CA-100: Colombia espera rival para cuartos de final

Venció 2-1 a un duro Paraguay y avanzó a la siguiente fase. La lección, luego de 180 minutos, es clara: no es cuestión de nombres, sino de hombres. El segundo saldrá de los locales y los guaraníes.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En ContravíaA pesar de la sensación de sufrimiento con que se terminó el partido en Los Ángeles, Colombia dio el paso: es el primer clasificado a los cuartos de final de la Copa América Centenario y ahora esperar rival. Un muy buen primer tiempo, en el que pudo haber anotado más de dos goles, le bastó al elenco de José Pékerman para encontrar la tranquilidad y cumplir el primero de los objetivos propuestos. Ahora hay que enfocarse en corregir los errores que se evidenciaron en el segundo período y que, más que poner en riesgo la ventaja, provocaron zozobra entre los hinchas.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
Rabiosa celebración de James Rodríguez, tras anotar el segundo gol de Colombia en la victoria 2-1 sobre Paraguay. La Tricolor ya está en cuartos de final (FIFA.com).

De novela fue el preámbulo del partido que se disputó este martes 7 de junio en el estadio Rose Bowl y de novela fue el final, con fiesta incluida. Novela en el preámbulo por la incertidumbre acerca de la presencia de James Rodríguez, capitán y líder de la Tricolor, que había sufrido un golpe en el hombro izquierdo durante el encuentro inaugural del torneo, el pasado viernes, contra Estados Unidos (2-0). Que sí va, que no va, que lo sustituye Marlos Moreno, que el que entra es Dayro Moreno, que se cambia el esquema… Manjar de los dioses para aquellos que tienen mucho tiempo y espacio para difundir y poco, casi nada importante y relevante, que publicar.


CA-100: hay fútbol y hay vida sin James


Al final, James jugó, no tuvo problemas durante el juego y todo aquello quedó en lo mismo se siempre: vulgar especulación, chisme de estación de Transmilenio. Y como lo había hecho contra los anfitriones, condujo al equipo con claridad a un triunfo que aporta tranquilidad para lo que viene. Al final, en todo caso, producto del cansancio, de errores individuales y de la vigorosa reacción de Paraguay en el segundo tiempo, se terminó con angustia. Algunos podrán decir que los guaraníes ‘casi empatan’, pero ya sabemos que el casi no existe en el fútbol. Y también puede decirse que varias veces Colombia ‘casi marca el tercero’, pero tampoco fue. Lo cierto es que el 2-1 fue un marcador justo para lo que se vio en el terreno de juego, y le dio a cada uno lo que se merecía.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
A la paraguaya, con golpe de cabeza entre los centrales, Carlos Bacca abrió la cuenta. Colombia cierra la primera fase contra Costa Rica (FIFA.com).

Los primeros 45 minutos resultaron desconcertantes: el elenco de Ramón ‘Pelado’ Díaz opuso muy poca resistencia, especialmente en defensa, y Colombia literalmente le pasó por encima. Tan solo 11 minutos habían transcurrido, y prácticamente ninguna emoción se había producido, cuando se dio el primer estallido de las tribunas, colmadas de hinchas colombianos: de cabeza, entre los centrales paraguayos, Carlos Bacca venció a Justo Villar. Un golpe durísimo para la Albirroja, porque se equivocó en su especialidad: el juego aéreo. Un golpe durísimo, por el doble valor: el deportivo y el sicológico. La intención ofensiva de Colombia ya encontraba premio y Paraguay, en cambio, que todavía no se asentaba en el terreno, que no le cogía la manija al partido, se veía en desventaja.

La Copa América Centenario se juega con Colombia Mundial En Contravía
Cordial y entusiasta saludo de los técnicos argentinos José Pékerman y Ramón Díaz. Por primera vez, se enfrentaron en un duelo oficial. Ganó la experiencia (FIFA.com).

A partir de ahí, fueron los mejores 20 minutos de la Selección en los últimos tiempos: volvió el fútbol alegre de las eliminatorias y el Mundial de Brasil-2014, volvieron las filigranas, volvió la fiesta a las tribunas y a cada rincón del planeta fútbol en donde había un hincha colombiano. Y Paraguay, como aquellos boxeadores que se encuentran acorralados contra una esquina del cuadrilátero, con los guantes cubriéndose el rostro para paliar el castigo, no tenía capacidad para reaccionar. Entonces, al filo de la media hora, el certero gancho al hígado que de nuevo lo mandó a la lona: en una laboriosa y brillante jugada colectiva, James Rodríguez definió con un furioso zurdazo. Ya era carnaval en el terreno de juego y en toda Colombia, y pintaba para más. Y pudo haberse cantado otro gol en ese primer período, pero hubo apresuramiento en la definición, también faltó puntería, por ahí apareció Villar en plan de salvador.

El primer cuarto de hora del complemento, sin embargo, nos pintó otro partido. El Pelado Díaz sacó a un intrascendente Édgar Benítez y lo sustituyó por un Jorge Benítez que contribuyó eficazmente a que la Albirroja mejorara su producción. Y cambió el juego, porque Paraguay se animó, porque adelantó las líneas, porque se atrevió a pisar los predios de David Ospina y, sobre todo, porque Colombia bajó la guardia. Así como solía hacerlo el recientemente fallecido Muhammad Alí para humillar a sus contrincantes, el equipo de Pékerman se dispuso a volantear como mariposa por el cuadrilátero. Además, la salida de Sebastián Pérez y el ingreso de Guillermo Celis no fue bueno, porque se perdió presencia en el medio, porque se cedió la posesión de la pelota, porque el filtro defensivo se debilitó.

La Copa América Centenario de vive en Colombia Mundial En Contravía
El arquero David Ospina solo atina a seguir el rumbo de la pelota, camino de la red: el bombazo de Víctor Ayala significó el 2-1 en Los Ángeles (FIFA.com).

Y Paraguay creció, y Paraguay comenzó a llegar con peligro, y Paraguay convirtió a David Ospina en figura y protagonista. Un hermoso remate cruzado desde fuera del área, un misil que salió de la pierna derecha de Víctor Ayala, zarandeó a Colombia con el 2-1. Los roles se invirtieron inesperadamente, porque Colombia, como lo había hecho su rival en la primera etapa, lucía desorientada, como si estuviera grogui. Paraguay, en cambio, sacó a relucir su garra y se envalentonó, al punto que estuvo al borde de la igualdad en varias ocasiones. Claro, también corriendo graves riesgos en defensa, porque dejó espacios para el contragolpe que Colombia supo aprovechar, aunque no traducirlos en un nuevo gol. Y fue linda la última media hora, de ida y vuelta, con tiros en los palos, con los arqueros en plan de héroes, con los 22 jugadores realizando un último esfuerzo.

Ganó Colombia y avanzó a los cuartos de final. Actuó James Rodríguez y no sufrió inconvenientes en el hombro. Se jugó un excelente primer tiempo que bastó para garantizar el triunfo. Se sufrió en el período complementario, durante el cual se desnudaron algunas falencias, pero se logró sortear el obstáculo. Ahora se viene Costa Rica, el próximo sábado 11 en Houston (Texas). Los ticos llegan virtualmente eliminados, pero eso no quiere decir que estén liquidados; por el contrario, es seguro que, a sabiendas de que será su despedida del torneo, quieran hacerlo con decoro y, por ende, resulten un escollo complicado. Paraguay, en cambio, irá contra Estados Unidos con la tranquilidad de saber que el empate le sirve, pero con la preocupación de sus altibajos: jugó muy mal en el primer tiempo y lo pagó caro; mejoró en el segundo y no fue suficiente.

La Copa América Centenario de vive en Colombia Mundial En Contravía
Los hinchas colombianos, como siempre, acompañaron al equipo de José Pékerman. Aquí, un bello ramillete de fanáticas que estuvieron en el estadio Rose Bowl (FIFA.com).

Ya casi nadie se acuerda de las dudas que inquietaban a los hinchas en la víspera del primer puntapié de esta histórica Copa América Centenario. Goles y triunfos son amores y hoy, como lo hizo en el pasado, la Selección Colombia enamora a sus hinchas que celebran felices este reencuentro con las alegrías. La lección, luego de 180 minutos disputados, es clara: no es cuestión de nombres, sino de hombres. Con jugadores nuevos, algunos de ellos jóvenes y con escasa experiencia internacional, el técnico José Pékerman rearma el rompecabezas y construye otro camino exitoso. Las fichas que acaban de entrar al esquema poco a poco engranan y el rendimiento colectivo sube como espuma. Hay baches, como esa primera media hora del segundo período, pero es algo lógico: el edificio está en construcción, aún en obra negra, y por ahí quedan al descubierto algunas fisuras. Pero crece Colombia, gana Colombia, goza Colombia…

Estados Unidos se reivindicó con goleada
El anfitrión de la Copa América Centenario lavó la pobre imagen que había dejado en el partido inaugural, que significó una triste derrota con Colombia: en el duelo de equipos de la Concacaf, goleó 4-0 a Costa Rica, que quedó al borde de la eliminación. Con un esquema menos timorato que el de esa primera salida, los de Juergen Klinsmann dieron buena cuenta de un rival que fue incapaz de reaccionar ante la adversidad. Con ese resultado, el elenco de las barras y las estrellas se jugará el paso a la segunda fase el próximo sábado, cuando se enfrente a Paraguay en Filadelfia. Eso sí, solo le sirve un marcador: ganar.

La Copa América Centenario de vive en Colombia Mundial En Contravía
Estados Unidos, el anfitrión de la Copa América Centenario, por fin pudo celebrar con sus hinchas: goleó 4-0 a una débil Costa Rica (FIFA.com).

Estados Unidos asumió el protagonismo del juego desde que sonó el pitazo inicial y como una tromba se fue encima de su rival, que en los últimos años se ha convertido en una piedra en su zapato. Un tempranero gol del experimentado Clint Dempsey, con un tiro penalti a los 8 minutos, abrió la lata: Costa Rica, que en el debut había empatado con Paraguay, pecó en una de las fortalezas que había mostrado recientemente, especialmente durante la Copa Mundo de Brasil-2014: la solidez defensiva. Su zaga fue un flan y el dueño de casa se paseaba en su área como Pedro por su casa. Por eso, que la ventaja se aumentara era mera cuestión de tiempo, y ocurrió a los 36 minutos, por intermedio de Jermaine Jones. Los de Óscar Ramírez nunca espabilaron y, por el contrario, tambaleantes, recibieron un tercer y certero golpe.

Fue poco antes de concluir el primer período, esta vez por intermedio de Bobby Wood. Partido liquidado y a esperar que el reloj consumiera el resto del tiempo, porque no había vuelta atrás. Para beneplácito de sus hinchas, y por supuesto de la organización del torneo que temía los efectos de una prematura eliminación del anfitrión, Estados Unidos volvió a mostrar esa faceta futbolística que le ha permitido equilibrar la balanza en la región con México. Poder ofensivo, contundencia y convicción fueron las virtudes que exhibieron los de Klinsmann en el estadio Soldier Field, de Chicago. Costa Rica, en cambio, lució desconocida: perdió su mejor argumento, la solidez defensiva, y fue nulo en ataque. El arquero estadounidense Brad Guzan fue prácticamente un espectador más, con privilegiada ubicación.

La Copa América Centenario de vive en Colombia Mundial En Contravía
El tanto que abrió la frágil lata defensiva de los ticos: tiro penalti ejecutado con acierto por el veterano Clint Dempsey. EE. UU. todavía puede clasificar a los cuartos (FIFA.com).

En el segundo tiempo, aunque sin la intensidad del primero, Estados Unidos selló el triunfo. Lo decoró con un cuarto tanto, conquistado por Graham Zusi en el epílogo, un gol que sirvió como sello de salida en el pasaporte de los ticos. El dueño de casa, que suma 3 puntos, necesita vencer a Paraguay para continuar en carrera; a los guaraníes les basta con el empate, así que no será muy difícil imaginar cómo va a desarrollarse el partido. Costa Rica, en cambio, requiere un par de milagros: primero debe golear a Colombia y luego debe esperar un empate en el otro encuentro del grupo. Por ahora, la lógica se impone en esta zona que, después de realizarse el sorteo, algunos definieron como la más pareja del certamen, pero que a la hora de la verdad se nos presentó como un fiel reflejo de la historia de las participaciones de los involucrados en la Copa América.

Publicado por

Admin

Comunicador social y periodista. Apasionado por los deportes. Escritor de libros. Docente. Emprendedor y soñador, terco y persistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *