sin embargo, se le refunde el libreto, porque no hay que olvidar que se trata de un equipo en formación, de un edificio aún en obra negra. Chile, por su lado, es letal con rápidas transiciones, como desborde por las bandas y las apariciones de volantes y hasta defensores en plan de delanteros, de definidores. A veces, sin embargo, abusa de la velocidad, se revoluciona y pierde claridad y profundidad, además de sufrir preocupantes malestares defensivos.bbcm1236

La previa del partido de cuartos de final contra Perú nos la vendieron equivocada: que era un duelo de arqueros (David Ospina y Pedro Gallese), pero apenas fueron exigidos; que era un combate de goleadores (Carlos Bacca y José Paolo Guerrero), pero ambos se fueron en blanco; que era un choque de creativos (James Rodríguez y Cristian Cuevas), pero los dos estuvieron apagados. Por eso, no hay que dejarse desorientar: salvo que así lo decidan los caprichosos dioses del fútbol, el juego Colombia-Chile debería resultar bien distinto a los tres últimos de la Copa América Centenario. Eso, precisamente, lo hace atractivo, interesante, apasionante. Serán 90 y pico minutos de máxima presión, en procura de un puesto en la final, en la que ya espera una Argentina hambrienta. Una final antes de la final…

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *